For Consumers

¿Quiere dejar de fumar? Los productos aprobados por la FDA pueden ayudarle

Smoking Cessation (600x397)

English

Red envelope icon Subscríbase para recibir artículos para el consumidor en español por email.

Dejar de fumar puede ser difícil, pero no imposible. De hecho, cada vez que usted apaga un cigarrillo es una nueva oportunidad para tratar una vez más de dejar el hábito, según la nueva campaña de educación sobre el tabaquismo de la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés), ““Every Try Counts” (Cada Intento Cuenta).

Si quiere abandonar el hábito —casi el 70 por ciento de los fumadores adultos dicen quererlo— tal vez quiera utilizar un producto “para dejar de fumar” de eficacia probada que lo ayude a hacerlo. Los datos muestran que el uso de medicamentos para dejar de fumar aprobados por la FDA puede duplicar su probabilidad de éxito.

Algunos productos contienen nicotina como el ingrediente activo y otros no. Entre estos están opciones de venta libre sin receta (OTC, como también se les conoce en inglés), tales como parches transdérmicos, pastillas y goma de mascar, así como medicinas de prescripción médica.

Los productos para dejar de fumar están indicados para ayudarlo a abandonar el hábito, y son regulados por el Centro de Evaluación e Investigación de Medicamentos de la FDA, el cual se cerciora de que los productos sean seguros y eficaces, y de que sus ventajas superen cualquier riesgo conocido relacionado. 

Los beneficios de dejar de fumar

No importa qué tanto fume, o por cuánto tiempo lo haya hecho, dejar el hábito de fumar será de beneficio para usted.

No sólo reducirá el riesgo de contraer varios tipos de cáncer, entre ellos el de pulmón, sino también la probabilidad de padecer afecciones cardiacas, derrames cerebrales, enfisema y otras enfermedades graves. Dejar de fumar también reducirá el riesgo de sufrir cardiopatías y cáncer de pulmón en los no fumadores, quienes de otro modo estarían expuestos al humo de segunda mano de sus cigarrillos.

Aunque dejar de fumar tiene ventajas a cualquier edad, es importante hacerlo lo antes posible para que su organismo pueda recuperarse del daño ocasionado por el tabaquismo. Por ejemplo, 12 horas después de dejar de fumar el nivel de monóxido de carbono en la sangre cae, para volver a la normalidad. El monóxido de carbono es dañino porque desplaza el oxígeno de la sangre, privando de éste a su corazón, al cerebro y a otros órganos vitals

Lo que debe saber sobre los productos para dejar de fumar

Entender cómo funcionan los productos para dejar de fumar —y qué efectos secundarios pueden causar— puede ayudarlo a determinar qué producto tal vez sea el mejor para usted.

Si usted está considerando usar uno de estos productos, leer la etiqueta, y consultar con su farmacéutico y otros prestadores de servicios de salud, son buenos primeros pasos a dar.

También puede consultar el portal de internet de la FDA para obtener más información sobre cada producto específico, en Drugs@FDA, donde podrá buscarlos por nombre.

Y recuerde sopesar tanto los beneficios como los riesgos de cada producto, entre otras consideraciones.

La terapia de reemplazo de nicotina (TRN)

La nicotina es la sustancia principalmente responsable de causar adicción al tabaco. Los consumidores de tabaco que son adictos a la nicotina están acostumbrados a tener esta sustancia en su cuerpo.

Al tratar de dejar de fumar, pueda que experimente los síntomas de la abstinencia de la nicotina. Al dejar el cigarrillo, esta abstinencia puede causar síntomas como antojo o necesidad de fumar, depresión, problemas para dormir, irritabilidad, ansiedad, y aumento del apetito.

La abstinencia de la nicotina puede disuadir a algunos fumadores de continuar en su intento por dejar de fumar, pero la FDA ha aprobado varios productos diseñados para ayudar a los fumadores a abandonar de manera gradual el hábito (es decir, a “desengancharse” del cigarrillo) mediante el uso de cantidades específicas de nicotina que van disminuyendo con el tiempo. A este tipo de producto se le conoce como “terapia de reemplazo de nicotina” o TRN. Abastece de nicotina en cantidades controladas, al mismo tiempo que lo libra de las demás substancias químicas que se encuentran en los productos de tabaco.

Las TRN están disponibles a la venta tanto sin receta como por prescripción médica. Por lo general, uno debe usarlas sólo por un corto periodo de tiempo para ayudarlo a controlar el antojo de la nicotina y los efectos de la abstinencia. Sin embargo, la FDA reconoce que algunas personas tal vez tengan que usar estos productos por más tiempo para no sufrir una recaída. Hable con su prestador de servicios de salud para determinar el mejor curso de tratamiento para usted.

Las TRN para las que no se necesita una receta están aprobadas para su venta a personas de 18 años de edad en adelante, y están disponibles en varias marcas reconocidas y a veces como productos genéricos. Éstas incluyen:

  • Los parches transdérmicos (también conocidos como “parches de nicotina transdérmica”). Estos parches se colocan sobre la piel, de manera parecida a cómo uno pondría una venda adhesiva.
  • La goma de mascar (también conocida como “chicle de nicotina”). Esta goma debe masticarse de acuerdo con las instrucciones de la etiqueta para que sea eficaz.
  • Las pastillas (también conocidas como “pastillas de nicotina”). Uno usa estos productos disolviéndolos en la boca.

