• Decrease font size
  • Return font size to normal
  • Increase font size
U.S. Department of Health and Human Services

For Consumers

  • Print
  • Share
  • E-mail

Unidad de la FDA está a la caza de farmacias virtuales ilícitas

Earth Swirling Pills and Data 350x350

Red envelope icon for Govdelivery Reciba Actualizaciones para el Consumidor por Correo Electrónico

RSS feed orange symbol Actualizaciones para el Consumidor en RSS Feed

In English

En esta página:

No ordene medicinas de sitios electrónicos que digan ser farmacias canadienses. La mayoría no son legítimas, y los medicamentos que venden son ilícitos y potencialmente peligrosos.
 
Decir ser una farmacia canadiense es una de las señales distintivas de los sitios electrónicos que venden medicamentos de prescripción médica ilegales, los cuales, en muchos de los casos, no son fabricados en Canadá en lo absoluto, sino en varios otros países. (Incluso si una farmacia canadiense es legítima, los ciudadanos estadounidenses generalmente no pueden importar de manera legal medicamentos de prescripción médica de otros países. Pero eso es un asunto aparte; de lo que estamos hablando aquí es de fraude).

Hay muchas afirmaciones fraudulentas que se hacen, pero ésta destacó de manera prominente en la intervención que se hizo a cientos de sitios de farmacias falsas en junio de 2013.

Esto, según el agente especial Daniel Burke, jefe principal de operaciones de la Unidad de Investigación de Delitos Cibernéticos de la FDA, un equipo especial creado en la Oficina de Investigaciones Criminales (OCI, por sus siglas en inglés) en marzo de 2013. Los delitos cibernéticos son actos ilegales que implican el uso de una computadora y de una red.

Esta unidad colabora con otros organismos tanto nacionales como internacionales para dar con los cabecillas y con los abastecedores de los sitios electrónicos que de manera ilegal venden medicinas de prescripción médica. Entre los métodos empleados por los agentes están la detección de alta tecnología, con la que le siguen la “ciberpista” a estas farmacias y de manera encubierta se infiltran en el mundo de los criminales.

Burke explica que, a menudo, las medicinas ofrecidas por estos sitios son medicinas robadas o piratas (falsas). Un consumidor desprevenido quizás esté comprando una medicina que no contenga el ingrediente activo que la haría eficaz, o que contenga ingredientes sin identificar que pudieran poner en peligro su salud o hasta su vida.

“Los consumidores pueden comprar medicamentos de prescripción médica, fármacos no sancionados y medicinas potencialmente falsas sin tener un entendimiento cabal de los riesgos que corren al hacerlo”, explica el director de la OCI, John Roth. “Lo que me preocupa es que, ingenuamente, la gente cree que estas medicinas son seguras”.

regrese al inicio

Sitios electrónicos de farmacias ilegales intervenidos

En junio, la FDA —en colaboración con autoridades y organismos fiscalizadores nacionales e internacionales, incluyendo la Oficina de los Fiscales de los Estados Unidos en Denver, Colorado— intervinieron y clausuraron los sitios electrónicos de 1,677 farmacias ilegales. Muchos de ellos parecían ser manejados por una red delictiva que se presentaba bajo la fachada de varias farmacias canadienses.

Las medicinas vendidas en estos sitios aparecían descritas como de “marca reconocida” o “aprobadas por la FDA”, cuando no eran ni lo uno ni lo otro. Los productos adquiridos por agentes federales eludieron las reglamentaciones de seguridad exigidas por la FDA, entre ellas su uso con una receta médica válida y bajo la supervisión de un prestador de servicios de salud acreditado.

Algunos de los sitios ilícitos usaban los nombres de establecimientos comerciales estadounidenses reconocidos para hacer creer a los consumidores que tenían alguna afiliación con los mismos. Un par de ejemplos son www.walgreens-store.com y www.c-v-s-pharmacy.com.

En los sitios intervenidos ahora aparece el anuncio de la Unidad de Investigación de Delitos Cibernéticos de la FDA para identificarlos como ilegales.

Burke dice que esto fue gracias a la perseverante labor detectivesca en internet de los investigadores federales, quienes vigilaron el tráfico de los sitios, “le siguieron la pista al dinero” y rastrearon los sitios falsos hasta ubicar una operación con origen en el extranjero. Y añade que se cree que unos 10,000 de tales sitios integran esta red. Los investigadores estadounidenses revelaron sus hallazgos a las autoridades locales a través de la Organización Internacional de Policía
Criminal o Interpol.

regrese al inicio

Investigaciones encubiertas

Burke calcula que existen entre 40,000 y 60,000 nombres de dominios que podrían estar ligados a farmacias virtuales ilegales en cualquier momento dado, y que esta cifra cambia constantemente (el nombre de un dominio se usa para identificar y localizar las computadoras en la internet).

Él y otros agentes han actuado de manera encubierta en otros países, con la cooperación de autoridades extranjeras, para tenderles el anzuelo a los abastecedores de estas medicinas ilegales y dar con los cabecillas de los sitios electrónicos.

Los medicamentos que venden estas farmacias tramposas por lo general provienen del Sureste Asiático, el Oriente Medio, el norte de África, y América Central y del Sur. Quienes manejan estos sitios se encuentran en los Estados Unidos y alrededor del mundo entero. La FDA coordina sus investigaciones con las autoridades de muchas otras naciones, explica Burke. En algunos casos, los sospechosos son entregados a las autoridades del país desde el cual operaban; en otros, son extraditados a los Estados Unidos para enjuiciarlos.

La FDA también está ampliando su presencia policial en el extranjero. En 2014, el primer agente permanente de la OCI asignado fuera del país, en la Europol (la fuerza del orden público de la Unión Europea), empezará a trabajar desde los Países bajos. 

regrese al inicio

Consejo para los consumidores

Los sitios electrónicos que venden ilegalmente medicinas de prescripción médica potencialmente también pueden plantear riesgos que no tienen qué ver con la salud, tales como la usurpación de identidad, virus informáticos o fraudes con tarjetas de crédito. La FDA les pide a los consumidores que denuncien las actividades delictivas sospechosas en www.fda.gov/oci (en inglés).

La FDA ofrece información sobre cómo los consumidores pueden identificar una farmacia virtual fraudulenta, así como consejo sobre cómo encontrar una que sea segura, en BeSafeRx: Know Your Online Pharmacy (Conozca su farmacia virtual).

“Los consumidores también deben tener cuidado con las ofertas que algunos sitios hacen para atraer clientes, tales como ofrecer una comisión o un bono de recomendación por traer clientes nuevos. Podrían ofrecer ‘pastillas extra’ con su compra”, advierte Burke. “No tienen vergüenza”.

Este artículo está disponible en la página de Artículos para el consumidor de la FDA, en la cual se publican las últimas novedades sobre todos los productos controlados por la FDA.

15 de enero de 2014

regrese al inicio