• Decrease font size
  • Return font size to normal
  • Increase font size
U.S. Department of Health and Human Services

For Consumers

  • Print
  • Share
  • E-mail

6 consejos contra las estafas: No se deje engañar por los fraudes a la salud

Red envelope icon for Govdelivery Reciba Actualizaciones para el Consumidor por Correo Electrónico

 

En este video, la Comisionada de la FDA, la Dra. Margaret A. Hamburgy el Farmacológo, Gary CoodyCoordinador Nacional de Fraude de la Salud de la FDA, hablan sobre el fraude salud y dan consejos sobre cómo evitar estafas. (En inglés).

 


 

Miracle Cure Fraudulent Product Sample

 Para bajar una foto de alta resolución de esta imagen de productos fraudulentos para la salud, visite Flickr.

RSS feed orange symbol Actualizaciones para el Consumidor en RSS Feed

In English

En esta página:

¡Producto falso! ¡Peligro! ¡Alerta de fraude a la salud!

Usted nunca verá estas advertencias en los productos para la salud, pero esto es lo que debería de pensar cuando usted vea afirmaciones tales como “cura milagrosa”, “innovación científica revolucionaria” o “alternativa a los medicamento o cirugía”.
Las estafas y fraudes a la salud han existido por cientos de años. Los vendedores de pociones milagrosas de antaño se han convertido hoy en día en comerciantes engañosos que usan tecnología avanzada. Ellos se aprovechan de los deseos de la gente para encontrar soluciones fáciles a problemas de salud difíciles- tales como la pérdida de peso a la curación de enfermedades graves como el cáncer.

Según la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA), un producto es fraudulento cuando se promociona engañosamente como una cura efectiva contra las enfermedades o condiciones de salud pero que no tienen ninguna prueba científica de que es seguro y efectivo para este propósito.

Los estafadores promocionan estos productos a través de periódicos, revistas, infocomerciales en la televisión y en el ciberespacio. Usted puede encontrar fraudes y estafas de salud en tiendas pequeñas y en incontables sitios web, en anuncios que salen de repente cuando está usando el Internet, en correos electrónicos no solicitados y en los medios de comunicación social tales como Facebook y Twitter.

No vale la pena el riesgo

Los fraudes y estafas a la salud pueden causar algo más que la pérdida de su dinero. Puede causar lesiones graves e incluso la muerte, señala el Farmacólogo Gary Coody, coordinador nacional contra los fraudes de la salud de la FDA.

“El uso de tratamientos que no han sido probados puede demorar un diagnóstico que potencialmente puede salvar la vida o la administración de un medicamento que realmente funcione. Además, los productos fraudulentos algunas veces contienen ingredientes farmacológicos escondidos que pueden ser dañinos para los consumidores que lo ingieren sin saberlo”.

Coody dice que los productos fraudulentos normalmente hacen afirmaciones relacionadas a:

  • la pérdida de peso
  • el mejoramiento de la potencia sexual
  • pérdida de la memoria
  • enfermedades serias tales como cáncer, diabetes, enfermedades cardíacas, artritis y enfermedad de Alzheimer.

regrese al inicio 

Un problema constante

Los productos fraudulentos no solamente no sirven sino que también podrían causar lesiones graves. En los últimos años, los laboratorios de la FDA encontraron que más de 100 productos para la pérdida de peso, ilegalmente comercializados como suplementos dietéticos, contenían sibutramina, que es el ingrediente activo de un medicamento de prescripción para pérdida de peso llamado Meridia. En el 2010, Meridia fue retirado del mercado de los EE.UU. después que varios estudios mostraron que estaba asociado con el aumento de riesgo de ataques cardíacos y derrames cerebrovasculares o apoplejías.

Los productos fraudulentos comercializados como medicamentos o suplementos dietéticos nos son las únicas estafas en el mercado. La FDA ha encontrado un dispositivo de fototerapia fraudulento y costoso que afirma curarlo todo y que trata la meningitis fúngica. Normalmente es ilegal hacer ese tipo de afirmaciones de salud sobre un dispositivo médico sin la autorización o aprobación de dicho dispositivo por parte de la FDA.

“Los fraudes a la salud son un problema constante”, dice Coody, “especialmente cuando los estafadores venden sus productos por Internet. Es difícil rastrear a las partes responsables. Cuando los encontramos y les decimos que su producto es ilegal, ellos cierran sus sitios web. Sin embargo, desafortunadamente, estos mismos productos pueden reaparecer más adelante en un sitio web diferente y algunas veces reaparecen con un nuevo nombre”.

regrese al inicio 

Consejos

La FDA le da algunos consejos para ayudarle a identificar las estafas:

  • Productos “cura todo”. Sospeche de los productos que afirman curar una amplia variedad de enfermedades. Una compañía de Nueva York afirmaba que sus productos comercializados como suplementos dietéticos podían tratar o curar la demencia senil, la atrofia cerebral, las disfunciones renales, la gangrena, la depresión, la osteoartritis, la disuria, y el cáncer de pulmón, cervical, y de próstata. En octubre de 2012, la FDA solicitó a los agentes federales de los EE.UU. la incautación de dichos productos.
  • Testimonios personales. Historias exitosas tales como “me curó la diabetes” o “mis tumores desaparecieron” son fáciles de inventar y no sustituyen a la evidencia científica.
  • Cura rápida. Pocas enfermedades o condiciones pueden ser tratadas rápidamente, incluso con productos legítimos. Tenga cuidado con afirmaciones tales como “pierda 30 libras en 30 días” o “elimina el cáncer de piel en días”.
  • “Completamente natural”. Algunas plantas que se encuentran en la naturaleza (como los champiñones venenosos) puede causar la muerte si se consumen. Además, la FDA ha encontrado numerosos productos comercializados como “completamente natural” que contenían dosis ocultas y peligrosamente altas de ingredientes de medicamentos de prescripción no declarados o incluso ingredientes artificiales activos que no fueron analizados. 
  • “Cura milagrosa”. Su alarma debe activarse cuando usted vea estas afirmaciones u otras similares tales como “nueva descubrimiento”, “innovación científica” o “ingrediente secreto”. Si se descubre una cura real para una enfermedad grave, se informaría ampliamente a través de los medios de comunicación y sería recetado por los profesionales de la salud y no estaría escondida en los avisos impresos, infocomerciales de televisión o en sitios de Internet.
  • Teorías de conspiración. Las afirmaciones tales como” la industria farmacéutica y el gobierno están trabajando juntos para ocultar información sobre una cura milagrosa” son siempre falsas e infundadas. Estas afirmaciones se usan para distraer a los consumidores de lo obvio; hacer preguntas con sentido común sobre la supuesta cura milagrosa.
     

Incluso con estos consejos, los productos para la salud fraudulentos no son siempre fáciles de detectar. Si usted está tentado en comprar un producto no comprobado o con afirmaciones cuestionables, consulte primero con su doctor o con algún otro profesional de la salud.

Este artículo se encuentra en la página de Actualizaciones para los Consumidores de la FDA, que presenta la información más reciente sobre todos los productos regulados por la FDA.
 

4 de marzo de 2013.

regrese al inicio