• Decrease font size
  • Return font size to normal
  • Increase font size
U.S. Department of Health and Human Services

For Consumers

  • Print
  • Share
  • E-mail

Las señales de pérdida de audición necesitan un diagnóstico

ear exam (350x233)

Red envelope icon for Govdelivery Reciba Actualizaciones para el Consumidor por Correo Electrónico

RSS feed orange symbol Actualizaciones para el Consumidor en RSS Feed

In English

En esta página:

¿Tiene problemas para escuchar? ¿Le dice la gente que está hablando en voz alta? ¿Está pensando en comprarse un audífono o amplificador de sonido de esos que anuncian en la televisión en las madrugadas?

Si toma este paso, podría estar retrasando el diagnóstico de una afección del oído tratable o grave y desarrollar una mayor pérdida de audición u otras complicaciones.

"El problema puede ser tan simple como un tapón de cera bloqueando el conducto auditivo, que es fácil de tratar, o en el otro extremo del espectro, podría ser algo tan grave como un tumor que presiona el nervio de la audición", dice el doctor Eric Mann, director clínico adjunto de la División de Dispositivos Oftalmológicos y Otorrinolaringólogos de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA por sus silgas en inglés).

Muchos de los casos de pérdida de audición están relacionados con el envejecimiento y la exposición a ruidos fuertes, y un audífono, o con frecuencia uno para cada oído, podría ser la solución. Pero mientras que una receta médica no es necesaria para la mayoría de los tipos de audífonos, es importante consultar a un profesional de la salud no sólo para descartar otras causas médicas de la pérdida de audición, sino para garantizar que los audífonos estén bien equipados y cuentan con atención de salud de seguimiento.

"A veces hay problemas con la comodidad del dispositivo. Tal vez usted no puede usar un audífono en particular porque rasguñan el canal del oído", dijo Mann. “Hay veces hay problemas por un silbido del audífono conocido como "retroalimentación", porque no está bien ajustado en el canal auditivo. Todos estos son temas que un profesional de la salud auditiva puede solucionar por usted".

regrese al inicio

Aids Versus Amplifiers

Los consumidores no deben confundir los audífonos con los productos de amplificación de sonido personales (PSAPs por sus siglas en inglés) añade Mann. Aunque la tecnología de algunos productos PSAPs es similar a la de un audífono, sólo los audífonos están diseñados para compensar las deficiencias auditivas.

Un amplicador PSAP, por el contrario, es para las personas con audición normal que tienen el deseo o la necesidad de amplificar los sonidos en ciertas situaciones. Por ejemplo, un amplificador puede ser útil para los cazadores o los observadores de aves. A menudo se anuncian como una forma de escuchar a un televisor a un bajo volumen que no moleste a alguien durmiendo cerca.

La FDA regula los audífonos como dispositivos médicos con el fin de garantizar su seguridad y eficacia. Los amplificadores PSAP no están sujetos a las regulaciones de los dispositivos médicos, a pesar de que están sujetos a otras regulaciones de seguridad como un producto electrónico que emite vibraciones sonoras. La FDA publicó recientemente una actualización propuesta de esta guía para aclarar qué afirmaciones son apropiadas para cada uno de estos dos tipos de productos.

Las diferencias entre los audífonos en sí son más complejas, y por eso es una de las razones que un profesional de salud debe estar involucrado. Debido a que la pérdida de audición afecta a las personas de diferentes maneras, usted necesita usar un dispositivo adecuado para su condición, y que se adapte a su estilo de vida. Un bibliotecario, por ejemplo, podría necesitar diferentes características de audífono que un gerente de conciertos o un vendedor que se pasa trabajando todo el día en el teléfono.

Los audífonos de diferentes tamaños pueden ser llevados detrás de la oreja, en el oído o completamente en el canal auditivo. Algunos incluyen micrófonos direccionales, lo que permite que el sonido procedente de una dirección específica se amplifique a un grado mayor que la del sonido de otra dirección. Algunos tienen interruptores específicamente para conversaciones telefónicas, o entradas que le permite conectarse directamente a un dispositivo eléctrico, como a una televisión o una computadora.

regrese al inicio

Sea un consumidor inteligente

La FDA recomienda firmemente una evaluación médica antes de comprar un audífono. Los vendedores de audífonos tienen que informarle sobre la importancia de una evaluación médica antes de que le vendan el audífono. Si decide rechazar la evaluación, tiene que firmar una renuncia.

Su médico de cabecera lo puede canalizar con un especialista para condiciones del oído, nariz y garganta - un otorrinolaringólogo (comúnmente conocido como un especialista en otorrinolaringología) - para la evaluación y diagnóstico de la pérdida auditiva. Hay dos tipos de profesionales de la salud de la audición que están autorizados para medir la pérdida de audición y recomendar audífonos, estos son:

  • Los audiólogos, que debe tener por lo menos un grado de maestría y de formación especializada en la pérdida de la audición.
  • Los distribuidores de audífonos, que están autorizados por los estados bajo distintos requerimientos.

La Comisión Federal del Comercio aconseja evitar las empresas que no le den importancia a la necesidad de un examen médico antes de vender un audífono. Otros consejos incluyen:

  • Busque un profesional de audífono con licencia que ofrezca productos de varios fabricantes.
  • Pregunte si hay un período de prueba - más estados requieren períodos de prueba 30 a 60 días. Averigüe qué exactamente es reembolsable si devuelve el audífono durante el periodo de prueba.
  • Examine los detalles de la garantía, incluyendo si obtendrá un préstamo gratuito si el dispositivo necesita servicio o reparación.
  • Asegúrese si el precio incluye servicios de seguimiento y pruebas .

Este artículo está disponible en la página de Artículos para el consumidor de la FDA, en la cual se publican las últimas novedades sobre todos los productos controlados por la FDA.

6 de noviembre, 2013

regrese al inicio