• Decrease font size
  • Return font size to normal
  • Increase font size
U.S. Department of Health and Human Services

For Consumers

  • Print
  • Share
  • E-mail

Examine los barandales de cama para adultos con frecuencia para que su uso sea más seguro

Bed Rail Consumer Update Art 350x324

Para obtener más información sobre el uso seguro de las barandales de cama portátiles para adultos visite:Seguridad de los Barandales de Cama / Bed Rail Safety (en inglés).

Red envelope icon for Govdelivery Reciba Actualizaciones para el Consumidor por Correo Electrónico

RSS feed orange symbol Actualizaciones para el Consumidor en RSS Feed

In English

En esta página: 

Su pariente, que tiene una enfermedad delicada, viene a quedarse con usted por uno o dos meses. Ella está débil y camina con una andadera, así que levantarse de la cama puede resultar difícil. Usted decide instalar barandales portátiles en su cama para que se apoye.

Sin embargo, estos barandales portátiles para cama puede hacer a la persona que los usa vulnerable a atorarse en ellos o caerse. A diferencias de las camas de hospital, que por lo general están diseñadas como un sistema integrado de cama, colchón, barandales, cabecera y pie de cama, los barandales portátiles son piezas independientes que se instalan en una cama normal, a menudo deslizando una pieza del barandal por debajo del colchón o usando el piso como apoyo. Joan Todd, una enfermera asesora de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés), dice que las personas pueden quedar atoradas en cualquier parte del barandal o alrededor de él, tal como entre las barras del barandal de la cama, entre el barandal y el colchón, o entre el barandal y la cabecera.

A fin de concientizar más a los consumidores, los pacientes y los encargados del cuidado, la FDA ha dado a conocer una nueva página electrónica sobre la seguridad de los barandales para cama (en inglés)  con el propósito de informar sobre los posibles riesgos y ofrecer consejos para fomentar un uso seguro.
 
regrese el inicio

Barandales diseñados para apoyarse
 

A los barandales de cama portátiles para adultos a veces se les conoce como agarraderas, asideros o barras de apoyo. Pueden usarse en lugares diversos, como el hogar, centros de atención prolongada, centros de residencia asistencial y sanatorios. Vienen en una amplia variedad de estilos, formas y tamaños; algunos abarcan el largo completo de la cama, en tanto que otros sólo llegan hasta la mitad, una cuarta parte o hasta menos.

“Los barandales para cama pueden ofrecer un mejor apoyo y movilidad cuando las persona que los usa cambia de posición, o se acuesta o se levanta de la cama”, señala Todd. Pero los barandales también deben vigilarse y recibir mantenimiento para que no se aflojen con el tiempo y se abran aberturas inseguras en las que una persona pudiera quedar atorada. “Los barandales para cama portátiles no deben instalarse y olvidarse”, advierte Todd.

Mientras que todas las camas de hospital son controladas por la FDA como dispositivos médicos, los barandales portátiles puedes ser, ya sea controlados por ella como tales, o por la Comisión para la Seguridad de los Productos del Consumidor (CPSC, por sus siglas en inglés) como productos de consumo, dependiendo del uso indicado. De enero de 2003 a septiembre de 2012, la CPSC recibió denuncias de 155 muertes y 5 lesiones relacionadas con barandales para cama portátiles diseñados para que los usen los adultos.

Robert Howell, subdirector ejecutivo de seguridad de funcionamiento, dice que más de 90 por ciento de las muertes relacionadas con el uso de barandales para cama portátiles que se denunciaron ante la CPSC tuvieron que ver con atorarse en el barandal. La mayoría involucraba a personas de más de 60 años de edad.

De las 155 muertes relacionadas con el uso de los barandales para cama que se denunciaron ante la CPSC:

  • 129 fueron personas de más de 60 años de edad;
  • 94 ocurrieron en el hogar; y
  • para cerca de la mitad se indicó que la víctima tenía algún padecimiento médico, entre otros, enfermedad cardiovascular, enfermedad de Alzheimer, demencia u otras limitaciones mentales.

“Los consumidores tienen que percatarse de que, aun cuando estén bien diseñados y se usen correctamente, los barandales pueden plantear un peligro para ciertas personas, en particular para aquellas con limitaciones físicas o con una alteración mental, tal como la demencia o confusión”, explica Todd. 

Al presente, no existen normas de control para el diseño o la fabricación de barandales de cama portátiles para adultos que no constituyen dispositivos médicos.

En junio de 2013, la FDA y la CPSC, en conjunción con ASTM International, una organización dedicada a la formulación de normas, crearon una comisión de trabajo e invitaron a los fabricantes y a las organizaciones pertinentes a participar en la creación de normas voluntarias para los barandales de cama portátiles para adultos.

regrese al inicio

Consejos para los encargados del cuidado  

“Aunque los barandales para cama portátiles pueden ser eficaces, los encargados del cuidado no deben usarlos como sustituto de la supervisión debida de los pacientes”, advierte Todd. “Tienen que examinar los barandales de la cama de manera continua para asegurarse de que sigan firmemente instalados y de que el paciente los use para los propósitos indicados, así como para buscar lugares de posible atoramiento”.

Éstas son algunas cosas que hay que tener en cuenta si usa barandales de cama portátiles para adultos:

  • Asegúrese de que la persona sea un buen candidato para usar barandales en la cama. Entre las alternativas están las protecciones que impiden rodarse, los topes de poliuretano, reducir la altura de la cama y usar colchones cóncavos que pueden ayudar a reducir el riesgo de rodar y caerse de la cama.
  • Recuerde que no todos los barandales para cama, colchones y marcos de la cama son intercambiables. Consulte con el fabricante para asegurarse de que las diferentes partes que esté usando sean compatibles.
  • Siga las instrucciones del fabricante para asegurar el ajuste correcto (no debe haber espacios entre el barandal y el colchón). Advierta que pueden abrirse espacios con el movimiento de la persona o al cambiar de posición la cama.
     

Este artículo está disponible en la página de Artículos para el consumidor de la FDA , en la cual se publican las últimas novedades sobre todos los productos controlados por la FDA.

19 de diciembre de 2013

regrese al inicio

-

Artículos para el consumidor de la FDA

-