U.S. flag An official website of the United States government
  1. Home
  2. News & Events
  3. FDA Newsroom
  4. Press Announcements
  5. La FDA ordena cambios importantes a la información de seguridad para la etiqueta del Addyi
  1. Press Announcements

FDA News Release

La FDA ordena cambios importantes a la información de seguridad para la etiqueta del Addyi

La FDA ordena cambios importantes a la información de seguridad para la etiqueta del Addyi

For Immediate Release:

English

El día de hoy, la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) dictó una orden de cambio a las advertencias de seguridad de la etiqueta para Sprout Pharmaceuticals, en el caso de su medicamento Addyi (flibanserina), exigiendo que la empresa corrija información de seguridad importante con la que las mujeres y los profesionales encargados de su salud deben contar al contemplar el uso del fármaco. Los cambios son producto de la verificación de los estudios posteriores a la comercialización que llevó a cabo la FDA, entre ellos uno exigido a Sprout cuando el Addyi fue aprobado en agosto de 2015, para tratar el trastorno de deseo sexual hipoactivo (TDSH) adquirido y generalizado en mujeres premenopáusicas, así como la de otros datos.

“La FDA ayuda a garantizar que la etiqueta de los productos refleje fielmente la información de seguridad más actualizada sobre el uso de los medicamentos de prescripción médica, brindando a los profesionales de la salud y a los pacientes la confianza de que pueden tomar las decisiones de tratamiento más educadas”, explicó la Dra. Julie Beitz, M.D., directora de la Oficina de Evaluación de Medicamentos III, de la Oficina de Nuevos Medicamentos del Centro de Evaluación e Investigación de Medicamentos de la FDA. “Reconocemos que las mujeres desean un acceso a tratamientos para la disfunción sexual femenina y estamos comprometidos a ayudar a garantizar que las terapias aprobadas sean seguras y eficaces, cuando se sigan según la indicaciones, y a apoyar la creación de nuevas opciones terapéuticas para tratar la disfunción sexual femenina”.

Al momento de la aprobación, la FDA evaluó los datos, entre los cuales se contaban varios casos pertinentes de hipotensión grave (presión arterial baja) y síncopes (desmayos) cuando se tomó el Addyi junto con alcohol. De ahí que la etiqueta del Addyi actualmente incluya un recuadro de advertencia (la advertencia más enérgica que exige la FDA) indicando que las mujeres tratadas con Addyi deben evitar el alcohol. La FDA también exigió instaurar una estrategia de evaluación y mitigación de riesgos (REMS, por sus siglas en inglés), la cual exige que los profesionales de la salud que receten el Addyi y las farmacias que lo surtan deberán estar certificados con el programa REMS para el Addyi, y que a las pacientes deberá aconsejárseles sobre el riesgo de sufrir hipotensión y síncopes. Además, la FDA le exigió a Sprout que estudiara más a fondo la interacción entre el Addyi y el alcohol después de la aprobación.

Con sustento en los resultados de los estudios posteriores a la comercialización, la FDA ha determinado que hay que hacer cambios a la etiqueta del Addyi para dejar claro que aún existe una preocupación en cuanto al consumo de alcohol cerca de la hora en que se tome el Addyi, pero que no tiene que evitarse por completo. En particular, las secciones del recuadro de advertencia, contraindicaciones, advertencias y precauciones, y reacciones adversas de la etiqueta se están actualizando para reflejar que las mujeres deben suspender el consumo de alcohol por lo menos dos horas antes de tomar el Addyi a la hora de acostarse o saltarse la dosis del medicamento por esa noche. Las mujeres no deben consumir alcohol sino hasta por lo menos a la mañana siguiente después de tomar Addyi antes de acostarse.

La FDA está ordenando un cambio a las advertencias de seguridad de la etiqueta que le exige a Sprout llevarlos a cabo porque la dependencia no pudo llegar a un acuerdo con la empresa, la cual siguió solicitando que se eliminara el recuadro de advertencia y la contraindicación sobre el alcohol de la etiqueta del producto. La FDA determinó, con fundamento en un análisis cuidadoso de los datos disponibles, que eliminar esta importante información de seguridad era inaceptable para la protección de la salud pública.
 
“Trabajamos diligentemente con las empresas para actualizar las etiquetas, pero en ocasiones no conseguimos llegar a un acuerdo. En estos casos excepcionales, tales como con el Addyi el día de hoy, contamos con facultades significativas para obligar a las empresas a realizar los cambios a las advertencias de seguridad de la etiqueta que son cruciales para el uso seguro de un producto aprobado. Estamos tomando esta medida porque es nuestra responsabilidad ayudar a proteger la seguridad de quienes toman medicamentos de prescripción médica, lo cual incluye ayudar a asegurarse de que los pacientes tengan acceso a la información más actualizada sobre los medicamentos que toman”, continuó la Dra. Beitz.

