For Consumers

Prepárese para tener una temporada invernal saludable

Prepárese para la temporada de enfermedades invernales - (JPG)

Subscrí­base para recibir artí­culos para el consumidor en español por email.

 

In English

En esta página: 

Aunque los virus contagiosos se mantienen activos durante todo el año, el otoño y el invierno es cuando somos más vulnerables a ellos. Esto se debe en gran parte a que la gente pasa más tiempo adentro con otras personas cuando empieza a hacer frío.

Afortunadamente, podemos contraatacar con varios medicamentos y vacunas aprobados por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés).

regrese al inicio

Los resfriados y la gripe

La mayoría de los virus respiratorios van y vienen en cosa de días, sin dejar secuelas duraderas. Sin embargo, algunos causan serios problemas de salud. Quienes consumen tabaco o están en contacto con el humo de segunda mano son más propensos a padecer enfermedades respiratorias y complicaciones más graves que los no fumadores.

Los resfriados generalmente causan congestión o secreción nasal y estornudos. Otros síntomas son: tos, garganta irritada y ojos llorosos. No hay vacuna contra los resfriados, los cuales llegan de manera gradual y con frecuencia se propagan por el contacto con mucosidades infectadas.

La gripe llega de repente y dura más tiempo que los resfriados. Entre los síntomas de la gripe están: fiebre, dolor de cabeza, escalofríos, tos seca, cuerpo adolorido, fatiga y malestar generalizado. Al igual que los resfriados, la gripe puede causar congestión o secreción nasal, estornudos y ojos llorosos. Los niños pequeños también pueden experimentar náuseas y vómito con la gripe. Los virus de la gripe se propagan principalmente por las gotitas esparcidas cuando una persona con gripe tose, estornuda o habla. Una persona también puede contraer la gripe al tocar una superficie o un objeto que tengan el virus.

La temporada de gripe en los Estados Unidos puede comenzar tan pronto como en octubre y durar tanto como hasta mayo, y por lo general llega a su apogeo entre diciembre y febrero.  Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés):

  • Más de 200.000 personas son hospitalizadas en los Estados Unidos todos los años debido a complicaciones relacionadas con la gripe, incluyendo 20,000 niños menores de 5 años de edad.
  • Entre 1976 y 2006, el número aproximado de fallecimientos relacionados con la gripe osciló entre los 3,000 y los 49,000 al año.
  • Durante la temporada 2013-2014 en los Estados Unidos, hubo 35.4 millones de casos de enfermedades relacionadas con la gripe, 14.6 millones de casos de gripe atendidos y 314,000 hospitalizaciones a causa de esta enfermedad. 

regrese al inicio

Consejos de prevención

Vacúnese contra la gripe.

Con raras excepciones, toda persona de 6 meses de edad en adelante debe vacunarse contra la gripe. Esta vacuna, disponible como inyección o como aerosol nasal, puede reducir el número de casos de influenza, las visitas al doctor y el tiempo de trabajo o de clases perdido, y prevenir las muertes y las hospitalizaciones relacionadas con la enfermedad.

Lo ideal es vacunarse para octubre, aunque hacerlo en enero o después puede seguir ofreciendo protección. La inmunización anual es necesaria porque los virus de la gripe cambian constantemente, porque tal vez haya que actualizar las vacunas contra ella y porque la protección inmunitaria de la vacuna para la persona disminuye con el tiempo. La inmunización anual es especialmente importante para las personas con un riesgo alto de presentar complicaciones graves a causa de la gripe. Estas personas incluyen:

  • niños menores de 5 años, pero en especial los menores de 2.
  • mujeres embarazadas
  • personas que padecen ciertas enfermedades crónicas (como asma, diabetes o afecciones cardiacas y pulmonares)
  • personas de más de 65 años de edad

La vacunación también es especialmente importante para los trabajadores de la salud y otros que viven con o cuidan de personas con un alto riesgo de sufrir complicaciones graves relacionadas con la gripe. Como los bebés de menos de 6 meses de edad son demasiado pequeños como para vacunarlos contra la gripe, la madre debe vacunarse contra ella durante el embarazo para protegerlos durante todo el transcurso de la gestación y hasta 6 meses después del nacimiento. Además, toda persona que cuide del bebé o que tenga un contacto cercano con él también debe vacunarse.

