U.S. flag An official website of the United States government
  1. Home
  2. For Consumers
  3. Consumer Information by Audience
  4. Minority Health and Health Equity
  5. Asma: Hoja Informativa
  1. Consumer Information by Audience

Asma: Hoja Informativa

Asma: Hoja Informativa

asthma devices

English Descarga y comparte

El asma es una enfermedad inflamatoria crónica que afecta las vías respiratorias. La meta principal de las personas con asma es el control. Los pacientes deben trabajar con un proveedor de salud para crear un plan de acción para el asma. Este plan le mostrará qué medicamentos debe tomar, y cómo y cuándo tomarlos. Controlar el asma correctamente puede reducir la cantidad de ataques de asma y su gravedad. Cuando el asma no es tratada, puede causar daños pulmonares a largo plazo, visitas frecuentes a la sala de emergencias y hospitalizaciones.

¿Qué es el asma?

El asma es una enfermedad crónica que causa que las vías respiratorias se inflamen y estrechen dificultando la respiración. Entre los síntomas de un ataque de asma se encuentran la tos, la sibilancia, y la opresión en el pecho. En los EE.UU., más de 22 millones de personas tienen asma y casi 6 millones de ellas son niños. Los Afroamericanos y los Hispanos tienen un mayor riesgo de sufrir de asma que las personas de otras razas o grupos étnicos. Sin embargo, las probabilidades de muerte por causas relacionadas al asma son más altas entre los niños de la misma raza.

Desencadenantes frecuentes del asma

Los síntomas del asma pueden variar según la persona. La gravedad de los síntomas puede cambiar con el tiempo. Entre los desencadenantes que pueden empeorar estos síntomas están los siguientes:

  • Polen
  • Humo del tobacco
  • Polvo
  • Moho
  • Caspa de mascotas (piel o pelo de animal)
  • Contaminación ambiental
  • Perfumes o colonias
  • Enfermedades respiratorias como el resfrío o la gripe

Cuando el asma no es controlada puede causarle:

  • Dificultad para respirar
  • Daños a largo plazo en los pulmones y las vías respiratorias
  • Mayor uso de medicamentos de alivio rápido
  • Más estadías en el hospital y visitas a la sala de emergencias
  • Menor productividad y más ausencias al trabajo o la escuela

Opciones de tratamiento para el asma

Hay dos tipos principales de medicamentos aprobados por la Administración de Alimentos y Medicamentos de los EE.UU. (FDA, por sus siglas en inglés) que se usan para tratar el asma: los de alivio rápido y los de control a largo plazo. Hable con su proveedor de salud sobre qué medicamentos son adecuados para usted.

  • Medicamentos de alivio rápido - Estos medicamentos tienen un efecto rápido para tratar síntomas repentinos al comienzo de un ataque de asma o cuando esta se agudiza. El medicamento es inhalado para ayudar a relajar los músculos de las vías respiratorias (bronquios) y proporcionar un alivio rápido de los síntomas durante un ataque de asma.
  • Medicamentos para el control a largo plazo - Estos medicamentos se usan en forma regular para reducir la inflamación y la opresión de las vías respiratorias que causan los síntomas del asma. Se pueden tomar por vía oral, por vía intravenosa, o se pueden inhaler.

El asma y los estudios clínicos

Hable con su proveedor de salud si cree que participar en un estudio clínico puede ser bueno para usted. También puede buscar estudios clínicos en su área en www.ClinicalTrials.gov.

Para obtener más información sobre la participación en estudios clínicos, puede visitar www.hhs.gov/about-research-participation.

Para obtener más información sobre la salud de las minorías, visite www.fda.gov/minorityhealth.