U.S. flag An official website of the United States government
  1. Home
  2. For Consumers
  3. Consumer Updates
  4. Artículos en español
  5. ¿Prometen demasiado algunos cosméticos?
  1. Consumer Updates

¿Prometen demasiado algunos cosméticos?

¿Prometen demasiado algunos cosméticos?

Ejemplos de afirmaciones que pueden hacerse en los cosméticos: Limpia la piel, Realza la belleza, Mejora el atractivo, Altera la apariencia. Ejemplos de afirmaciones que NO pueden hacerse en los cosméticos: Trata una enfermedad tal como el acné, el eccema o la rosácea, Aumenta el colágeno, Revive las células.

English

Red envelope icon Subscríbase para recibir artículos para el consumidor en español por email.

Los estadounidenses gastan mucho dinero en cremas, lociones y otros cosméticos que prometen mejorar la piel, el cabello y hasta las pestañas.

Pero a veces esas promesas van demasiado lejos.

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) pone sobre aviso a las empresas de cosméticos cuando hacen afirmaciones acerca de sus productos que los clasifican como medicamentos y no como cosméticos. La FDA ha emitido cartas de advertencia citando afirmaciones farmacológicas relacionadas con el cuidado tópico de la piel, el cuidado del cabello y las preparaciones para las pestañas o las cejas incluidas tanto en la etiqueta como en los sitios electrónicos de los productos. Algunos ejemplos de afirmaciones citadas son sobre el tratamiento del acné y la caspa, así como la restauración del cabello.

Estas cartas establecen que los productos se están comercializando con afirmaciones farmacológicas (señalando que están indicados para tratar o prevenir enfermedades, o para cambiar la estructura o las funciones del organismo). La agencia advierte a las empresas que tienen que eliminar cualquier afirmación farmacológica de la etiqueta de sus productos o procurar la aprobación de la FDA para comercializarlos como medicamentos.

“Al momento de tomar la decisión de comprar uno de estos productos, los consumidores deben saber que estas afirmaciones farmacológicas no se han demostrado ante la FDA”, advierte la Dra. Linda M. Katz, M.D., MPH, directora de la Oficina de Cosméticos y Teñidos de la dependencia. “La FDA debe evaluar estos productos como medicamentos antes de que las empresas pueden afirmar que modifican la piel o tratan una enfermedad” .

Algunas de las afirmaciones farmacológicas han incluido la promesa de aumentar la producción de colágeno y elastina, que resulta en una piel más elástica y firme, con menos arrugas.
Algunas son aun más específicas, tales como las afirmaciones de que los productos reducen la inflamación, regeneran las células, previenen la contracción de los músculos faciales, intensifican la actividad de los genes, o dan los mismos resultados que las inyecciones o una cirugía. Otras prometen tratar afecciones médicas tales como el acné, la rosácea, el eccema y la psoriasis.

regrese al inicio

¿Cosméticos o medicamentos?

La legislación federal define un cosmético, en parte, como un producto diseñado para “limpiar, embellecer, mejorar el atractivo o alterar la apariencia”. La ley no exige que los cosméticos reciban la aprobación de la FDA antes de salir a la venta.

Un medicamento se define, en parte, como un producto “indicado para su uso en el diagnóstico, cura, alivio, tratamiento o prevención de enfermedades” o “para afectar la estructura o alguna función del organismo”. Los medicamentos normalmente están sujetos a la evaluación y aprobación de la FDA antes de que puedan comercializarse.

Según la Dra. Katz, muchas empresas han cruzado la línea entre decir que sus productos mejorarán la apariencia de una persona, y afirmar que cambiarán estructuralmente la piel e incluso prevendrán o tratarán ciertas afecciones médicas.

La Dra. Katz añade que, por años, la FDA le ha seguido la pista a las afirmaciones que se hacen sobre los productos cosméticos, y ha visto una proliferación de declaraciones ilícitas en internet y en el empaque de los productos. “Uno entra a una tienda y ve los estantes llenos de productos maravilla. Si van a hacer afirmaciones farmacológicas, los productos tienen que ser evaluados como medicamentos”, señala.

Si las empresas no obedecen, la FDA puede tomar medidas adicionales que van más allá de enviar una carta de advertencia y que podrían incluir el retiro del producto del mercado.

regrese al inicio

No hay respuestas sencillas

La Dra. Jane Liedtka, M.D., una dermatóloga de la FDA, explica que la dependencia controla muchas cremas y lociones para la piel como medicamentos, tales como los productos que se usan para tratar el acné o la psoriasis. Estos productos hacen afirmaciones terapéuticas específicas que la FDA evalúa para asegurarse de que sean correctas, aclara.

De modo que, ante la posibilidad de que algunos productos cosméticos para la piel pudieran estar haciendo afirmaciones farmacológicas que no hayan sido evaluadas por la FDA, ¿cómo puede un consumidor escoger la crema o loción adecuadas?

No hay una respuesta universal para esto, reconoce la Dra. Liedtka.

Pero, en general:

  • Los productos indicados para limpiar o embellecer por lo general son controlados como cosméticos.
  • Los productos indicados para el tratamiento o la prevención de enfermedades, o para afectar la estructura o el funcionamiento del organismo, son medicamentos.
  • Algunos productos son tanto cosméticos como medicamentos. Algunos ejemplos son los champúsanticaspa y los desodorantes antitranspirantes, así como el maquillaje que ofrece un FPS (factor de protección solar); éstos deben satisfacer los requisitos tanto de los cosméticos como de los medicamentos, según corresponda.

¿Qué tal si un producto para la piel incluye la sugerencia de que puede darle marcha atrás al reloj biológico? Los consumidores podrían pensar que estos productos pueden utilizarse con la misma eficacia o en lugar de procedimientos más costosos, explica la Dra. Liedtka. “Si una crema para la piel dice que funciona mejor que una cirugía estética... bueno, la gente ya no se haría estas cirugías”.

La Dra. Katz comparte este sentir. “Si un producto parece demasiado bueno para ser verdad”, dice, “es probable que lo sea”.

Este artículo está disponible en la página de Artículos para el Consumidor de la FDA, en la cual se publican las últimas novedades sobre todos los productos regulados por la FDA.

23 de marzo de 2015

regrese al inicio

Para más información

Artículos relacionados para el consumidor de la FDA