U.S. flag An official website of the United States government
  1. Home
  2. News & Events
  3. FDA Newsroom
  4. Comunicados de Prensa
  5. Declaración del Dr. Scott Gottlieb, comisionado de la FDA, sobre la labor de la dependencia para equipar mejor a los consumidores con información nutricional sobre la fibra en los alimentos
  1. Comunicados de Prensa

FDA News Release

Declaración del Dr. Scott Gottlieb, comisionado de la FDA, sobre la labor de la dependencia para equipar mejor a los consumidores con información nutricional sobre la fibra en los alimentos

For Immediate Release:

English

Cada vez más, los estadounidenses buscan opciones de alimentos saludables, ya sea al salir a cenar fuera o en casa. Su capacidad para elegir alimentos saludables comienza con su capacidad de comprender lo que contiene su comida en primer lugar. Las encuestas públicas sugieren que los estadounidenses quieren que los productores de alimentos sean transparentes en cuanto a lo que incluye un producto y cómo se elabora. La industria alimentaria ha respondido innovando y reformulando sus productos. Entre otras cosas, están aumentando el contenido de fibra y reduciendo las cantidades de sodio y azúcar.

Al mismo tiempo, nosotros, en la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés), estamos haciendo nuestra parte para asegurarnos de que los consumidores tengan información actualizada y con sustento en la ciencia para ayudarlos a tomar decisiones nutricionales más educadas.

En marzo, anuncié unaEstrategia de Innovación Nutricional integral a varios años para impulsar las medidas adicionales que la FDA puede tomar para reducir el número de muertes y enfermedades prevenibles relacionadas con una mala nutrición. Parte de esta labor incluye dar los últimos pasos en la instauración de la nueva etiqueta de información nutricional.

Ésta es nuestra primera modificación sustancial al etiquetado de los alimentos en más de 20 años. Su objetivo es asegurar que los consumidores tengan acceso a una etiqueta actualizada que tenga sustento en la ciencia moderna y que les proporcione más información, con el fin de potenciarlos para que opten por dietas saludables. También reconozco que es fundamental que la FDA plante expectativas claras para que el sector pueda cumplir con nuestros nuevos requisitos de etiquetado y que ofrezcamos la mayor flexibilidad posible, sin dejar de mantener un enfoque afianzado en una ciencia rigurosa.

Como parte de estos esfuerzos, la FDA dio a conocer el día de hoy sus decisiones en cuanto a peticiones ciudadanas acerca de las fibras alimenticias adicionales. También publicamos una guía que permitirá a los productores de alimentos contar estas fibras al calcular la cantidad total de fibra por porción a declarar en la etiqueta de información nutricional. Y también pueden contarse como fibra en la etiqueta de información nutricional de los suplementos alimenticios. Los ocho nuevos tipos de fibra son: fibras mixtas a base de celulosa vegetal (una categoría amplia que incluye fibras como la de la caña de azúcar y la de la manzana, entre muchas otras); arabinoxilano; alginato; inulina y fructanos tipo inulina; almidón con un alto contenido de amilosa (almidón resistente tipo 2); galactooligosacárido; polidextrosa; y maltodextrina/dextrina resistente.

Nuestra labor no ha concluido. Hemos recibido peticiones adicionales pidiendo que se reconozcan fibras adicionales, de modo similar a los ocho tipos de fibra que estamos identificando el día de hoy. Estamos evaluando de manera activa estas solicitudes adicionales, trabajando con eficiencia en las peticiones y, en algunos casos, la información complementaria proporcionada por los peticionarios. Reconocemos la importancia de brindar respuestas oportunas para que los productores de alimentos tengan certeza al momento de tomar sus decisiones de producción. También recibiremos con agrado la presentación de peticiones adicionales en el futuro, a medida que vayan surgiendo nuevos conocimientos científicos e identificándose nuevos ingredientes. Esperamos continuar evaluando, y que puedan reconocerse en el futuro, tipos de fibras alimenticias adicionales conforme vayan surgiendo.

