• Decrease font size
  • Return font size to normal
  • Increase font size
U.S. Department of Health and Human Services

For Consumers

  • Print
  • Share
  • E-mail

Prevenga la enfermedad del parásito del corazón en sus mascotas todo el año

Heartworm warning art (350x327)

Red envelope icon for Govdelivery Reciba Actualizaciones para el Consumidor por Correo Electrónico

RSS feed orange symbol Actualizaciones para el Consumidor en RSS Feed

In English

En esta página:

Si ha visitado el consultorio de un veterinario alguna vez, es muy probable que haya visto letreros con fotografías en las que se pueden observar los parásitos creciendo en el corazón de un perro o un gato. Aunque estas imágenes pueden resultar algo perturbadoras, el mensaje es claro: la enfermedad del parásito del corazón o dirofilariasis es una enfermedad mortal para las mascotas. La buena noticia es que usted puede proteger a su mascota contra esta enfermedad.

“Es una enfermedad prevenible, y por eso es tan frustrante para un veterinario toparse con un caso. La enfermedad del parásito del corazón es una enfermedad muy grave y su tratamiento presenta cierto riesgo para los animales infectados”, comenta la Dra. Melanie McLean, una veterinaria de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA por sus siglas en inglés).  “Es mucho más fácil y sano para el animal prevenir la enfermedad desde un principio”.

La enfermedad del parásito del corazón se contagia por medio de mosquitos infectados que portan y transmiten los gusanos parasíticos que crecen en las arterias de los pulmones y el corazón de los perros, gatos y otras especies de mamíferos. Las larvas de los parásitos del corazón se introducen a través del orificio de la picadura y se desplazan por el cuerpo del animal, pudiendo llegar a alcanzar los 30 cm de longitud.

La enfermedad no es contagiosa entre animales y la enfermedad del parásito del corazón es muy poco frecuente en los seres humanos.

regrese al inicio

Qué mascotas están en peligro

Los veterinarios a menudo prescriben medicación preventiva que las mascotas deben tomar durante todo el año. Dada la relación de la enfermedad con los mosquitos, algunos dueños de mascotas deciden no administrar el tratamiento durante los meses de invierno, pero los veterinarios consideran esto un riesgo innecesario para la salud de los animales.

“Nunca se sabe cuándo aparecerá el primer mosquito ni cuándo morirá el último. Existe constancia de la presencia de la enfermedad del parásito del corazón en perros en los 50 estados y sólo porque usted viva en una zona con un clima más frío no quiere decir que su perro esté a salvo”, advierte McLean.

Los dueños de mascotas que dejan de administrar la medicación contra la enfermedad del parásito del corazón durante los meses de invierno corren el riesgo de que su perro o su gato contraigan la enfermedad. Si el animal resulta infectado y la medicación preventiva contra la enfermedad del parásito del corazón se vuelve a administrar sin antes realizar una prueba de detección, el dueño puede estar poniendo a su mascota en peligro. La medicación preventiva puede eliminar tantas microfilariae (las crías de los parásitos femeninos adultas) al mismo tiempo que puede provocar un impacto fatal en el cuerpo del animal, con resultados que pueden ser mortales.  Además, la medicación preventiva no elimina los parásitos adultos, que continuarán reproduciéndose.

Por este motivo, es fundamental someter a su perro o gato a una prueba de detección antes de comenzar a administrar la medicación preventiva, especialmente porque los animales infectados con la  enfermedad del parásito del corazón quizás no presenten síntomas de inmediato.

Si el resultado de la prueba de detección de su mascota resulta positivo, es de vital importancia que siga las indicaciones del veterinario para garantizar el éxito del tratamiento. Sólo existe un fármaco de venta en los Estados Unidos aprobado por la FDA para el tratamiento de la enfermedad del parásito del corazón en los perros. El Immiticide (clorhidrato de melarsomina), que contiene arsénico, se administra mediante una inyección en los músculos de la espalda para eliminar los parásitos adultos de la enfermedad del parásito del corazón.