La decisión de la FDA de ordenar modificaciones a las advertencias en cuanto al Addyi y el alcohol, en lugar de eliminar por completo el recuadro de advertencia y la contraindicación, tiene sustento en dos series de estudios de investigación posteriores a la comercialización.

En el ensayo posterior a la comercialización en mujeres que tomaron Addyi y bebieron alcohol al mismo tiempo que exigió la FDA, hubo mediciones de la presión arterial de cuando las mujeres recién se acostaron hasta que se levantaron que faltaban o que se habían postergado, y que son cruciales para determinar el riesgo de sufrir hipotensión y síncopes cuando se toma el Addyi junto son alcohol. Entre las preocupaciones específicas de la FDA sobre el ensayo estaban que:

  • Aunque no se informó de síncope o casos de hipotensión que necesitaran de una intervención entre las mujeres que participaron en el ensayo, las precauciones de seguridad intrínsecas de éste no permitieron realizar una evaluación adecuada de este riesgo. Por ejemplo, a las mujeres con una presión arterial baja mientras yacían acostadas, o con síntomas que podrían estar relacionados con este padecimiento (tales como mareos), no se les permitió ponerse de pie para que se le hicieran las mediciones de presión arterial o hubo que repetir estas mediciones mientras estaban acostadas hasta que fueran lo suficientemente altas como para que pudieran levantarse de forma segura. Como consecuencia, en los datos recopilados faltaron o se postergaron las mediciones de la presión arterial de estas mujeres en la posición de pie.
  • Muchas más mujeres presentaron mediciones de presión arterial faltantes o postergadas cuando tomaron el Addyi junto con alcohol, en comparación con cuando tomaron sólo alcohol o sólo el Addyi.
  • El número de mediciones de presión arterial faltantes alcanzó su punto máximo alrededor del momento en que los niveles del Addyi en la sangre fueron más altos en quienes lo tomaron con alcohol.

La pauta de mediciones faltantes o postergadas brinda pruebas adicionales de una interacción entre el Addyi y el alcohol que puede aumentar el riesgo de sufrir hipotensión y síncopes. Dados estos resultados, la FDA ha determinado que el recuadro de advertencia y la contraindicación aún se ameritan. Las mujeres no contarán en casa con las medidas de seguridad que incluyó este ensayo ni tendrán necesariamente acceso a asistencia inmediata si llegarán a experimentar una hipotensión severa o síncopes, lo cual puede tener consecuencias graves, como caídas, accidentes y lesiones corporales.

En otros ensayos posteriores a la comercialización, los resultados mostraron que el riesgo de sufrir hipotensión grave y síncopes se redujo cuando las mujeres que consumieron hasta dos bebidas alcohólicas esperaron por lo menos dos horas antes de tomar el Addyi. La FDA ha determinado que estos resultados bastan para respaldar una modificación al recuadro de advertencia y la contraindicación que indican que el Addyi y el alcohol no deben tomarse muy cerca el uno del otro (es decir, con una diferencia menor de dos horas).

El Addyi es un agonista del receptor 1A y antagonista del receptor 2A de la serotonina, pero el mecanismo por el cual el fármaco aumenta el deseo sexual y reduce la angustia relacionada se desconoce. El Addyi se toma una vez al día. Se administra a la hora de acostarse para ayudar a reducir el riesgo de que se presenten efectos adversos debido a una posible hipotensión, síncopes y depresión del sistema nervioso central (tales como somnolencia y sedación). Los pacientes deben suspender el tratamiento a las ocho semanas si no ven una mejora en el deseo sexual y la angustia relacionada. Las reacciones adversas más comunes que conlleva el uso del Addyi son: mareos, somnolencia (sueño), náuseas, fatiga, insomnio y boca seca.

La ley de Enmiendas de la Administración de Alimentos y Medicamentos de 2007 concedió a la FDA la autoridad para exigir y, cuando sea necesario, ordenar cambios las advertencias de seguridad de la etiqueta para que refleje la nueva información de seguridad sobre un medicamento de prescripción médica aprobado. No acatar la orden tal como se describe puede acarrear multas pecuniarias y acciones coercitivas adicionales, como medidas cautelares y la incautación del producto. Sprout tiene hasta el 16 de abril de 2019 para apelar la orden a través del proceso formal de resolución de disputas de la FDA.

La FDA, una dependencia del Departamento de Salud y Servicios Sociales de los Estados Unidos, protege la salud pública asegurando la protección, eficacia y seguridad de los medicamentos tanto veterinarios como para los seres humanos, las vacunas y otros productos biológicos destinados al uso en seres humanos, así como de los dispositivos médicos. La dependencia también es responsable de la protección y seguridad de nuestro suministro nacional de alimentos, los cosméticos, los suplementos dietéticos, los productos que emiten radiación electrónica, así como de la regulación de los productos de tabaco.

 

###


Inquiries

Media:
Gloria Sánchez-Contreras
301-796-7686
Consumer:
888-INFO-FDA