For Consumers

Gáneles la partida a la hiedra venenosa y otras plantas tóxicas


Subscrí­base para recibir artí­culos para el consumidor en español por email.

 

English

Primero viene la comezón, después el sarpullido y luego las ampollas. Estos síntomas de la hiedra, el roble y el zumaque venenosos pueden surgir en cualquier momento, desde de unas cuantas horas hasta varios días después de haber estado expuesto al aceite que se encuentra en la savia de estas plantas tóxicas. El culpable: el aceite de urushiol. Aquí hay algunos consejos para evitarlo.
 

Cómo reconocer la hiedra, el roble y el zumaque venenosos

  • Hiedra venenosa: Puede encontrarse en todos los Estados Unidos, excepto en Alaska, Hawái y partes de la Costa Oeste. Puede crecer como una enredadera o como un pequeño arbusto que se extiende por el suelo o trepa a las plantas, los árboles y los postes no muy altos en la costa del Pacífuc. Cada una de sus hojas tiene tres hojuelas lustrosas de orilla ya sea lisa o serrada. Las hojas son de un color rojizo en la primavera, verde en el verano, y amarillo, anaranjado o rojo en el otoño. Puede tener flores de un color blanco verdoso y producir bayas de un amarillo blancuzco.
  • Roble venenoso: Crece en la forma de un arbusto de baja estatura en el sur y el este de los Estados Unidos, y como matas o largas enredaderas en la costa del Pacífico. Las hojas verdes y vellosas, que crecen en grupos de tres, son lobuladas o marcadamente serradas, con las puntas redondeadas. Pueden producir bayas de un color entre blanco y amarillo.
  • Zumaque venenoso: Crece del tamaño de un arbusto alto o un árbol pequeño en ciénagas o pantanos del Noroeste, el Medio Oeste y partes del Sureste. Cada una de sus hojas agrupa a entre siete y trece hojuelas de orilla lisa. Las hojas son de color anaranjado en la primavera, verde en el verano, y amarillo, anaranjado o rojo en el otoño. Puede tener flores de un color entre verdoso y amarillo, y producir frutos verdes que cuelgan en forma de racimos sueltos.

Les erupciones por plantas venenosas no son contagiosas

El sarpullido que producen la hiedra venenosa y otras plantas tóxicas no puede transmitirse de una persona a otra. Pero es posible que se presente por el aceite que pueda habérseles pegado a la ropa, las mascotas, las herramientas de jardinería y otros artículos que hayan entrado en contacto con estas plantas. El aceite de la planta perdura (a veces por años) en prácticamente cualquier superficie hasta que es lavado, ya sea con agua o con alcohol.

El sarpullido únicamente aparecerá donde el aceite de la planta haya tocado la piel, de modo que una persona que lo padezca no puede propagarlo por el cuerpo al rascarse. Parecería que el sarpullido está propagándose si va apareciendo con el tiempo, en vez de todo de un solo golpe. Pero esto se debe, ya sea a que diferentes partes del cuerpo absorben el aceite de la planta a ritmos diferentes, o al contacto reiterado con objetos contaminados o con el aceite de la planta atrapado debajo de las uñas. Incluso si las ampollas se revientan, el líquido que sale no es aceite de la planta y no puede extender el sarpullido.

Consejos de prevención

  • Conozca cómo son la hiedra, el roble y el zumaque venenosos para que pueda evitarlos (o vea este videodisclaimer icon).
  • Lave sus herramientas y sus guantes de jardinería regularmente. Si cree estar trabajando alrededor de hiedra venenosa, vista camisa de manga larga, pantalones largos fajados dentro de botas y guantes impermeables.
  • Bañe a su mascota si es que pudo haberse estregado contra una hiedra, roble o zumaque venenosos. Use agua y champú para mascotas, así como guantes de hule como los usados para lavar platos. La mayoría de las mascotas no son sensibles a la hiedra venenosa, pero el aceite puede adherirse a su pelaje y ocasionar una reacción en alguien que las acaricie.
  • Lávese la piel con jabón y agua fría tan pronto como sea posible si entra en contacto con una planta venenosa. Entre más pronto limpie su piel, mejores serán las posibilidades de que pueda remover el aceite de la planta o ayudar a prevenir que se disemine aun más.

Consejos de tratamiento

No se rasque las ampollas. Las bacterias alojadas debajo de sus uñas pueden entrar a éstas y causar una infección. El sarpullido, las ampollas y la comezón por lo general desaparecen en unas semanas sin necesidad de tratamiento.

Pero puede aliviar la comezón:

  • usando compresas húmedas o empapando con agua fría;
  • aplicando preparaciones tópicas corticoides de venta sin receta o tomando medicamentos corticoides orales por prescripción médica; o
  • aplicando protectores tópicos corticoides para la piel de venta sin receta, tales como el acetato de cinc, el carbonato de cinc, el óxido de cinc y la calamina, que secan el rezumo y la supuración que causan la hiedra, el roble y el zumaque venenosos. Los protectores tales como el bicarbonato de sodio o la avena coloidal alivian las irritaciones leves y la comezón. El acetato de aluminio es un astringente que alivia el sarpullido.

Vea a un doctor:

  • tiene una temperatura de más de 37.8o C (100o F);
  • la erupción presenta pus, costras blandas de color amarillo o sensibilidad al tacto;
  • la comezón empeora o no lo deja dormir por la noche;
  • el sarpullido se extiende a los ojos, la boca, la zona de los genitales o abarca más de la cuarta parte del área de la piel; o
  • el sarpullido no mejora en unas cuantas semanas.
  • La erupción es generalizada y severa.
  • Tiene dificultad para respirar.

¡Disfrute un verano sin sarpullidos!

Este artículo está disponible en la página de Artículos para el consumidor de la FDA, en la cual se publican las últimas novedades sobre todos los productos controlados por la FDA.

Actualizado el 4 de agosto de 2016.

Publicado el 2 de septiembre de 2008.

regrese al inicio

Artículos relacionados para el consumidor de la FDA

Page Last Updated: 06/08/2017
Note: If you need help accessing information in different file formats, see Instructions for Downloading Viewers and Players.
Language Assistance Available: Español | 繁體中文 | Tiếng Việt | 한국어 | Tagalog | Русский | العربية | Kreyòl Ayisyen | Français | Polski | Português | Italiano | Deutsch | 日本語 | فارسی | English