For Consumers

Lo que debe saber si su hijo quiere usar lentes de contacto

Kids and Contact Lenses Illustration

Quienes usan lentes de contacto son más jóvenes en promedio que los que no. Se ha encontrado una correlación entre los adolescentes y las personas de edad universitaria (de entre 15 y 25 años de edad), y una menor conformidad con los lentes de contacto y un mayor riesgo de sufrir efectos inflamatorios corneales, una categoría de problemas oculares que incluye las infecciones de los ojos graves, según informan los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. Baje esta imagen en alta resolución en Flickr.

English

Red envelope icon Subscríbase para recibir artículos para el consumidor en español por email.

Hoy en día, uno puede verse genial con anteojos. Sin embargo, puede llegar el día en el que su hijo o hija le pida lentes de contacto.

Pero hay que tomar en consideración los pros, lo mismo que los contras.
 
La Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) controla los lentes de contacto y ciertos productos para su cuidado, en tanto dispositivos médicos. Usar lentes de contacto o pupilentes tiene sus ventajas, señala el Dr. Bernard P. Lepri, O.D., M.S., M.Ed., optometrista de la División de Lentes de Contacto y Dispositivos Retinianos de la dependencia.

“Pueden ser mejores para las actividades deportivas porque no se rompen, como sí pueden hacerlo el armazón y las lentes de los anteojos, y ofrecen una mejor visión periférica para los deportes o para conducir si su adolescente está en edad de hacerlo”, explica el Dr. Lepri. Es más, en algunos casos los lentes de contacto mejoran la calidad de la vista en comparación con los anteojos, sobre todo cuando un niño tiene una miopía muy marcada, añade.

“Por otra parte, uno debe recordar que los lentes de contacto son dispositivos médicos, no cosméticos”, aclara el Dr. Lepri. “Al igual que con cualquier otro dispositivo médico, los lentes de contacto sólo deben usarse si es posible hacerlo de una manera segura y responsable, y únicamente bajo la supervisión de su profesional de la vista”. Los ojos pueden sufrir lesiones graves, en particular si los lentes de contacto no se retiran a la primera señal de un problema.

Los riesgos de los lentes de contacto y consejos de seguridad

Los niños y los lentes de contacto no siempre son la mejor combinación.

“Los profesionales de la vista por lo general no recomiendan los lentes de contacto para los niños sino hasta que cumplen los 12 o los 13, porque los riesgos suelen ser más grandes que las ventajas en el caso de los niños más pequeños”, abunda el Dr. Lepri. “Pero la edad no es el único problema; también es una cuestión de madurez”.

El Dr. Lepri sugiere que los padres que estén considerando la posibilidad de comprarles lentes de contacto a sus hijos observen qué tan bien manejan otras responsabilidades, especialmente la higiene personal. “Esto exige una vigilancia por parte de los padres”, afirma. “Uno tiene que estar constantemente al pendiente de su hijo para asegurarse de que estén cuidado de sus lentes de contacto como es debido”.

Como muchos profesionales de la vista pueden constatarlo, los niños siempre se las arreglan para sacarle la vuelta lo más posible a la higiene. Algunos comportamientos peligrosos comunes incluyen ponerse los lentes de contacto de otro niño, usar saliva para humedecerlos y usar pupilentes cosméticos comprados en mercados de pulgas, tiendas de productos de belleza, el internet y otras fuentes. Estos comportamientos pueden acarrear lesiones.

De hecho, según un estudio de 2010 publicado en la revista Pediatrics, de las más de 70,000 visitas de menores a la sala de urgencias todos los años debido a lesiones y complicaciones por el uso de dispositivos médicos, alrededor de 13,500 (o una cuarta parte) están relacionadas con lentes de contacto. Entre los problemas derivados del uso de los lentes de contacto están las infecciones y abrasiones, lo cual significa que los pupilentes pueden lastimar nuestros ojos.

