U.S. flag An official website of the United States government
  1. Home
  2. For Consumers
  3. Consumer Updates
  4. Artículos en español
  5. Ahora es un buen momento para vacunarse contra la influenza
  1. Artículos en español

Ahora es un buen momento para vacunarse contra la influenza

Image
Hoy - Obtener la vacuna contra la gripe

English

¿Aún no se vacuna contra la gripe? Todavía está a tiempo. Y sigue habiendo buenas razones para hacerlo.

La gripe, más formalmente conocida como influenza, es una enfermedad viral grave que puede llevar a una hospitalización e incluso a la muerte.  Cada temporada de gripe es diferente y los impactos significativos a la salud pueden variar mucho de temporada a temporada. Su mejor defensa es la vacunación, lo que le proporciona una protección importante contra la gripe y sus posibles complicaciones.
La Administración de Alimentos y Medicamentos de los EE.UU. (FDA, por sus siglas en inglés) desempeña una función clave en garantizar que haya vacunas antigripales seguras y eficaces disponibles para cada temporada de gripe.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) estiman que durante la severa temporada de influenza de 2017-18, la vacunación previno 7.1 millones de enfermedades, 3.7 millones de consultas médicas, 109,000 hospitalizaciones, y 8,000 muertes asociadas con la gripe. Esa temporada de gripe se destacó por un periodo inusualmente largo de alta actividad generalizada a través de los Estados Unidos, con índices mayores de visitas ambulatorias y  hospitalizaciones en comparación con temporadas recientes.

Los virus de la gripe se propagan por las gotitas esparcidas cuando una persona enferma tose, estornuda, o habla. La gripe también puede propagarse cuando una persona toca una superficie u objeto que tenga los virus, y luego se toca la boca, la nariz o los ojos. Aunque los virus de la influenza circulan durante todo el año, su actividad alcanza el periodo de máxima actividad entre diciembre y febrero la mayoría de los años. La temporada puede durar hasta mayo en los Estados Unidos.

Lo mejor es vacunarse al inicio de la temporada de gripe. Los CDC recomiendan que los adultos y los niños mayores de 6 meses se vacunen para finales de octubre. Incluso si no se vacunó antes de octubre, vacúnese. Aún es beneficioso porque la vacuna puede protegerle por el resto de la temporada de gripe. Aún puede protegerse contra lo que queda de la temporada de la gripe.

Aunque ya se haya enfermado con la gripe durante esta temporada sin haber recibido la vacuna, aún es recomendable que se vacune, ya que la vacuna previene tres o cuatro cepas diferentes del virus de la gripe.

Presumiblemente, usted fue infectado por una cepa del virus, por lo que la vacuna todavía puede protegerlo contra las otras cepas.

Incluso si se enferma con la gripe después de haberse vacunado, la vacuna puede ayudar a reducir la severidad de la enfermedad en las personas que se vacunaron pero aún así se enfermaron.

Una vacuna contra la gripe es el mejor método de prevención.

Las temporadas de gripe y su intensidad son impredecibles. La vacunación anual es la mejor forma de prevenir la influenza en personas mayores de 6 meses.

Una inmunización anual contra la gripe es la forma más eficaz y segura para reducir el riesgo de contraer y propagar la gripe. Cuando hay más personas que se vacunan, es menos probable que los virus de la gripe se propaguen en una comunidad. La eficacia de las vacunas contra la influenza varía dependiendo  de varios factores, tales como la edad y salud del receptor, los virus de influenza en circulación y el grado de semejanza que exista entre los virus que circulan y los que se incluyen en la vacuna.

La vacuna generalmente cambia cada año y contiene las cepas del virus de la gripe que se espera que sean prevalentes durante la próxima temporada de gripe. La vacuna hará que su sistema inmunológico produzca anticuerpos que pueden protegerle contra la influenza; no lo enfermará con la gripe. Puede que tome hasta dos semanas después de la vacunación para que los anticuerpos se desarrollen en el cuerpo.

La tarea de elaborar una nueva vacuna para la próxima temporada de gripe comienza mucho antes de que termine la temporada actual. Para la FDA, es una iniciativa de todo el año.

¿Por qué necesitamos una nueva vacuna contra la gripe cada año?

De acuerdo a la Oficina de Investigación y Evaluación de Vacunas de la FDA, hay varias razones por las cuales debe elaborarse una nueva vacuna contra la gripe cada año.

Los virus de la gripe pueden cambiar de un año a otro, por lo que la vacuna se actualiza para que proteja contra las nuevas cepas del virus. La vacuna necesita incluir las cepas del virus de la influenza que más se asemejan con las que circulan durante la temporada de influenza. Además, la protección provista por la vacuna del año anterior disminuirá con el tiempo y puede ser demasiado baja para prevenir la enfermedad de la influenza durante el próximo año.  

