U.S. flag An official website of the United States government
  1. Home
  2. For Consumers
  3. Consumer Updates
  4. Artículos en español
  5. Evite lesiones con el uso de soluciones con peróxido de hidrógeno para lentes de contacto siguiendo todas las instrucciones
  1. Artículos en español

Evite lesiones con el uso de soluciones con peróxido de hidrógeno para lentes de contacto siguiendo todas las instrucciones

English

 

hydrogen peroxide contact lens solution (350x222)

Una punta y una etiqueta de advertencia de color rojo son un recordatorio de que las soluciones para lentes de contacto con peróxido de hidrógeno requieren un manejo especial (botella de muestra; los productos reales pueden tener un diseño diferente, dependiendo de la marca). Flickr.

Si usted usa lentes de contacto o pupilentes, la forma en que los limpia puede afectar su vista y su salud.

Seguir las instrucciones y tomar nota de las advertencias del producto es especialmente importante si usa una solución con peróxido de hidrógeno, también conocido como agua oxigenada.

Antecedentes

La Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) regula los lentes de contacto y ciertos productos para su cuidado, como dispositivos médicos. Para los lentes de contacto se necesita una receta médica, y todo producto de venta al consumidor —incluyendo los relacionados con los pupilentes— debe determinarse como seguro y eficaz (incluso si su vista es perfecta y sus lentes de contacto son sólo “cosméticos” o “de color”, la legislación federal exige contar con una prescripción médica para ellos).

Antes de elegir una solución para lentes de contacto, pregunte a su oculista cuál es el mejor método de limpieza y desinfección para usted. Por ejemplo, las soluciones para lentes de contacto multiusos limpian, desinfectan y acondicionan los pupilentes. Otros productos para limpiar lentes de contacto contienen peróxido de hidrógeno, el cual requiere cuidados especiales para un uso seguro.

Las soluciones para lentes de contacto se venden sin necesidad de receta, lo cual significa que uno no necesita una prescripción médica para adquirirlos. “Pero no todos los productos de venta sin receta son iguales”, aclara el Dr. Bernard P. Lepri, O.D., M.S., M.Ed., optometrista de la Subivisión de Lentes de Contacto y Dispositivos Retinianos de la FDA.

Un cuidado incorrecto de los lentes de contacto puede aumentar el riesgo de sufrir lesiones e infecciones en los ojos, y, en raras ocasiones, causar ceguera, añade el Dr. Lepri.

Al igual que las de tipo multiusos, cuando se usa en ciertas soluciones para lentes de contacto, el peróxido de hidrógeno ayuda a limpiar y desinfectar los pupilentes disolviendo y eliminando los desechos, las proteínas y los depósitos de grasa atrapados en ellos.

Las soluciones de peróxido de hidrógeno no contienen conservadores, lo cual las convierte en una buena opción para quienes son alérgicos o sensibles a ellos en las soluciones multiusos. Pero no están libres de riesgos.

El proceso necesario de desinfección

Antes de usar una solución con peróxido de hidrógeno, lea todas las instrucciones y advertencias de la etiqueta (que a menudo aparecen como cuadros rojos en productos). También advierta que la punta del frasco es roja; este color es un recordatorio de que estos productos necesitan un manejo especial.

“Uno nunca debe poner peróxido de hidrógeno directamente en los ojos ni en los lentes de contacto”, advierte el Dr. Lepri. Eso es porque este tipo de solución puede causar escozor, ardor y daños, específicamente a la córnea (la superficie transparente que recubre el ojo).

Si usa una solución con peróxido de hidrógeno, es absolutamente imperativo que siga el proceso de desinfección utilizando un “neutralizador”. El neutralizador siempre se vende como parte del kit de limpieza para la solución de peróxido de hidrógeno; convierte el peróxido en agua y oxígeno, haciendo que sea seguro ponerse los lentes de contacto en los ojos.

El proceso de neutralización puede constar de uno o dos pasos. El proceso de un solo paso neutraliza el peróxido durante la etapa de desinfección, en tanto que el de dos lo hace después.

Algunos estuches tienen un neutralizador incorporado, convirtiéndolo en un proceso de un solo paso. En otros, uno debe agregar una tableta neutralizadora que viene con la solución de peróxido de hidrógeno; éste es el proceso de dos pasos.

En cuanto a los efectos adversos

La FDA insta a los profesionales de la salud, los pacientes y los encargados de su cuidado, y los consumidores a denunciar de manera voluntaria los problemas que tengan con los productos médicos a través de MedWatch, el programa de información de seguridad y denuncia de efectos adversos de la dependencia.

La regla para la denuncia de dispositivos médicos (MDR, por sus siglas en inglés) de la FDA impone requisitos obligatorios a los fabricantes, los importadores y los centros de uso de dispositivos para que informen a la FDA sobre los efectos adversos relacionados con ciertos dispositivos y los problemas que presentan los productos.

En lo que a las soluciones con peróxido de hidrógeno se refiere,  la FDA ha recibido repoportesde efectos adversos (experiencias indeseables), tales como ardor y escozor en los ojos.

Para reducir el riesgo de eventos adversos, recuerde leer bien las advertencias que aparecen en las cajas de color rojo sobre estos productos y seguir todas las instrucciones de uso detalladamente. Asimismo, recuerde que las puntas de las botellas de productos sean rojos para recordarle que debe utilizar un cuidado especial.

Hable con su oculista si tiene alguna pregunta o inquietud. Y si tiene algún problema o reacción adversa con el uso de estos productos, denúncielos a través del Programa MedWatch de la FDA.

Lista de verificación para las soluciones que contienen peróxido de hidrógeno

  • Hable con su oculista antes de decidir cuál es el mejor método para limpiar y desinfectar sus lentes de contacto. Nunca cambie de sistema para el cuidado de sus lentes de contacto sin antes consultarlo con su oculista.
  • Antes de usar una solución nueva, lea todas las instrucciones de la caja y del frasco, y sígalas cuidadosamente. Si tiene alguna pregunta, descontinúe su uso y hable con su oculista.
  • Nunca comparta con nadie una solución que contenga peróxido de hidrógeno. Otras personas podrían confundirla con una solución multiusos y no seguir las instrucciones; esto podría dañar sus ojos.
  • Siempre use el estuche especial para los lentes de contacto que viene con cada nuevo frasco de solución. Nunca use otro estuche que no sea el que viene con el nuevo frasco (un estuche viejo podría no neutralizar el peróxido, causando ardor, escozor e irritación en los ojos al ponerse los lentes de contacto).
  • Deje reposar los lentes de contacto en la solución por lo menos durante 6 horas para permitir que el proceso de neutralización concluya.
  • Nunca lave sus lentes de contacto con soluciones a base de peróxido de hidrógeno ni ponga este tipo de soluciones en sus ojos.
  • Denuncie cualquier problema ocular que tenga con sus lentes de contacto o su solución a través del programa de denuncia voluntaria MedWatch de la FDA.

Este artículo está disponible en la página de Artículos para el Consumidor de la FDA, en la cual se publican las últimas novedades sobre todos los productos regulados por la FDA.

 

Subscríbase a los Artículos para el Consumidor en español

Haga clic en "Consumer Health Info" y luego marque "Artículos en español"