For Consumers

Mi perro tiene cáncer; ¿qué necesito saber?

Veterinarian and older dog

Subscrí­base para recibir artí­culos para el consumidor en español por email.

In English

 En esta página:

Cualquier persona a la que le hayan dicho que su mascota tiene cáncer conoce estas dos emociones: ansiedad por la vida de su amada mascota y esperanza por encontrar un tratamiento eficaz.

“Muchas personas consideran a sus perros y a sus gatos como miembros de la familia”, reconoce la veterinaria Lisa Troutman, de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés). “Así como evalúa la seguridad y eficacia de los medicamentos para los seres humanos antes de que pueden salir al mercado, la FDA hace lo mismo con los tratamientos para animales”.

Tomemos, por ejemplo, el caso del cáncer, que es la causa de casi la mitad de los fallecimientos de las mascotas de más de 10 años de edad. Aunque los animales de cualquier edad pueden contraer cáncer, cuanto más tiempo viven, mayor es la probabilidad de que lo padezcan. Los perros contraen cáncer aproximadamente en la misma proporción que los seres humanos.

“Las mascotas también viven más tiempo gracias a los servicios de salud preventiva. Y podemos diagnosticar el cáncer de manera más oportuna. Como resultado, hay una mayor necesidad de contar con mejores tratamientos contra el cáncer”, afirma la Dra. Troutman.

Hasta hace muy poco, los únicos medicamentos disponibles para tratar el cáncer en los animales eran los aprobados para su uso en seres humanos. Pero en los últimos años, los patrocinadores de fármacos veterinarios (las empresas farmacéuticas que los formulan) han puesto en el mercado tratamientos específicamente para animales.

La Dra. Troutman explica que, “la FDA colabora estrechamente con estas empresas para ver cómo pueden demostrar que sus innovadores medicamentos veterinarios son seguros y eficaces, y para responder a las preguntas que surgen durante el proceso de formulación”.

regrese al inicio

La FDA evalúa la seguridad y la eficacia de las medicinas

Para evaluar la seguridad de cualquier medicamento veterinario nuevo, las empresas por lo general llevan a cabo un estudio con un número reducido de animales sanos de las especies para las cuales está destinado (por ejemplo, si es para perros, se probará primero en perros sanos). El objetivo es identificar cualquier efecto secundario dañino. Los resultados ayudan al veterinario a anticipar los posibles efectos secundarios del fármaco al usarlo para tratar a un paciente y a reducir al mínimo los efectos adversos que pudieran afectar la calidad de vida de la mascota.

Las empresas también deben demostrar, en estudios controlados, que el medicamento funciona; es decir, que es eficaz cuando se usa como se indica en la etiqueta. Por ejemplo, para un medicamento diseñado para un tipo de cáncer en particular, las empresas normalmente realizan un ensayo clínico en varios hospitales veterinarios con mascotas que estén recibiendo tratamiento para ese tipo cáncer. En estos estudios, los pacientes pueden recibir ya sea el fármaco bajo estudio o un placebo de control. Aunque están conscientes de que sus mascotas y pacientes podrían recibir uno u otro, los dueños y los veterinarios no saben qué tratamiento reciben en realidad. En cualquier caso, los dueños tienen la opción de abandonar el estudio en cualquier momento.

Cuando el objetivo es tratar una forma de cáncer que afecta a un número más reducido de animales, las farmacéuticas pueden usar una vía llamada aprobación condicional para poner los tratamientos farmacológicos más pronto en el mercado. La aprobación condicional le permite a una empresa que su medicamento esté disponible para los pacientes después de comprobar que cumple a cabalidad la norma de seguridad de la FDA y demostrar que existe una expectativa razonable de que el tratamiento sea eficaz.

“Con frecuencia, se realizan pequeños estudios exploratorios para sustentar una expectativa razonable de eficacia”, detalla la Dra. Troutman.

Las aprobaciones condicionadas tienen tanto pros como contras. Por el lado positivo, permiten que los patrocinadores ofrezcan un acceso más rápido a tratamientos innovadores para los pacientes, sin tener que esperar a obtener pruebas de su eficacia que satisfagan el requisito de una aprobación plena.

