News & Events

COMUNICADO DE PRENSA DE LA FDA

Para publicación inmediata: 27 de febrero de 2014
Información para los medios de comunicación: Gloria Sánchez, 301-796-7686, gloria.sanchez-contreras@fda.hhs.gov
Información al consumidor: 888-INFO-FDA

 

La FDA propone actualizar la etiqueta de información nutricional de los empaques de alimentos

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) de los Estados Unidos propuso hoy actualizar la etiqueta de información nutricional de los alimentos empaquetados para que refleje los datos científicos más recientes, incluyendo el vínculo que existe entre la alimentación y las enfermedades crónicas tales como la obesidad y las enfermedades cardiacas. La etiqueta propuesta también remplazaría las porciones obsoletas para que sean más acordes con las cantidades que la gente consume en realidad, y tendría un nuevo diseño para destacar secciones de la etiqueta tales como las calorías y el tamaño de la porción.

“Nuestro principio rector aquí es muy simple: usted, como un padre y consumidor debe ser capaz de entrar en su tienda local de comestibles, tomar un producto de los anaqueles, y ser capaz de saber si es bueno para su familia”, dijo la primera dama Michelle Obama. “Así que esto es una gran paso, y que va a hacer una gran cambio para las familias en todo el país”.

Proposed Format

Nutrition Facts Label Proposed Format (350x660)

Current Format

Nutrition Facts Label Original Format (350x690)

“Por 20 años, los consumidores han depositado su confianza en la emblemática etiqueta de información nutricional como ayuda para tomar decisiones saludables sobre la comida”, señaló la Dra. Margaret A. Hamburg, comisionada de la FDA. “Para seguir siendo apropiada, la etiqueta de información nutricional recientemente propuesta por la FDA incorpora lo último de la ciencia de la nutrición, pues se ha venido descubriendo más sobre la conexión que existe entre lo que comemos y la evolución de enfermedades crónicas graves que afectan a millones de estadounidenses”.

Algunos de los cambios a la etiqueta que la FDA propone hoy:

  • Exigirían que incluya información sobre la cantidad de “azúcares añadidas” a un producto alimenticio. La Guía de Alimentación para los Estadounidenses de 2010 establece que la ingesta de azúcar añadida es demasiado alta entre la población estadounidense y debe reducirse. La FDA propone incluir un renglón para las “azúcares añadidas” en la etiqueta, de modo que los consumidores sepan cuánta azúcar se le ha agregado al producto.
  • Actualizarían los requisitos de las porciones para que reflejen las cantidades que la gente consume en realidad. Qué y cuánto come y bebe la gente es algo que ha cambiado desde que se introdujeron las porciones por primera vez en 1994. Por ley, las porciones deben fundarse en lo que la gente de hecho consume, no en lo que “debería” consumir; en la información calórica y nutricional para el paquete entero de ciertos productos alimenticios que al presente podrían consumirse en una sola servida.
  • Presentarían etiquetas con “columnas paralelas” para indicar la información calórica y nutricional “por porción” y “por paquete”, para los paquetes más grandes que podrían consumirse en una o en varias raciones servidas.
  • Exigirían que declarara el contenido de potasio y vitamina D, nutrientes que algunos entre la población estadounidense no ingieren en cantidades suficientes, lo cual aumenta su riesgo de padecer enfermedades crónicas. La vitamina D es importante por su función que tiene para la salud de los huesos y el potasio ayuda a reducir la presión arterial. Ya no sería necesario incluir el contenido de las vitaminas A y C en la etiqueta, aunque los fabricantes podrían declararlo de manera voluntaria.
  • Reevaluarían los valores diarios de diversos nutrientes, tales como el sodio, la fibra y la vitamina D. éstos se usan para calcular el porcentaje de su valor nutricional diario en la etiqueta, lo cual ayuda a los consumidores a entender la información nutricional dentro del marco de una dieta diaria completa.
  • Aunque seguirían exigiendo el contenido de “Grasa total,” “Grasa saturada” y “Grasa trans” en la etiqueta, el de las “Calorías de la grasa” se eliminaría porque las investigaciones indican que el tipo de grasa es más importante que la cantidad.
  • Renovarían el diseño para destacar ciertos elementos, tales como las calorías, la porción y el porcentaje del valor nutricional diario, que son importantes para combatir problemas de salud pública como la obesidad y las enfermedades cardiacas.

Las actualizaciones propuestas reflejarían nuevas recomendaciones de alimentación, informes de consenso y datos de sondeos nacionales, tales como la Guía de Alimentación para los Estadounidenses de 2010, las recomendaciones del Instituto de Medicina para la ingesta de nutrientes y los datos de la Encuesta Nacional de Examen de Salud y Nutrición (NHANES) sobre la ingesta. La FDA también tomó en consideración la exhaustiva participación y comentarios de una amplia gama de grupos interesados.

“Al actualizar la etiqueta de información nutricional, la FDA quiere facilitarle más que nunca a los consumidores la toma de decisiones mejor informadas sobre las alternativas de alimentos que sustentarán una dieta saludable”, explicó Michael R. Taylor, el comisionado adjunto de la FDA a cargo de la Oficina de Alimentos y Medicina Veterinaria. “Para ayudar a combatir la obesidad, uno de los problemas de salud pública más importantes que enfrenta nuestro país, la etiqueta propuesta centraría la atención en las calorías y las porciones”.

La etiqueta de información nutricional ha sido obligatoria en los empaques de alimentos por 20 años, ayudando a los consumidores a entender mejor el valor nutricional de la comida, de modo que puedan tomar decisiones saludables para ellos y para sus familias. La etiqueta no ha cambiado de manera significativa desde 2006, cuando se hizo obligatorio declarar la información sobre el contenido de grasa trans en la etiqueta, motivando a los fabricantes a reducir el uso de los aceites parcialmente hidrogenados — la principal fuente de grasas trans — en muchos de sus productos.

Los cambios propuestos hoy atañen a todos los alimentos empaquetados, exceptuando ciertas carnes de res y de pollo, y algunos productos procesados hechos a base de huevo, los cuales son controlados por el Servicio de Inocuidad e Inspección de Alimentos del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos.

La FDA también propone llevar a cabo las actualizaciones correspondientes para la etiqueta de información nutricional de los suplementos alimenticios, de ser pertinente.

La dependencia recibirá los comentarios del público por un periodo de 90 días.

Para obtener más información:

La FDA, una dependencia del Departamento de Salud y Servicios Sociales de los Estados Unidos, protege la salud pública asegurando la protección, eficacia y seguridad de los medicamentos tanto veterinarios como para los seres humanos, las vacunas y otros productos biológicos destinados al uso en seres humanos, así como de los dispositivos médicos. La dependencia también es responsable de la protección y seguridad de nuestro suministro nacional de alimentos, los cosméticos, los suplementos dietéticos, los productos que emiten radiación electrónica, así como de la regulación de los productos de tabaco.

# # #

Page Last Updated: 02/28/2014
Note: If you need help accessing information in different file formats, see Instructions for Downloading Viewers and Players.