¿Quién corre mayor riesgo de contraer la gripe?

Por lo general, los niños y las personas mayores son quienes corren el mayor riesgo de contraer la influenza. La mejor forma de proteger a los bebés que son demasiado pequeños como para vacunarlos es asegurándose de que quienes los rodean estén vacunados. 

En ocasiones, un virus de la gripe que afecta de manera desproporcionada a los adultos jóvenes y de mediana edad puede estar en circulación.

La FDA insta a las organizaciones de salud que se aseguren de que los profesionales de atención médica  tengan acceso a programas de vacunación contra la gripe para ayudar a reducir la probabilidad de contraer la enfermedad e infectar a otras personas.

Usted también puede frenar la propagación de la gripe y sus efectos tomando medidas prácticas como lavarse las manos, cubrirse la boca al toser y estornudar, y permanecer en casa cuando esté enfermo.

La FDA ha aprobado varias vacunas para prevenir la influenza. Pero si llega a enfermarse con la gripe, hay medicamentos antivirales aprobados por la FDA, disponibles con receta médica, para tratar la enfermedad. Existen varios medicamentos antivirales aprobados por la FDA y recomendados por los CDC contra los virus de la influenza que estén circulando. Estos medicamentos funcionan mejor si los empieza a tomar poco después de que se manifiesten los síntomas (dentro de 48 horas).

¿Cómo se identifican las cepas del virus de la gripe?

Cada febrero, antes de terminar la temporada de gripe de ese año, la FDA, la Organización Mundial de la SALUD (OMS), los CDC, y otros expertos en salud pública colaboran en la recolección y análisis de datos de todo el mundo para identificar los virus de la gripe que probablemente causarán el mayor número de casos de enfermedad durante la próxima temporada.

Tras ese proceso, la FDA convoca a su comisión consultiva para abordar las recomendaciones de la OMS. La comisión también analiza los datos sobre qué virus de la gripe causaron enfermedades el año pasado, cómo están cambiando estos virus y las tendencias de la enfermedad para los Estados Unidos. Basados en esa información, la agencia selecciona las cepas del virus que los fabricantes autorizados por la FDA incluirán en sus vacunas a utilizarse en los Estados Unidos.

Entre más se asemejen las cepas del virus de la influenza seleccionadas para la vacuna con las que están circulando y causando enfermedades durante la temporada de gripe, mejor será la protección que la vacuna proporcionará. El hecho de que haya años en que la vacuna y los virus no coincidan exactamente, no quiere decir que no beneficie a las personas. Sabemos, por estudios anteriores sobre la influenza, que la vacuna puede proporcionar suficiente protección en personas que se vacunaron esa temporada para ayudar a atenuar los síntomas o prevenir complicaciones relacionadas con la gripe.

La vacuna contra la gripe es segura

Para garantizar que la vacuna contra la gripe sea segura, eficaz y de alta calidad, la FDA prepara y les proporciona los reactivos necesarios (los materiales usados para estandarizar las vacunas) a los fabricantes para crear su vacuna y comprobar su identidad y potencia. La FDA también inspecciona las plantas de producción con regularidad, y evalúa anualmente la vacuna de cada uno de los fabricantes antes de que sean aprobada. 

Y ahí no acaba la función de supervisión de la FDA. Después de que los fabricantes han distribuido sus vacunas para uso del público, la FDA trabaja en conjunto con los científicos de los CDC para evaluar periódicamente las denuncias recibidas a través del Sistema de Denuncia de Efectos Adversos de las Vacunas (VAERS, por sus siglas en inglés), sobre problemas de salud que pudieran estar relacionados con una vacuna.

Se han establecido otros métodos para monitorear la seguridad de las vacunas. La FDA vigila la vacuna contra la influenza, entre otras, mediante el Sentinel de Rápido Control de la Seguridad de las Inmunizaciones Tras su Autorización (PRISM, por sus siglas en inglés), el cual le permite a la FDA evaluar proactivamente la seguridad de las vacunas, bajo condiciones de la vida real, que reflejan la atención al paciente en los Estados Unidos.

También los CDC mantienen el Enlace de Transmisión de Datos sobre la Seguridad de las Vacunas (VSD, por sus siglas en ingles), el cual da un seguimiento, casi en tiempo real, de personas que son vacunadas, en colaboración con ocho organizaciones de salud integradas.

Subscríbase a los Artículos para el Consumidor en español

Haga clic en "Consumer Health Info" y luego marque "Artículos en español"

Back to Top