La FDA puede permitir, mediante renovaciones anuales, que los productos aprobados de manera condicional permanezcan en el mercado hasta por cinco años mientras la empresa recaba los datos necesarios sobre su eficacia para sustentar una nueva solicitud de aprobación plena del medicamento veterinario. La aprobación condicional caduca automáticamente a los cinco años y el medicamento es retirado del mercado si la empresa no ha demostrado a cabalidad que el fármaco es eficaz.

regrese al inicio

Medicamentos aprobados por la FDA para tratar el cáncer en los perros

La Dra. Troutman dice que los patrocinadores siguen ideando tratamientos innovadores contra diferentes tipos de cáncer en los perros.

“Lo que vemos ahora son terapias más específicas”, aclara. Los científicos están identificando proteínas u otras sustancias exclusivas de las células cancerosas y creando tratamientos dirigidos a esas sustancias, pero sin dañar las células sanas.

La FDA ha aprobado tres medicamentos —dos de ellos condicionalmente— para tratar el cáncer en los perros:

  • El Palladia (toceranib fosfato), para el tratamiento de mastocitomas o tumores de células cebadas, fue aprobado en 2009;
  • El Kinavet-CA1 (mesilato de masitinib), para el tratamiento de mastocitomas o tumores de células cebadas, fue aprobado condicionalmente en 2010; y
  • El Paccal Vet-CA1 (paclitaxel inyectable), para el tratamiento de los carcinomas mamario y espinocelular, fue aprobado condicionalmente en 2014.

A la fecha, no existen tratamientos aprobados por la FDA para combatir el cáncer en los gatos. La mayoría de los tratamientos para el cáncer en los perros y los gatos incluyen fármacos que la FDA ha aprobado para su uso en seres humanos.

regrese al inicio

¿Cuáles son las señales de advertencia?

Las señales de advertencia del cáncer en los perros son similares a las detectadas en las personas, explica la Dra. Troutman: una protuberancia o bulto, una herida que no cicatriza, cualquier tipo de hinchazón, sangrado anormal. Pero, por lo general, el dueño de una mascota debe mantenerse atento a lo que la Dra. Troutman denomina los indicios “básicos” —cambios en las funciones normales de comer, beber, orinar, defecar y dormir— y consultar con su veterinario si algo le preocupa.

“El estado emocional, tal como mostrarse huraño e irritable, puede ser otro indicio”, añade.

Tanto los médicos veterinarios generales como los oncólogos veterinarios tratan el cáncer en los perros y los gatos, al igual que otros especialistas. En general, los médicos veterinarios colaboran con los oncólogos veterinarios para ofrecer un diagnóstico y atención de seguimiento para la mascota durante el tratamiento, el cual puede incluir análisis de sangre y espectroscopias (tales como radiografías o exámenes de ultrasonido) para supervisar el progreso del animal.

Existe una diferencia fundamental entre tratar el cáncer en las mascotas y tratarlo en las personas. “Normalmente, los efectos secundarios del tratamiento contra el cáncer son menos que los que se presentan en la gente, y los veterinarios hacen un gran esfuerzo por controlar esos efectos secundarios y mantener la calidad de vida”, señala la Dra. Troutman. “Incluso hay medicamentos que han salido a la venta en el mercado con la intención de controlar efectos secundarios comunes como el vómito”.

regrese al inicio

Preguntas a hacerle a su veterinario

Entre las preguntas que los dueños tal vez quieran hacerle a su veterinario y al oncólogo veterinario cuando su mascota ha sido diagnosticada con cáncer están: 

  • ¿Qué tratamientos hay disponibles?
  • ¿Cuál es el pronóstico con cada uno de los tratamientos?
  • ¿Cuáles son los efectos secundarios de cada uno de los tratamientos y cómo afectarán la calidad de vida de mi mascota?
  • ¿Por cuánto tiempo tendrá que recibir tratamiento mi mascota?
  • ¿Cuál es el costo de cada uno de los tratamientos?
  • ¿Cuántas visitas hay que hacer al veterinario? disclaimer icon

Los dueños que quieran investigar los ensayos clínicos para su mascota pueden buscar en la base de datos de la Asociación Veterinaria Contra el Cáncer, la cual está disponible en http://www.vetcancertrials.org/

Este artículo está disponible en la página de Artículos para el Consumidor de la FDA, en la cual se publican las últimas novedades sobre todos los productos regulados por la FDA.

2 de septiembre de 2014

regrese al inicio

Page Last Updated: 09/02/2014
Note: If you need help accessing information in different file formats, see Instructions for Downloading Viewers and Players.