U.S. flag An official website of the United States government
  1. Home
  2. For Consumers
  3. Consumer Updates
  4. Artículos en español
  5. ¿Confundido por la fecha en las etiquetas de los alimentos empaquetados?
  1. Artículos en español

¿Confundido por la fecha en las etiquetas de los alimentos empaquetados?

Image
Fechas etiquetadas en alimentos
Caption
La frase "Consumir preferentemente antes de" ayuda a aclarar que la fecha en la etiqueta es sobre la calidad, no la seguridad del alimento, y que si se almacena correctamente, los productos no necesariamente tienen que ser desechados después de la fecha.

English

Entre el sector alimenticio y los consumidores, los estadounidenses estamos desechando casi un tercio de nuestros alimentos, aproximadamente $161 mil millones cada año.

“Imagine esto: usted va a su supermercado preferido y sale con tres bolsas llenas de comestibles. Antes de subirse a su automóvil, usted echa una de esas bolsas a la basura. ¿Suena absurdo, cierto? Por supuesto que sí. Pero básicamente así es como se desperdician alimentos todos los días en nuestro país," dice Frank Yiannas, comisionado adjunto del programa de Políticas y Respuestas Alimentarias de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés).

Se cree que la incertidumbre de los consumidores con respecto al significado de las fechas que aparecen en las etiquetas de los alimentos empaquetados contribuye al desperdicio de un 20 por ciento de los alimentos en el hogar. Esto no resulta sorprendente si se tienen en cuenta la variedad de términos que se emplean en las etiquetas de fecha, por ejemplo, “usar antes de” “vender antes de”, “caduca el”, entre otros. 

Para ayudar a despejar la confusión, la FDA está apoyando los esfuerzos de la industria alimentaria para normalizar el uso de la frase “Consumir preferentemente antes de” en las etiquetas de los alimentos empaquetados, cuando la fecha se refiere simplemente a la calidad óptima y no a la inocuidad de los alimentos. Los estudios han demostrado que esta es la mejor manera de comunicarles a los consumidores que no es necesario que desechen estos productos después de la fecha indicada, siempre y cuando estos sean almacenados adecuadamente. “Esperamos que con el tiempo se reduzca la variedad de etiquetas de fecha a medida que la industria adopta la terminología "Consumir preferentemente antes de”," dice Yiannas. “Varios productores de alimentos ya están efectuando este cambio".

Los esfuerzos de la FDA son parte de una iniciativa de la Casa Blanca conocida como Winning on Reducing Food Waste (Cómo ganar la batalla contra el desperdicio de alimentos). Parte de esta colaboración entre la FDA, la Agencia de Protección Ambiental (EPA) y el Departamento de Agricultura de los EE. UU. (USDA) incluye el educar a los consumidores sobre métodos para reducir la pérdida y el desperdicio de alimentos, y cómo hacerlo de manera segura sin arriesgarse a contraer enfermedades por consumir productos descompuestos. 

La mayoría de las fechas etiquetadas no se basan en una ciencia exacta

Por lo general, los fabricantes colocan las fechas en las etiquetas según sus propios criterios y por diferentes motivos. El más común es informarles a los consumidores y a los minoristas la fecha límite hasta la que pueden esperar que los alimentos conserven la calidad y el sabor deseados.  La principal excepción a esta regla general son los productos de fórmula infantil. Estos productos deben portar una etiqueta "Usar antes de". Esta es la fecha hasta la que el fabricante confirma que el producto contiene por lo menos una cantidad mínima de cada nutriente enumerado en la etiqueta del producto y que la calidad del mismo será aceptable. 

Por lo general, no se exigen etiquetas de fecha en los alimentos empaquetados. Aunque los fabricantes tienen prohibido incluir información falsa o engañosa en una etiqueta, no se les exige obtener aprobación por parte de la dependencia para las etiquetas de fecha referentes a la calidad¬ –que usan de manera voluntaria–, ni tampoco que aclaren cómo decidieron las fechas que aplicaron.  

Según Kevin Smith, consejero principal para la inocuidad de los alimentos en el Centro para la Seguridad Alimentaria y la Nutrición Aplicada de la FDA, las etiquetas "Consumir preferentemente antes de" que aparecen en los alimentos empaquetados se refieren a la calidad del producto. Sin embargo, predecir cuándo un alimento dejará de tener la calidad adecuada para su consumo no es una ciencia exacta.  

Smith les aconseja a los consumidores que inspeccionen con frecuencia los alimentos en sus gabinetes de cocina o en sus despensas que hayan excedido la fecha indicada en la etiqueta "Consumir preferentemente antes de", a fin de determinar si su calidad es suficiente para su consumo. Si el color, la consistencia o la textura de los productos ha cambiado perceptiblemente, los consumidores no deben usarlos. 

Además, hay recursos disponibles en línea para los consumidores que tengan preguntas sobre los plazos para conservar alimentos perecederos, incluyendo carne, mariscos y productos lácteos. En fda.gov hay enlaces a:

  • La aplicación FoodKeeper, diseñada para promover una mayor comprensión sobre el almacenaje de alimentos y bebidas a fin de maximizar su frescura y calidad.
  • Refrigerator and Freezer Storage Chart –la tabla de almacenamiento en el refrigerador y en el congelador–, parte de Food Facts de la FDA, que proporciona información sobre los productos que se deben refrigerar o congelar y por cuánto tiempo.

Waste Not: Consejos sobre cómo reducir el desperdicio de alimentos.

La FDA está trabajando con colaboradores a nivel federal y con otras partes interesadas para ayudarles a los consumidores a comprender mejor la variedad de medidas que pueden adoptar para reducir el desperdicio de alimentos. La página de la FDA sobre el desperdicio y la pérdida de alimentos ofrece enlaces a recursos de la FDA, la EPA y el USDA.

Otros métodos para desperdiciar menos alimentos incluyen:

  • Refrigerar los vegetales pelados o cortados para que mantengan su frescura, calidad e inocuidad.
  • El congelador es su amigo; es una excelente herramienta para almacenar varios alimentos y conservar su calidad hasta que esté listo para consumirlos. 
  • Evite comprar al por mayor y las compras impulsivas, sobre todo de productos agrícolas y lácteos que tienen un periodo de conservación limitado. 
  • Cuando coma fuera de casa, ordene porciones más pequeñas si no tiene mucho apetito. Lleve sus sobras a casa y refrigérelas o congélelas en un plazo de dos horas.

Para más información, visite la página de la FDA sobre recomendaciones para evitar el desperdicio de alimentos (en inglés).

“Reducir el desperdicio de alimentos es una responsabilidad compartida y los consumidores desempeñan un papel particularmente importante," dice Yiannas.“La FDA se ha comprometido a proporcionarles la información que necesitan para que puedan tomar decisiones prudentes y razonables para sus familias. Los alimentos son demasiado importantes como para desperdiciarlos".
 

Subscríbase a los Artículos para el Consumidor en español

Haga clic en "Consumer Health Info" y luego marque "Artículos en español"