¿Los motivos? La higiene y la responsabilidad... o más bien la falta de ellas, corrige el Dr. Lepri, y añade que es fundamental que todas las personas que usan lentes de contacto sigan las recomendaciones de su oculista “al pie de la letra”; eso significa, observando todas las precauciones de higiene.

Incluso los lentes de contacto sin aumento, tales como los cosméticos, o también llamados “de colores” o “de disfraz”, no dejan de ser dispositivos médicos e implican todos los mismos riesgos que otros tipos de pupilentes, previene el Dr. Lepri.

“Nunca compre lentes de contacto cosméticos o de disfraz sin una receta de su oftalmólogo”, agrega Lepri. Y nunca compre lentes de contacto de cualquier proveedor que no requiere una prescripción válida. (Nuevamente, incluso las lentes de contacto sin graduación requieren una receta para un ajuste correcto y seguro).

Si está considerando la posibilidad de comprarle lentes de contacto, su hijo debe ser capaz de seguir los siguient es consejos de seguridad:

  • Lavarse siempre las manos antes de limpiar o ponerse los lentes, y secárselas bien con una toalla limpia y sin pelusa.
  • Frotar, enjuagar y desinfectar sus lentes de contacto según las indicaciones, y sólo con las soluciones y los productos recomendados por su profesional de la vista. 
  • No exponer nunca los lentes de contacto a ningún tipo de agua o saliva.
  • No dejarse los lentes de contacto puestos por más tiempo que el prescrito en el cronograma de uso; eso significa que no debe dormirse con ellos puestos si no fueron prescritos para usarse así.
  • Nunca usar los lentes de contacto de otra persona.
  • Siempre tener una receta para cualesquier lentes de contacto que use. 
  • Al practicar algún deporte, usar gafas o anteojos protectores encima de los lentes de contacto.
  • En general, siempre tener a la mano un par de anteojos por si acaso.
  • Nunca ponerse un lente de contacto si el ojo está rojo.
  • No ignorar una picazón, ardor, irritación o enrojecimiento del ojo porque podría ser indicio de una infección potencialmente peligrosa; quítese los lentes de contacto y acuda a su profesional de la vista. Maquíllese después de ponerse los lentes de contacto, y retírelos antes de quitarse el maquillaje.

No tomar las precauciones de seguridad necesarias puede causar úlceras (supuración) en la córnea —que es la parte delantera del ojo que lo protege contra los microbios, el polvo y otros materiales perjudiciales— e incluso ceguera.

“Hasta un experto en el uso de los lentes de contacto puede raspar su córnea al ponerse o quitarse un pupilente”, afirma el Dr. Lepri.

¿Qué más debe saber?

Por lo general, los profesionales de la vista no recomiendan los lentes de contacto de uso prolongado para los niños y adolescentes porque pueden aumentar la incidencia de úlceras corneales, lo cual puede llevar a una pérdida permanente de la vista.

Aunque son un poco más caros, los lentes de contacto desechables de uso diario pueden reducir algunos de los riesgos, ya que la persona usa un par nuevo todos los días.

Además, los niños con alergias estacionales por lo general no son buenos candidatos para usar lentes de contacto; es posible que los pupilentes no hagan sino intensificar la picazón y el ardor ocasionados por las alergias.

Usted puede hablar con su hijo sobre los riesgos y las responsabilidades relacionados con el uso de los lentes de contacto, y de si él o ella podrá con estas responsabilidades. Y luego hable con su oculista para determinar si su hijo es un buen candidato para usar lentes de contacto.  

Este artículo aparece en la página de actualizaciones para el consumidor que muestra lo más reciente de todos los productos regulados por la FDA.

Actualizado el 17 de agosto de 2017

volver arriba

Page Last Updated: 02/20/2018
Note: If you need help accessing information in different file formats, see Instructions for Downloading Viewers and Players.
Language Assistance Available: Español | 繁體中文 | Tiếng Việt | 한국어 | Tagalog | Русский | العربية | Kreyòl Ayisyen | Français | Polski | Português | Italiano | Deutsch | 日本語 | فارسی | English