La doctora en veterinaria Angela Clarke, jefa de equipo en la Oficina de Evaluación de Medicamentos Nuevos para Animales de la FDA, también destaca la importancia de las pruebas anuales de detección de la enfermedad del parásito del corazón, incluso si su mascota recibe un régimen continuo de medicación preventiva. La prueba de detección de la enfermedad del parásito del corazón en los perros se realiza mediante un sencillo análisis de sangre.

“Recomendamos hacer análisis todos los años porque ningún fármaco tiene una eficacia del 100 por ciento y queremos asegurarnos de que la medicación funcione”, agrega McLean. Además, es normal que los dueños se olviden de administrar el medicamento preventivo durante un mes o más.

regrese al inicio

También es un problema para los animales que viven en interiores

Otro gran obstáculo al que se enfrentan los veterinarios es el de convencer a los dueños de las mascotas que nunca o raramente salen de casa de administrar medicación preventiva contra la enfermedad del parásito del corazón.

“Cuando practicaba la veterinaria, algunos dueños se negaban a administrar la medicación preventiva contra la enfermedad del parásito del corazón a sus gatos porque eran gatos caseros”, dice Clarke. La jefa de equipo agrega que los mosquitos que transmiten la enfermedad del parásito del corazón pueden introducirse  fácilmente en las viviendas y llegar a las mascotas a través de puertas y ventanas abiertas.     

Si bien se considera que los gatos son un huésped resistente a la enfermedad del parásito del corazón porque los parásitos no sobreviven en ellos con la misma facilidad que en el cuerpo de un perro, aún corren el riesgo de contraer la enfermedad. McLean dijo que diagnosticar la enfermedad del parásito del corazón en los gatos no es tan fácil, y las pruebas de detección no son tan sencillas ni fiables. Además de los análisis de sangre, las pruebas de detección en los gatos incluyen la toma de radiografías y exámenes mediante ultrasonidos.

Al contrario de lo que sucede con la enfermedad del parásito del corazón en los perros, no existe un tratamiento aprobado por la FDA para eliminar los parásitos adultos de dirofilaria en los gatos.  Debido a las complicaciones adicionales relacionadas con el diagnóstico y el tratamiento de los gatos, la prevención es la única arma contra la enfermedad del parásito del corazón en los gatos. Lo mejor es administrar la medicación para la prevención de la enfermedad del parasito del corazón durante todo el año a los gatos que viven tanto en interiores como al aire libre.

regrese al inicio

Medicamentos para la prevención de la enfermedad del parásito del corazón en perros y gatos

Medicamentos para la prevención de la enfermedad del parásito del corazón en perros y gatos

Diversos productos sólo están disponibles con receta:
 

  • píldora o comprimido oral: ivermectina, milbemicina oxima
  • líquido tópico que el dueño aplica de un tubo sobre la espalda de la mascota: selamectina, moxidectina
  • en inyección (para perros únicamente):  moxidectina

Clarke dice que los dueños deben hablar con sus veterinarios sobre qué tipo de prevención contra la enfermedad del parásito del corazón es la mejor para sus mascotas. Por ejemplo, los dueños de mascotas con niños deben prestar especial atención al usar tratamientos tópicos y seguir las instrucciones atentamente para minimizar la exposición de los niños al producto.

Todos los medicamentos para la prevención de la enfermedad del parásito del corazón necesitan receta, así que no confíe en un sitio de internet o una tienda que los dispense sin ella, dice Clarke. 

Además, la FDA supervisa todos los medicamentos para la prevención de la enfermedad del parásito del corazón a fin de controlar los problemas que puedan surgir a consecuencia de su uso, tales como efectos secundarios inesperados.   Se recomienda a los dueños de mascotas que informen a su veterinario, a la compañía farmacéutica y a la FDA de cualquier efecto secundario adverso.

Este artículo está disponible en la página de Artículos para el consumidor de la FDA, en la cual se publican las últimas novedades sobre todos los productos controlados por la FDA.

23 de octubre de 2013

regrese al inicio