• Decrease font size
  • Return font size to normal
  • Increase font size
U.S. Department of Health and Human Services

For Consumers

  • Print
  • Share
  • E-mail

La termografía no reemplaza a la mamografía

Thermogram No Substitute for Mammogram - Thermogram Image (JPG)

La termografía (arriba) produce una imagen infrarroja que muestra los patrones de calor y el flujo sanguíneo en o cerca de la superficie del cuerpo. Una mamografía (abajo) es una radiografía de la mama en el que una masa cancerosa se muestra en blanco.

Thermogram No Substitute for Mammogram - Mammogram Image (JPG)

Red envelope icon for Govdelivery Reciba Actualizaciones para el Consumidor por Correo Electrónico

RSS feed orange symbol Actualizaciones para el Consumidor en RSS Feed

In English

A pesar de muchas afirmaciones públicas sobre la termografía,  esta nunca  debe usarse como reemplazo de una mamografía para la detección o el diagnóstico del cáncer de seno.

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por su sigla en inglés) dice que la mamografía - una radiografía del seno - continúa siendo el modo más efectivo de detectar el cáncer de seno en sus etapas iniciales cuando es más tratable. La termografía produce una imagen infrarroja que muestra los patrones de calor y flujo sanguíneo en o cerca de la superficie corporal.

La agencia envió varias cartas de advertencia a los proveedores de atención médica y a un fabricante de cámaras termográficas que aseveran que las imágenes térmicas pueden reemplazar a la mamografía.

Algunos sitios web están promocionado a la termografía como un reemplazo de la mamografía y afirman que la termografía puede detectar el cáncer de seno años antes de lo que detectaría una mamografía.

El problema es que la FDA no tiene ninguna evidencia para respaldar estas afirmaciones.

"La mamografía continúa siendo el método de detección más efectivo para detectar el cáncer de seno en sus etapas iniciales más tratables", dijo la doctora Helen Barr, directora de la División de Estándares de Calidad de Mamografías del Centro para Dispositivos y Salud Radiológica de la FDA. "Las mujeres no deben confiar exclusivamente en la termografía para la detección o el diagnóstico del cáncer de seno".

"Aunque hay muchas evidencias de que la mamografía es efectiva en la detección del cáncer de seno, sencillamente no existe ninguna evidencia de que la termografía pueda reemplazarla", dijo Barr.

Los dispositivos para termografías han sido autorizados por la FDA para ser utilizados como una herramienta auxiliar o adicional para detectar el cáncer de seno. Toni Stifano, una funcionaria de seguridad de los consumidores del Centro para Dispositivos y Salud Radiológica de la FDA, explica que esto significa que la termografía no debe ser utilizada únicamente para detectar o diagnosticar el cáncer de seno.

El Instituto Nacional del Cáncer (NCI, por su sigla en inglés), parte del Instituto Nacional de Salud, estima que aproximadamente 1 de cada 8 mujeres recibirá un diagnóstico de cáncer de seno alguna vez en la vida.
El mayor peligro, dice Stifano, quién es una sobreviviente del cáncer de seno, es que las pacientes que reemplazan la mamografía por la termografía pueden perder la oportunidad de detectar el cáncer en su etapa más temprana. Existe una disminución constante de las muertes por cáncer de seno y una de las razones es la detección temprana a través de la mamografía, dice la FDA.

En lo que respecta a las preocupaciones sobre la exposición a la radiación de una mamografía, la evidencia demuestra que los beneficios superan a los riesgos de los daños, especialmente cuando se comparan con el peligro del cáncer de seno. La mamografía es un procedimiento de dosis bajas.

La FDA aconseja a las pacientes que continúen realizándose mamografías de acuerdo con las guías de detección o como lo recomiende el profesional a cargo del cuidado de su salud.

Se recomienda también a las pacientes que sigan las recomendaciones del profesional de cuidados para la salud para los procedimientos adicionales de diagnóstico, tales como otras tomas mamográficas, exámenes clínicos de senos, ecografías mamarias, MRI o biopsias. Los procedimientos adicionales pueden incluir la termografía.
En el 2011, la agencia envió cartas de advertencia a los siguientes profesionales y al fabricante que hacían afirmaciones  engañosas sobre la termografía: 

La posición de la FDA sobre la termografía es compartida por destacadas organizaciones activas en la lucha contra el cáncer de seno, que incluyen a la fundación sin fines de lucro Susan G. Komen for the Cure, que ha recolectado miles de millones de dólares para educación e investigación, y a la Sociedad Americana del Cáncer.

Este artículo se encuentra en la página de Actualizaciones para los Consumidores de la FDA, que presenta la información más reciente sobre todos los productos regulados por la FDA.

Actualizado el 25 de octubre de 2012