U.S. flag An official website of the United States government
  1. Home
  2. For Consumers
  3. Consumer Updates
  4. Artículos en español
  5. Verdad o Mito: lo que debe saber sobre cómo dejar de fumar y los medicamentos de ayuda
  1. Artículos en español

Verdad o Mito: lo que debe saber sobre cómo dejar de fumar y los medicamentos de ayuda

English

El consumo de tabaco es la principal causa evitable de muerte en los Estados Unidos, con más de 480,000 muertes anuales. Casi el 70 por ciento de los fumadores actuales afirman que desean dejar de fumar, pero conseguirlo puede ser difícil y a menudo requiere múltiples intentos. Hay varios medicamentos aprobados por la FDA disponibles para ayudar a las personas a dejar de fumar con éxito. Durante una audiencia pública de la FDA centrada en el enfoque de la FDA para evaluar las terapias de reemplazo de nicotina celebrada el 26 de enero de 2018, escuchamos dudas y malentendidos acerca de los medicamentos para dejar de fumar y queremos ayudar a separar la verdadde la mito.


La mejor manera de dejar de fumar es de  golpe.

¡MITO!

No hay una “manera correcta” de dejar de fumar, pero muchos fumadores lo dejan “de golpe” y no tienen éxito. La buena noticia es que existen varios métodos de eficacia demostrada para ayudarle a dejar de fumar. Hay muchas maneras de obtener ayuda y hay múltiples opciones que han demostrado ser seguras y eficaces para dejar de fumar. Los productos de terapia de reemplazo de nicotina de venta libre y los medicamentos recetados pueden ayudar a minimizar los síntomas de abstinencia y los antojos cuando se intenta dejar de fumar. Los estudios demuestran que el uso de medicamentos para dejar de fumar puede duplicar sus probabilidades de dejarlo con éxito, y que el apoyo conductual (como la orientación) también puede aumentar sus probabilidades de éxito. De hecho, según varios estudios realizados por los Institutos Nacionales de Salud, los medicamentos más el apoyo conductual son más eficaces que cualquiera de los dos por sí solos. Su médico puede ayudarle a determinar qué enfoque es el mejor para usted, y usted puede informarse sobre las distintas herramientas de las que dispone para dejar de fumar en https://espanol.smokefree.gov/.


Todos los medicamentos para dejar de fumar son iguales.

¡MITO!

Existen 3 tipos diferentes de medicamentos aprobados por la FDA para ayudarle a dejar de fumar: terapias de reemplazo de nicotina, bupropión y vareniclina. Los medicamentos de la terapia de reemplazo de nicotina están disponibles en cinco formatos diferentes: inhalador, nebulizador nasal, parche, chicle o caramelo (consulte este Artículo para el consumidor de la FDA para obtener más información). Los medicamentos varían en cómo afectan al cuerpo, cómo se usan y por cuánto tiempo deben usarse. Algunos son de venta libre y otros requieren una receta de su médico. Hable con su médico para determinar qué opción es la mejor para usted.


Los cigarrillos electrónicos no son un método aprobado para dejar de fumar.

¡VERDAD!

Los cigarrillos electrónicos no están aprobados por la FDA como una ayuda para dejar de fumar y pueden exponer a los usuarios a algunas de las mismas sustancias químicas tóxicas que se encuentran en el humo de los cigarrillos tradicionales. Existen otros métodos comprobados, seguros y eficaces para dejar de fumar. Hable con su médico para informarse sobre qué opción puede ser la mejor para usted. También puede visitar  https://espanol.smokefree.gov/. para obtener más información, recibir consejos gratuitos y descubrir herramientas que pueden ayudarle a dejar de fumar.


La nicotina no es la principal causa de cáncer de la mayoría de los productos de Tabaco.

¡VERDAD!

La nicotina es la principal sustancia adictiva en los cigarrillos y otros productos de tabaco, incluyendo la mayoría de los cigarrillos electrónicos. La nicotina es una sustancia química adictiva natural que se encuentra en el tabaco y que es la que hace que la gente siga fumando. Sin embargo, aunque la nicotina tiene una serie de efectos tóxicos sobre el organismo, no es la causa principal del cáncer y otras enfermedades crónicas relacionadas con el tabaquismo. El humo de los cigarrillos contiene más de 7,000 sustancias químicas, incluidas más de 70 que pueden causar cáncer. Algunos ejemplos de sustancias químicas causantes de cáncer que se encuentran en los cigarrillos son las nitrosaminas específicas del tabaco, el benzopireno, el benceno, el arsénico y otras (vea "Sustancias químicas presentes en los cigarrillos: de la planta al producto y a la pitada").