Lávese las manos con frecuencia. Enséñeles a los niños a hacer lo mismo. Tanto los resfriados como la gripe pueden transmitirse a través de las superficies contaminadas, incluyendo las manos. La FDA señala que, aunque lo mejor para la higiene de las manos es el agua y el jabón, también pueden usarse desinfectantes a base de alcohol. Sin embargo, la mugre o la sangre en las manos pueden impedir que el desinfectante elimine las bacterias.

Trate de reducir su contacto con personas infectadas. Mantenga a los bebés alejados de las multitudes durante los primeros meses de vida.

Practique hábitos saludables.

  • Consuma una dieta balanceada.
  • Duerma lo suficiente.
  • Haga ejercicio.
  • Haga lo posible por mantener el estrés bajo control.

regrese al inicio

¿Ya está enfermo?

Por lo general, los resfriados tienen que seguir su curso. Hacer gárgaras de agua con sal puede aliviar el dolor de garganta. Y un humidificador de niebla fresca puede ayudar a aliviar la nariz tapada.

Éstas son otras medidas a tomar en consideración:

  • Llame a su profesional de la salud. Inicie el tratamiento de manera oportuna.
  • Reduzca el contacto con otras personas. Cúbrase la boca con un pañuelo desechable al toser o estornudar.
  • Manténgase hidratado y descansado. Evite los productos con alcohol o con cafeína que puedan deshidratarlo.
  • Hable con su profesional de la salud para ver qué es lo que funcionará mejor para usted.

Además de los medicamentos de venta sin receta médica (OTC, como se les conoce en inglés), también existen fármacos aprobados por la FDA para el tratamiento de la gripe. Las complicaciones del resfrío y de la gripe pueden incluir infecciones bacterianas (por ejemplo, bronquitis, sinusitis, infecciones del oído y neumonía) para los que podrían necesitarse antibióticos.

regrese al inicio

Al tomar productos de venta sin receta

Lea con atención la etiqueta de los medicamentos y siga las indicaciones. Las personas con ciertos padecimientos de salud, tales como hipertensión arterial, deben consultar con un profesional de la salud o con el farmacéutico antes de tomar una nueva medicina para la tos y el resfriado.

Elija los medicamentos de venta sin receta apropiados para sus síntomas. Para destapar una nariz congestionada, utilice descongestionantes nasales. Los supresores para la tos aplacan los tosidos; los expectorantes aflojan el moco; los antihistamínicos ayudan a acabar con la congestión nasal y los estornudos; y los analgésicos pueden aliviar la fiebre, el dolor de cabeza y los dolores leves.

Verifique los efectos secundarios de la medicina. Los medicamentos pueden causar somnolencia, e interactuar con los alimentos, el alcohol, los suplementos alimenticios y entre sí. Lo mejor es decirles a su profesional de la salud y al farmacéutico todos los productos médicos y los suplementos que esté tomando.

Consulte con un profesional de la salud antes de darle una medicina a un niño.

Vaya al médico si no mejora. Con los niños, esté atento a las fiebres altas y a las conductas anormales, tales como una somnolencia fuera de lo común, rehusarse a comer, llanto excesivo, agarrarse las orejas o el estómago, y una respiración sibilante.

Las señales de problemas en cualquier persona pueden incluir:

  • una tos que no deja dormir
  • una fiebre que no responde al tratamiento
  • dificultad creciente para respirar
  • dolor facial a causa de una sinusitis
  • fiebre alta, dolor de pecho o cambios en el moco que produce, después de haberse sentido mejor por un corto tiempo.

Este artículo está disponible en la página de Artículos para el Consumidor de la FDA, en la cual se publican las últimas novedades sobre todos los productos regulados por la FDA..

Actualizado el 23 de diciembre de 2014

regrese al inicio

Page Last Updated: 07/20/2015
Note: If you need help accessing information in different file formats, see Instructions for Downloading Viewers and Players.