News & Events

COMUNICADO DE PRENSA DE LA FDA

Para publicación inmediata: 23 de octubre de 2013
Información para los medios de comunicación: Gloria Sánchez, 301-796-7686, gloria.sanchez-contreras@fda.hhs.gov 
Información al consumidor: 888-INFO-FDA

In English

La FDA está por completar la eliminación de los inhaladores a base de clorofluorocarbono

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) completará la eliminación gradual de todos los productos inhaladores médicos que contienen clorofluorocarbonos (CFC) para el 31 de diciembre de 2013. Este esfuerzo se lleva a cabo en cumplimiento con un tratado internacional de protección de la capa de ozono establecido para descontinuar la producción de numerosas sustancias a escala mundial, entre ellas los clorofluorocarbonos, que contribuyen a la reducción del ozono.

Aunque la mayoría de los productos inhaladores que contienen clorofluorocarbonos ya han sido descontinuados por la FDA, dos aún existen en el mercado: el aerosol inhalador Combivent y el Maxair Autohaler. No obstante, estos productos ya no estarán disponibles después de fines de este año. Quienes padecen asma o la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) y usan estos inhaladores deben consultar con su profesional de la salud para que les prescriba un tratamiento alternativo.

Los inhaladores son productos cruciales para quienes sufren de asma o de EPOC. En los Estados Unidos, más de 25 millones de personas padecen de asma, una enfermedad que afecta las vías respiratorias en los pulmones y puede ocasionar tos, problemas para respirar, respiración sibilante y opresión o dolor en el pecho. Además, 15 millones de personas han sido diagnosticadas con EPOC, una grave enfermedad pulmonar degenerativa. Los síntomas pueden incluir opresión en el pecho, tos crónica y exceso de flema.

“Los clorofluorocarbonos se usaban como propulsores para expeler el fármaco de los inhaladores y que los pacientes pudieran inhalar la medicina”, señaló el Dr. Badrul Chowdhury, director de la División de Productos Pulmonares, de Alergia y Reumatología del Centro para la Evaluación e Investigación de Medicamentos de la FDA. “Por más de dos décadas, la FDA y la EPA [Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos] han colaborado para descontinuar los clorofluorocarbonos en los inhaladores; un proceso que incluye la participación del público, comisiones consultivas, los fabricantes y grupos interesados”.

La mayoría de los inhaladores que usaban clorofluorocarbonos ya han sido descontinuados por la FDA. El inhalador que más se usaba —el inhalador a base de clorofluorocarbono albuterol— fue descontinuado en 2008 y reemplazado con inhaladores que usan propulsores llamados hidrofluoralcanos (HFA). Hay muchos inhaladores seguros y eficaces disponibles para tratar los síntomas del asma y de la EPOC. Todos ellos necesitan receta médica, misma que debe prescribir un profesional de la salud acreditado (un médico, un asistente médico o una enfermera practicante).

“La colaboración de la EPA y la FDA ha facilitado una transición segura y gradual a los inhaladores sin clorofluorocarbonos en los Estados Unidos”, afirmó Drusilla Hufford, directora de la Sección de Protección Estratosférica de la Oficina de Aire y Radiación de la EPA. “Esta medida representa una contribución importante al esfuerzo global por reparar la capa protectora de ozono de la Tierra y salvar millones de vidas mediante la prevención del cáncer de piel”.

Los clorofluorocarbonos dañan la capa de ozono, una delgada capa externa de la estratósfera que actúa como el escudo de la Tierra contra la radiación solar. Los Estados Unidos y la mayoría de los demás países firmaron un acuerdo en 1987, conocido como el Protocolo de Montreal Relativo a las Sustancias que Agotan el Ozono, para descontinuar la producción y uso mundiales de los clorofluorocarbonos. En los Estados Unidos, los clorofluorocarbonos han sido eliminados de productos tales como aerosoles para el cabello, desodorantes y sistemas de aire acondicionado.

Para obtener más información:


La FDA, una agencia del Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos, protege la salud pública asegurando la integridad, eficacia y seguridad de los medicamentos humanos y veterinarios, vacunas y otros productos biológicos para uso humano y dispositivos médicos. La agencia también es responsable por la protección y seguridad del suministro de alimentos de nuestra nación, cosméticos, suplementos dietéticos, productos que emiten radiación electrónica, y de regular los productos del tabaco.

 

###

Page Last Updated: 10/23/2013
Note: If you need help accessing information in different file formats, see Instructions for Downloading Viewers and Players.