U.S. flag An official website of the United States government
  1. Home
  2. For Consumers
  3. Consumer Updates
  4. Artículos en español
  5. Cuándo dar medicina para la tos y el resfriado a los niños
  1. Artículos en español

Cuándo dar medicina para la tos y el resfriado a los niños

English

Child blowing her nose, sick in bed with a cold.

Aunque la mayoría de los resfriados (o catarros) infantiles no tienen complicaciones graves, sí pueden causar ansiedad en los padres y los encargados del cuidado de un menor. Y los resfriados se cuentan entre los principales motivos por los cuales los niños visitan al médico. Hay disponibles medicinas tanto de prescripción médica como de venta sin receta para tratar los síntomas de la tos y el catarro. Pero la mayoría de los niños mejoran por sí solos y puede que no necesiten medicinas.

Algunas medicinas para la tos y el resfriado también tienen efectos secundarios graves, tales como la respiración lenta, que pueden ser potencialmente mortales, sobre todo en los bebés y los niños pequeños, por lo que es importante saber cuándo su hijo necesita medicación y cuándo puede arreglárselas sin ella.

La Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) quiere que usted sepa la siguiente información sobre el uso de las medicinas para la tos y el resfriado en los niños:

  • La FDA no recomienda las medicinas de venta sin receta (OTC, como también se les conoce en inglés) para tratar los síntomas del resfriado y la tos en niños menores de 2 años.
  • Las medicinas de prescripción médica para la tos que contienen codeína o hidrocodona no están indicadas para su uso en niños menores de 18 años. La codeína y la hidrocodona son opiáceos que están disponibles en combinación con otros medicamentos, tales como antihistamínicos y descongestionantes, en las medicinas para tratar la tos y los síntomas relacionados con las alergias o el resfriado común en los adultos.
  • Los encargados del cuidado del menor también deben leer la etiqueta de los productos de venta sin receta para la tos y el resfriado, porque algunos podrían contener codeína.

Éstos son algunos consejos más sobre cómo tratar la tos y el resfriado de su hijo de una manera segura.

Cómo aliviar los síntomas de la tos y el resfriado.

No hay una cura para el resfriado común, una infección viral que no puede tratarse con antibióticos. Por lo general, un resfriado seguirá su curso en una o dos semanas y los niños normalmente mejorarán por sí solos, sin medicación. En los niños mayores, algunos medicamentos de venta sin receta pueden ayudar a aliviar los síntomas de un resfriado, pero no alterarán el curso natural del resfriado ni harán que desaparezca más rápido.

La tos es un síntoma normal de un resfriado y ayuda al cuerpo a limpiar de mucosidad las vías respiratorias y a proteger los pulmones. Los tratamientos no farmacológicos para la tos incluyen beber muchos líquidos, sobre todo bebidas calientes para confortar la garganta.

Cuándo llamar al médico.

No todo sorbido de la nariz o tosido amerita una visita al consultorio del médico. En caso de duda, los padres deben llamar a su prestador de servicios de salud.

Para cualquier niño, llame al médico si observa alguno de estos síntomas:

• Fiebre en un bebé de 2 meses de edad o menos

  • Una fiebre de 102 °F (38.9 °C) o más a cualquier edad
  • Labios azules
  •  Respiración dificultosa, incluyendo un ensanchamiento de las fosas nasales con cada respiración, respiración sibilante o acelerada, costillas marcadas con cada respiración, o dificultad para respirar
  • No comer o beber, con señales de deshidratación (tales como una reducción de la micción)
  • Irritabilidad o somnolencia excesivas
  • Dolor de oído persistente
  • Si la tos dura más de tres semanas
  •  Si la condición del niño empeora

Estos síntomas pueden ser indicio de que su hijo tiene algo más grave que un resfriado.

Qué hacer con la fiebre y otros síntomas relacionados de un resfriado.

La fiebre ayuda al cuerpo a combatir una infección y no siempre necesita tratamiento. Pero si su hijo se siente incómodo a causa de la fiebre u otros síntomas de un resfriado, existen alternativas a la medicina para la tos y el resfriado para ayudarlo a sentirse mejor. Éstas incluyen:

  • Un vaporizador o humidificador de nebulización limpia y fresca en un espacio pequeño cerca de la cama del niño puede ayudar a humedecer el aire, y a reducir la sequedad de los conductos nasales y de la garganta.
  • Para los bebés con la nariz congestionada, use gotas o un aerosol de solución salina o agua con sal para humedecer los conductos nasales y aflojar la mucosidad. Luego limpie la nariz usando una perilla u otro instrumento de succión diseñado para niños.
  • El acetaminofén o el ibuprofeno pueden ayudar a reducir la fiebre y el dolor. Asegúrese de administrar la dosis correcta, consultando con un prestador de servicios de salud para los pacientes menores de 2 años.

Cómo administrar la dosis correcta de medicina

¿Cómo puede asegurarse de estar administrando la dosis correcta? Siguiendo las instrucciones de la etiqueta de “Información farmacológica”. La FDA aconseja a los fabricantes de medicamentos que proporcionen un instrumento de dosificación, tal como una jeringa o un vasito, marcado con las medidas correctas. Úselo —y no cucharas caseras ni dosificadores de otros medicamentos— para medir la medicación.

Si tiene alguna duda, pregunte a un farmacéutico o a su prestador de servicios de salud, quienes pueden decirle qué instrumento dosificador usar, qué cantidad de medicamento administrar y con qué frecuencia, acorde a la etiqueta de información farmacológica.

En los Estados Unidos, los adultos sufren en promedio tres resfriados al año, y los niños los padecen aun con más frecuencia. Pueda que se sienta tentado a darle analgésicos, descongestionantes y otros medicamentos para el resfriado a su hijo, pero a menudo lo mejor es combatir esta enfermedad infantil común con cuidados y reposo, administrando medicamentos únicamente cuando los síntomas causen demasiadas molestias, o dificulten la respiración o el sueño del paciente.

Subscríbase a los Artículos para el Consumidor en español

Haga clic en "Consumer Health Info" y luego marque "Artículos en español"