Todas estas decisiones derivan de la definición de fibra alimenticia establecida por la FDA con sustento en las pruebas y publicada en 2016, la cual establece que la fibra alimenticia declarada en la etiqueta de información nutricional actualizada puede incluir ciertas fibras presentes de una manera natural “intrínseca e intacta” en las plantas, así como otras siete fibras aisladas o sintéticas añadidas de amplio reconocimiento entre la comunidad científica por tener beneficios fisiológicos. Antes de que la FDA estableciera esta definición, los productores podían declarar como fibra en la etiqueta aquellas de origen sintético o aisladas sin necesidad de contar con pruebas de que tuvieran efectos fisiológicos beneficiosos en el organismo. Los consumidores pueden estar seguros de que los carbohidratos no digeribles contados como fibra en la nueva etiqueta de información nutricional tienen beneficios para la salud sustentados en pruebas científicas. Consumir alimentos ricos en fibra, como recomiendan las Guías de Alimentación para los Estadounidenses, puede ayudar a mejorar los niveles de colesterol; aumentar la sensación de saciedad (sentirse lleno), resultando en una menor ingesta calórica; y aumentar la frecuencia de las evacuaciones o deposiciones.

Estamos adoptando un enfoque flexible en cuanto a la fibra, abriendo la posibilidad de añadir fibras adicionales a la lista de las que ya satisfacen nuestra definición de fibra alimenticia, si las pruebas científicas indican que tienen un beneficio fisiológico. Además de otras publicaciones científicas pertinentes, analizamos cuidadosamente las peticiones que solicitan que la FDA permita a los productores de alimentos contar otros carbohidratos no digeribles como fibra en la etiqueta de información nutricional. Estos incluyen la fibra de caña de azúcar, la fibra de manzana y la inulina, entre otros. También dimos a conocer una guía definitiva en marzo, clarificando la información necesaria y el enfoque que tenemos pensado utilizar para incluir carbohidratos no digeribles adicionales en nuestra definición de fibra. A los peticionarios se les dio la oportunidad de ajustar sus solicitudes acorde a nuestra guía más detallada.

Las decisiones con respecto a la mayoría de los ocho carbohidratos no digeribles adicionales derivan de tales peticiones. Pero es importante señalar que estas determinaciones se sustentan en una verificación cuidadosa de las pruebas científicas que sugieren que cada uno de estos tipos de fibra adicionales tiene un efecto fisiológico beneficioso. La FDA también extendió dos denegaciones a los peticionarios porque no nos pareció que las pruebas presentadas satisficieran las normas científicas, como se describe en nuestra guía científica de marzo. También estamos trabajando diligentemente para concluir nuestra evaluación y respuestas a las demás peticiones a las que aún no hemos respondido.

La FDA está dando a conocer una nueva guía el día de hoy con el fin de expresar nuestra intención de ejercer discreción en el cumplimiento, permitiendo a los productores contar estos ocho tipos de fibra adicionales en la declaración del contenido de fibra de la etiqueta de información nutricional, en lo que la dependencia concluye su proceso de normatización con respecto a la adición de otros tipos de fibra a la definición de fibra alimenticia del reglamento de la FDA.

Los productores de alimentos ahora cuentan con una mayor claridad que los ayude a proseguir con la actualización de sus etiquetas, según sea necesario, en anticipación al vencimiento del plazo de cumplimiento para la etiqueta de información nutricional actualizada, que es el 1 de enero de 2020 para los productores con más de 10 millones de dólares en ventas anuales de alimentos, y el 1 de enero de 2021 para aquellos más pequeños. Nuestro objetivo es asegurarnos de que los consumidores puedan confiar en que los deliciosos bocadillos o cereales ricos en fibra más nuevos que salgan al mercado puedan ofrecer algunos beneficios reales para su salud.

Nuestro compromiso es asegurarnos de que los consumidores cuenten con información al día, de modo que puedan estar facultados para realizar cambios positivos en su dieta. El acceso a información confiable y apoyada en la ciencia acerca de los alimentos y las dietas, no sólo ayuda a los consumidores a tomar decisiones más saludables, sino que también inspira a los productores de alimentos a competir para ofrecer productos que tengan los atributos de salud que los consumidores buscan y que puedan declarar en la etiqueta. Esta labor puede contribuir a fomentar patrones de alimentación que sean congruentes con las pautas nutricionales, reducir las enfermedades crónicas y, en última instancia, atenuar las disparidades en la salud a través de una mejor nutrición.

Para obtener más información:

La FDA, una dependencia del Departamento de Salud y Servicios Sociales de los Estados Unidos, protege la salud pública asegurando la protección, eficacia y seguridad de los medicamentos tanto veterinarios como para los seres humanos, las vacunas y otros productos biológicos destinados al uso en seres humanos, así como de los dispositivos médicos. La dependencia también es responsable de la protección y seguridad de nuestro suministro nacional de alimentos, los cosméticos, los suplementos dietéticos, los productos que emiten radiación electrónica, así como de la regulación de los productos de tabaco.

###


Inquiries

Media:
Gloria Sánchez-Contreras
301-796-7686
Consumer:
888-INFO-FDA