Es peligroso usar más de un producto de terapia de reemplazo de nicotina al mismo tiempo.

¡MITO!

Aunque cada producto de terapia de reemplazo de nicotina se aprobó como una terapia individual (un medicamento independiente), dos productos de terapia de reemplazo de nicotina se pueden usar juntos de manera segura cuando intenta dejar de fumar (vea Federal Register Notice: Modifications To Labeling of Nicotine Replacement Therapy Products for Over-the-Counter Human Use [Aviso del Registro Federal: Modificaciones al etiquetado de los productos de terapia de reemplazo de nicotina para uso humano de venta libre]). Por ejemplo, algunos fumadores combinan productos; usan un parche de terapia de reemplazo de nicotina para el alivio general de los síntomas de abstinencia, y un chicle de terapia de reemplazo de nicotina o un inhalador para los impulsos repentinos de fumar. Pueden ser necesarios varios intentos para dar con lo que funciona mejor para ayudarle a dejar de fumar.

Las investigaciones indican que la terapia de reemplazo de nicotina es segura y eficaz para casi todos los adultos, pero algunas personas no deberían usarla. Las mujeres embarazadas, los adolescentes y las personas con problemas de salud graves, como enfermedades cardíacas y úlceras de estómago, deben hablar primero con su médico antes de comenzar a usar la terapia de reemplazo de nicotina. Además, si está considerando combinar productos de terapia de reemplazo de nicotina, hable con su médico para que le ayude a decidir si la terapia combinada es la correcta para usted.


El chicle de terapia de reemplazo de nicotina es distinto que el chicle normal.

¡VERDAD!

A diferencia del chicle normal, la terapia de reemplazo de nicotina es más eficaz cuando se usa de la forma indicada; es decir, cuando se pone entre la mejilla y las encías. Debe introducirse el chicle de nicotina en la boca y masticar hasta que tenga un sabor fuerte o una sensación de hormigueo, lo cual indica que la nicotina se está liberando. A continuación, deje de masticar y ponga el chicle entre la mejilla y las encías. Cuando el sabor o la sensación de hormigueo disminuyan, repita el proceso de mascar y volver a poner el chicle entre la mejilla y las encías.  Este proceso ayuda a que el cuerpo absorba la nicotina.


La terapia de reemplazo de nicotina se puede usar sólo durante el tiempo indicado en la etiqueta.

¡MITO!

Aunque la duración indicada en la etiqueta puede funcionar para algunos fumadores, es posible que no funcione para otros. Hable con su médico si siente que alargar el tratamiento podría ayudarle a dejar de fumar.


Si usted ha probado la terapia de reemplazo de nicotina en el pasado y no le funcionó, todavía tiene motivos para intentarlo de nuevo.

¡VERDAD!

La investigación indica que la mayoría de los fumadores tienen que hacer varios intentos para dejar de fumar antes de conseguirlo, incluso cuando usan un medicamento para dejar de fumar de eficacia comprobada, como la terapia de reemplazo de nicotina. Lo mejor es volver a intentarlo. La campaña de educación pública de la FDA, Every Try Counts (Todos los intentos cuentan), se diseñó con este importante mensaje en mente y anima a todos los fumadores a dejar de fumar mediante mensajes de apoyo que hacen hincapié en los beneficios que dejar de fumar tiene sobre la salud. El objetivo de la campaña es cambiar las actitudes y creencias sobre lo que significa dejar de fumar; aumentar la motivación para intentar dejarlo de nuevo; y animar a los fumadores a que lo intenten, ya que cada intento de dejar de fumar hace que sea más probable dejarlo para siempre.

Al conocer la verdad y usar métodos de eficacia demostrada para dejar de fumar, usted puede mejorar sus probabilidades de éxito. Pero, si no lo consigue en el primer intento, recuerde que todos los intentos cuentan.

Publicado el 27 de marzo de 2019

Subscríbase a los Artículos para el Consumidor en Español

Haga clic en "Consumer Health Info" y luego marque "Artículos en Español"