Para los productos de venta sin receta, es importante seguir las instrucciones de la etiqueta de información farmacológica (EIF) y la guía adjunta para el usuario, a fin de conocer todas las indicaciones y otra información importante. Pregunte a su prestador de servicios de salud si tiene alguna duda.

Al presente, la terapia de reemplazo de nicotina por prescripción médica sólo está disponible con la marca comercial Nicotrol, en sus presentaciones de aerosol nasal e inhalador oral. Estos productos están aprobados por la FDA para su uso en adultos, exclusivamente.

Si tiene menos de 18 años y quiere dejar de fumar, consulte con un profesional de la salud si debe o no usar terapias de reemplazo de nicotina.

Advertencia importante para quienes están considerando someterse a una terapia de reemplazo de nicotina

Las mujeres embarazadas o que están amamantando deben hablar con su prestador de servicios de salud y únicamente utilizar productos de reemplazo de nicotina si éste los aprueba.

También hable con su prestador de servicios de salud antes de usar estos productos acreditado si:

  • padece diabetes, afecciones cardiacas, asma o úlceras estomacales;
  • sufrió un ataque cardiaco recientemente;
  • tiene una presión arterial alta que no está controlada con medicamentos;
  • tiene antecedentes de experimentar un ritmo cardiaco irregular; o
  • le recetaron medicamentos para ayudarlo a dejar de fumar.

Si toma medicamentos recetados para la depresión o el asma, avísele a su médico que está dejando de fumar porque tal vez tenga que cambiar la dosis de su prescripción.

Deje de usar un producto de reemplazo de nicotina y llame a su profesional de la salud si presenta alguno de los síntomas siguientes:

  • náuseas;
  • mareo;
  • debilidad;
  • vómito;
  • ritmo cardiaco acelerado o irregular;
  • problemas bucales con las pastillas o la goma de mascar; o
  • enrojecimiento o inflamación de la piel alrededor del parche, que no desaparece

Información sobre la prescripción de medicamentos para dejar de fumar sin nicotina

La FDA ha aprobado dos productos para dejar de fumar que no contienen nicotina: Chantix (tartrato de vareniclina) y Zyban (clorhidrato de bupropión). Ambos están disponibles en forma de comprimidos y por prescripción médica, únicamente.

El Chantix actúa en sitios del cerebro que se ven afectados por la nicotina mediante la reducción de sus efectos gratificantes. La manera exacta en que el Zyban ayuda a dejar de fumar se desconoce.

Como con otros productos recetados, la FDA evaluó estos medicamentos y determinó que los beneficios superan los riesgos. Para quienes toman estos productos, los riesgos incluyen cambios en el comportamiento, estado de ánimo depresivo, hostilidad, agresión, y pensamientos o actos suicidas.

Entre los efectos secundarios más comunes del Chantix están: náuseas, estreñimiento, gases, vómito, y dificultad para dormir, o sueños vívidos, fuera de lo común o extraños. El Chantix también puede alterar la manera en que reacciona al alcohol, así que hable con su prestador de servicios de salud acerca de sus hábitos de consumo (si bebe alcohol) y de si necesita cambiarlos. El Chantix no está recomendado para personas menores de 18 años de edad.

Los efectos secundarios más comúnmente observados que se relacionan de manera sistemática con el uso del Zyban son insomnio y sequedad de la boca.

Como el Zyban contiene el mismo ingrediente activo que el antidepresivo Wellbutrin (bupropión), la FDA insta a las personas que usan el Zyban —y a las que están considerando la posibilidad de hacerlo— a que consulten con su prestador de servicios de salud los riesgos del tratamiento con medicamentos antidepresivos. El Zyban no ha sido estudiado en personas menores de 18 años y no está aprobado para su uso en niños ni adolescentes.

Importante: Si su prestador de servicios de salud le prescribe Chantix o Zyban, por favor lea la guía para el paciente en su totalidad. Estas guías ofrecen información importante sobre los efectos secundarios, los riesgos, las advertencias, los ingredientes y lo que debe hablar con su prestador de servicios de salud antes de tomar los productos.
 
Por último, si alguna vez presenta efectos secundarios relacionados con algún producto para dejar de fumar o cualquier otro problema relacionado con su tratamiento, a la FDA le gustaría saberlo. Por favor considere la posibilidad de presentar una denuncia confidencial y voluntaria ante el programa MedWatch de la FDA.

Actualizado el 11 de diciembre de 2017

regrese al inicio

Artículos relacionados para el consumidor

Page Last Updated: 12/11/2017
Note: If you need help accessing information in different file formats, see Instructions for Downloading Viewers and Players.
Language Assistance Available: Español | 繁體中文 | Tiếng Việt | 한국어 | Tagalog | Русский | العربية | Kreyòl Ayisyen | Français | Polski | Português | Italiano | Deutsch | 日本語 | فارسی | English