News & Events

Declaración de la FDA

Declaración del Dr. Scott Gottlieb, comsionado de la FDA, sobre la labor de impulsar el mercado estadounidense de los mariscos adoptando medidas de mutuo beneficio para reanudar su comercio con la Unión Europea

Para publicación inmediata

March 8, 2018

Declaración

English

Los pescados y mariscos son parte importante de una dieta saludable y una fuente de nutrientes de alta calidad, así que no es de sorprender que sean uno de los productos básicos de mayor venta en el mundo. Reconozco que es mucho el trabajo que media entre la captura de un pez o la cosechar de un marisco y su llegada a nuestra mesa para el inocuo deleite de nuestras familias. El proceso de llevar el pescado a los estadounidenses comienza con los productores y pescadores, e involucra la participación de desbulladores, procesadores, distribuidores y minoristas, quienes, todos, colaboran con los organismos de control para asegurar el cumplimiento de las normas de inocuidad alimentaria, ya sea que haya sido capturado en el país o en el extranjero. Estas cadenas de abasto son cruciales porque la industria pesquera estadounidense aporta más de 90 mil millones de dólares a la economía nacional, según el Instituto Brookings, y mantiene alrededor de 1.5 millones de puestos de trabajo.

Aproximadamente tres cuartas partes del poder adquisitivo y más del 95 por ciento de los consumidores del mundo están allende las fronteras de los Estados Unidos. Eso hace del comercio un motor significativo del crecimiento de nuestra economía y un factor importante para las empresas estadounidenses. Esto es particularmente cierto en los que a los pescados y mariscos se refiere. Los productos pesqueros representan más de 5 mil millones de dólares del valor total de las exportaciones estadounidenses, y aproximadamente una tercera parte de eso es en mariscos. Con una participación del 6 por ciento del comercio mundial, los Estados Unidos representan el sexto proveedor de pescados y mariscos para el mercado mundial. Más aun, las empresas estadounidenses han experimentado un crecimiento constante en las exportaciones de productos del mar en la última década, y uno de sus principales mercados de exportación es la Unión Europea (UE).

Sin embargo, durante casi ocho años, los Estados Unidos y la Unión Europea no han entablado ningún tipo de comercio de moluscos crudos, lo cual significa que los consumidores se han perdido de opciones en el mercado, y las empresas tanto estadounidenses como europeas, de nuevas oportunidades de negocios. La Comisión Europea (CE) no ha permitido la importación de mariscos a la Unión Europea desde 2010, y la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) no ha permitido la de moluscos vivos, frescos o congelados provenientes de Europa desde los 1980. A fin de vencer este obstáculo comercial y asegurar la inocuidad de los mariscos importados en ambos mercados, los Estados Unidos y la Unión Europea han venido trabajando de manera activa para llevar adelante un proceso de determinación de equivalencia.

Es por eso que me complace anunciar el día de hoy que la FDA y la Unión Europea han puesto en marcha medidas que permitirán la venta de moluscos —o lo que se conoce como almejas, mejillones, ostras y vieiras o callos de hacha, entre otros— entre los Estados Unidos y la Unión Europea por primera vez en años. En particular, la FDA ha publicado una propuesta de determinación al efecto de que los controles de inocuidad de la Unión Europea son equivalentes a los de los Estados Unidos. En una medida aparte, pero complementaria, la Comisión Europea está culminando los procedimientos administrativos para su propia propuesta de determinación de que los controles de inocuidad de los Estados Unidos son equivalentes a los de la Unión Europea, lo cual es un paso necesario hacia la reanudación del comercio.

Estas determinaciones decisivas son el resultado de una exhaustiva actualización en cooperación a varios años de los sistemas de inocuidad de los mariscos de los Estados Unidos y la Unión Europea, en la que expertos técnicos de ambos lados del Atlántico concluyeron que muchos los controles de inocuidad de las dos partes son equivalentes. Ambos gobiernos recomendaron estas medidas después de analizar los programas de inocuidad alimentaria existentes, las medidas de seguridad para los moluscos y las auditorías locales para verificar los sistemas de su contraparte.

La propuesta de una determinación de equivalencia marisquera ayudará a desatar oportunidades económicas para los exportadores tanto estadounidenses como europeos, al abrir un nuevo acceso al mercado, además de poner una selección más amplia de mariscos inocuos y saludables a disposición de los consumidores. También dará a los consumidores estadounidenses la confianza de que los moluscos importados de Europa son tan inocuos como los que producimos aquí en los Estados Unidos.

Los Estados Unidos y la Unión Europea colaboraron con estados y países europeos en lo individual a fin de determinar el nivel de interés en participar en la evaluación inicial de equivalencia, lo cual exigía que se sometieran a auditorías locales. La FDA colaboró con la Conferencia Interestatal para el Saneamiento de Mariscos, así como con las asociaciones marisqueras tanto de la costa del Pacífico como de la costa este de los Estados Unidos, a fin de identificar a estados interesados que se ofrecieran como voluntarios para participar. Si la determinación deviene en definitiva, los estados de Washington y Massachusetts podrán enviar una vez más moluscos bivalvos al mercado europeo, los primeros desde 2010. Los exportadores de mariscos de España y los Países Bajos también podrán vender mariscos bivalvos crudos en el mercado estadounidense, los primeros desde la década de los 1980. Estos estados y países son sólo los primeros, y nos comprometemos a seguir colaborando con la Unión Europea en cuanto a los procedimientos para sumar a más estados y países europeos. Compartimos el objetivo de ver que otros estados de la Unión Americana se incorporen posteriormente a la lista de exportadores idóneos de una manera eficiente, una vez dado este importante paso.

Pienso tener más que anunciar en cuanto a esta propuesta de determinación de equivalencia en el transcurso del año venidero, conforme continuemos colaborando con la Unión Europea en cuanto a los detalles para reanudar un intercambio comercial mutuamente beneficioso en este campo. Entre tanto, me comprometo a adoptar nuevos enfoques como este para sacar el máximo provecho a los recursos que compartimos y generar una mayor eficiencia en el comercio de moluscos.

Este esfuerzo bilateral demuestra que la inocuidad alimentaria y el acceso al mercado sí pueden ir de la mano. Éste es otro gran ejemplo de colaboración de la FDA con las dependencias de comercio de los Estados Unidos, así como con un leal aliado internacional, para priorizar mejor los recursos, garantizar la inocuidad alimentaria y facilitar un intercambio comercial mutuamente beneficioso.

La FDA, una dependencia del Departamento de Salud y Servicios Sociales de los Estados Unidos, protege la salud pública asegurando la protección, eficacia y seguridad de los medicamentos de uso tanto veterinario como para los seres humanos, las vacunas y otros productos biológicos destinados a su uso en seres humanos, así como de los dispositivos médicos. La dependencia también es responsable de la protección y seguridad de nuestro suministro nacional de alimentos, los cosméticos, los suplementos alimenticios, los productos que emiten radiación electrónica, así como de la fiscalización de los productos de tabaco.

###

Información

Medios de Comunicación

 Gloria Sánchez
 301-796-7686


Consumidores

 888-INFO-FDA

Page Last Updated: 03/08/2018
Note: If you need help accessing information in different file formats, see Instructions for Downloading Viewers and Players.
Language Assistance Available: Español | 繁體中文 | Tiếng Việt | 한국어 | Tagalog | Русский | العربية | Kreyòl Ayisyen | Français | Polski | Português | Italiano | Deutsch | 日本語 | فارسی | English