• Decrease font size
  • Return font size to normal
  • Increase font size
U.S. Department of Health and Human Services

For Consumers

  • Print
  • Share
  • E-mail

¿Busca en el Internet información sobre “las hemorroides”?

Red envelope icon for Govdelivery Reciba Actualizaciones para el Consumidor por Correo Electrónico

Hemorrhoids Online Search Art (300wide)

RSS feed orange symbol Actualizaciones para el Consumidor en RSS Feed

In English

On this page:

Ya sea que usted lo considere o no un tema de conversación apropiado, es evidente que la gente desea información sobre las hemorroides.

En el resumen anual de los términos más populares buscados en Google las “hemorroides” fue el problema de salud de mayor tendencia en los Estados Unidos en el 2012.  (El “problema de salud de más tendencia” significa que más personas buscaron en Google información sobre las hemorroides que sobre ningún otro tema de salud).

De acuerdo con los Institutos Nacionales de Salud (NIH, por su sigla en inglés), esas venas hinchadas e inflamadas en la parte inferior del recto o ano afectan al 75% de las personas en algún momento de sus vidas. Las hemorroides son más comunes en los adultos entre los 45 y 65 años de edad, y particularmente durante el embarazo y después del parto. La obesidad y el estilo de vida sedentario también son factores que contribuyen  a su aparición. 

La Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU. (FDA) es responsable de evaluar muchos productos usados para tratar y remover estas protuberancias que con frecuencia causan picor y a veces dolor. 

¿Qué causa las hemorroides? ¿Cómo se tratan? ¿Existen medidas preventivas que pueda tomar para evitar que le broten hemorroides?

regrese al inicio

Causas y síntomas

En su mayoría, las hemorroides son causadas por un aumento en la presión de las venas del ano. Hay dos tipos de hemorroides: internas (la piel no las cubre), que se forman dentro del recto, y las externas (la piel las cubre), ubicadas cerca del orificio anal. 

“Generalmente no se pueden ni ver ni sentir las hemorroides internas”, dijo el funcionario médico de la FDA el Doctor Herbert Lerner, cirujano colorrectal.  “Pero la fuerza durante la evacuación y el estreñimiento puede causar que estas hemorroides sangren y ocasionalmente salgan del orificio anal”. Esto se conoce como hemorroide protuberante o prolapsada y causa dolor o irritación.

A veces se acumula la sangre en las hemorroides externas y se forma un coágulo, dice Lerner, que puede causar dolor, hinchazón e inflamación severos. Si la sangre es rojo oscuro o negra, debe llamar a su médico pues esto puede ser un signo de algo más grave, advirtió.

Los síntomas comunes de las hemorroides incluyen:

  • picor y dolor (especialmente cuando está sentado);
  • sangre color rojo brillante en el papel de baño, el excremento o en el inodoro;
  • dolor durante la evacuación y
  • uno o más abultamientos duros cerca del ano.

regrese al inicio

Cómo tratar las hemorroides

Existen muchas cremas y otros productos de venta sin receta médica disponibles para los pacientes que sufren de hemorroides. “Estos productos pueden ayudarle a sentirse mejor”, dice Lerner, “pero no eliminarán las hemorroides profundas, tales como las hemorroides internas, que comúnmente causan el sangrado”.

De acuerdo con el gastroenterólogo de la FDA, el Doctor Rajar Malik, otras maneras para aliviar los síntomas leves pueden incluir el sumergirse regularmente durante 10 a 15 minutos en un baño tibio y usar papel de baño mojado después de evacuar.

“Con estas medidas los síntomas leves deben disminuir dentro de dos a siete días”, dice Malik. “Si sus síntomas no mejoran con estos tratamientos caseros, y si definitivamente empeoran, es hora de hablar con su médico”. 

Si la hemorroide presenta trombosis (hay un coágulo de sangre), su médico pudiera decidir remover el coágulo con una incisión pequeña, explicó Lerner. “Usted puede tener este procedimiento bajo anestesia local en un tratamiento ambulatorio”, dice él. “He tenido muchos pacientes que entran incómodos y molestos a mi oficina con una trombosis y luego salen contentos después de ser extraída”.

Otros procedimientos incluyen la ligación (cortar el suministro de sangre de la hemorroide con una liga de goma), la escleroterapia (la inyección de una solución química en el tejido de la hemorroide para encogerlo) y la coagulación, que usa un láser o luz infrarroja para endurecer y encoger las hemorroides. “La FDA es responsable de revisar los dispositivo que se usan tanto para ligación como la coagulación”, dice Lerner.

Es posible que no se puedan tratar las hemorroides grandes con procedimientos menos invasivos, tales como la ligación y la escleroterapia, y pudieran requerir una cirugía, conocida como hemorroidectomía.

regrese al inicio

Prevención de las hemorroides

Por supuesto que con las hemorroides, así como con tantos otros padecimientos, la prevención es la clave, dice Malik. En su mayoría, la mejor manera de prevenir las hemorroides es mantener las heces fecales suaves para que pasen con facilidad. Algunas maneras de hacer esto son:

  • comer alimentos altos en fibra, tales como frutas, vegetales y granos integrales;
  • tomar mucho líquido;
  • hacer ejercicio y no sentarse durante períodos prolongados;
  • usar suavizadores de heces; y
  • usar suplementos de fibra.

Cuando se le preguntó a Lerner si cree que la mayoría de la gente preferiría buscar información sobre las hemorroides por Internet de manera anónima en lugar de preguntarles a sus médicos, él contestó que no necesariamente. “La mayoría de la gente viene a verme no por las hemorroides en sí, sino por el sangrado asociado con ella”.

“Para cuando vienen a verme, ya casi siempre tienen bastante molestia”, añade. “Están más que dispuestos a hablar conmigo sobre las hemorroides si ello significa que recibirán alivio”.

Este artículo aparece en la página de Actualizaciones para el Consumidor de la FDA que muestra lo más reciente de todos los productos regulados por la FDA

11 de febrero de 2013

regresar al inicio

-

Artículos para el consumidor relacionados

-