For Consumers

Los tratamientos para el síndrome del colon irritable varían dependiendo la persona

Irritable Bowel Syndrome

Subscrí­base para recibir artí­culos para el consumidor en español por email.

In English

El síndrome del colon irritable (SCI) es un padecimiento a menudo incomprendido y subdiagnosticado que afecta a unos 15,3 millones de personas en los Estados Unidos.

No hay un remedio único que funcione para todos los pacientes; por lo tanto, hay una gran necesidad médica de crear nuevos tratamientos para el SCI, señala la Dra. Tara Altepeter, gastroenteróloga de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés). Por este motivo, la FDA trabaja para que haya más tratamientos en el mercado.

“Hay muchas investigaciones nuevas sobre la función de los carbohidratos y, específicamente, de un nutriente llamado polioles, como detonantes del síndrome del colon irritable en algunos pacientes”, explica Altepeter. “Además, los investigadores están examinando más detenidamente el papel de los cambios de la alimentación como tratamiento para los pacientes con SCI”.

¿Qué es el SCI?

El SCI es un trastorno gastrointestinal que afecta al intestino grueso (el colon), pero no causa inflamación ni daño permanente. Entre los síntomas comunes del SCI están dolor abdominal, distención abdominal,  cólicos, gases excesivos, moco en las heces y alteración de los hábitos intestinales (constipación y/o diarrea).

Es posible que los síntomas sean intermitentes y pueden cambiar en el mismo paciente. A veces, el dolor por el SCI puede ser tan intenso que se vuelve incapacitante y los pacientes no pueden realizar labores cotidianas. Los médicos no saben qué causa el SCI y la cura se desconoce.

Los estudios calculan que aproximadamente el 20% de los estadounidenses sufren de SCI. Muchos no se dan cuenta de que tienen este trastorno gastrointestinal. Es posible que sufran de estreñimiento y diarrea ocasionales y que crean que se debe a algo que comieron o a algún virus, por lo que no van al médico para recibir un diagnóstico adecuado. Pero cuando lo hacen, el médico primero debe descartar que los síntomas se deban a una enfermedad u otro trastorno.

“Hay muchos padecimientos que predominan entre las mujeres o entre los hombres, pero no entendemos por qué las mujeres tienen una mayor prevalencia del SCI”, dice Altepeter.

El SCI es más común entre las personas menores de 45 años y, generalmente, los pacientes empiezan a experimentar los síntomas entre los 25 y los 30. Las personas que tienen antecedentes de SCI en su familia también son más propensas a presentar la enfermedad.

La depresión, la ansiedad y otros problemas psicológicos son comunes en las personas con SCI.

“Algunas personas padecen de depresión y SCI. La pregunta es cuál es primaria o secundaria; ¿cuál se presentó primero?", dice Altepeter. “En cualquier caso, los antidepresivos no son una cura para el SCI”.

Tratamientos para el SCI

Los tratamientos para el SCI varían de un paciente a otro e incluyen cambios en la alimentación y en la nutrición y ejercicio. Algunos pacientes necesitan medicamentos para controlar los síntomas.  Actualmente no hay un medicamento que cure el SCI.

“El SCI no es como otras enfermedades crónicas, como la hipertensión, que es constante. El SCI es un padecimiento que varía. Incluso sin tratamiento, el problema podría desaparecer en algunos pacientes. Pero los síntomas podrían regresar después de unos meses”, advierte Altepeter.

No hay ningún medicamento que funcione para todas las personas que sufren de SCI.

El SCI y la alimentación

“Los medicamentos son la última opción. Los pacientes deben probar cambios en la alimentación, técnicas de relajación y otros cambios en el estilo de vida, tal como el ejercicio, antes de recurrir a la medicación”, dice Altepeter.

Ciertos alimentos y bebidas pueden desencadenar los síntomas del SCI en algunos pacientes. Los más comunes son los alimentos ricos en carbohidratos, los picantes o grasosos, los productos lácteos, el café, el alcohol y la cafeína.

El SCI y los niños

Es difícil diagnosticar el SCI en los niños porque sus síntomas son muy comunes y pueden observarse en diversas afecciones.  Los niños pequeños pueden no verbalizar sus síntomas del mismo modo que los adolescentes y los adultos.  El Centro Coordinador Nacional de Información sobre las Enfermedades Digestivas (NDDIC, por sus siglas en inglés) informa que un estudio con niños en América del Norte determinó que los niños y las niñas son igual de propensos a padecer el SCI. El estudio también determinó que tanto como el 14% de los estudiantes de secundaria y el 6% de los de educación intermedia presentan SCI.  El diagnóstico en niños pequeños sigue siendo un desafío, al igual que el tratamiento. La FDA no ha aprobado ningún medicamento para el tratamiento del SCI en los niños.

 Este artículo aparece en la página de Artículos de Salud para el Consumidor de la FDA que muestra lo más reciente de todos los productos regulados por la FDA.

Acualizado el 6 de abril del 2017

Publicado el 10 de abril de 2014.

regrese al inicio

Page Last Updated: 04/14/2017
Note: If you need help accessing information in different file formats, see Instructions for Downloading Viewers and Players.
Language Assistance Available: Español | 繁體中文 | Tiếng Việt | 한국어 | Tagalog | Русский | العربية | Kreyòl Ayisyen | Français | Polski | Português | Italiano | Deutsch | 日本語 | فارسی | English