• Decrease font size
  • Return font size to normal
  • Increase font size
U.S. Department of Health and Human Services

For Consumers

  • Print
  • Share
  • E-mail

Sea cuidadoso con las cremas y los ungentos de venta sin receta médica

Red envelope icon for Govdelivery Get Consumer Updates by E-mail

RSS feed orange symbol Consumer Updates RSS Feed

In English

En esta página: 

El acné, la tos debido a un resfrío, el pie de atleta, las hemorroides, la picazón por picaduras de insecto y los dolores menores, musculares y articulares están entre las afecciones que las personas tratan aplicando cremas y ungüentos de venta sin receta médica en la piel. La Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA, Food and Drug Administration) insta a los consumidores a tener en cuenta la seguridad cuando usen dichos tratamientos.

“Estos productos son medicamentos”, explica Andrea Leonard-Segal, M.D., directora de la División de Evaluación Clínica de Medicamentos de Venta sin Receta Médica de la FDA en el Centro para la Evaluación e Investigación de Fármacos (Center for Drug Evaluation and Research) de la agencia. “Sólo porque no viene en píldoras y no requiere la receta de un médico, no significa que no puedan causar daño si se hace un mal uso de ellos o si se usan en forma excesiva”.

La Dra. Segal dice que los consumidores deben leer cuidadosamente las instrucciones de todos los productos de venta sin receta médica y seguirlas, incluidos los tópicos. Los productos tópicos son aquellos que se aplican en ciertas áreas de la piel. “En ocasiones, el medicamento en cremas y ungüentos puede penetrar la piel y entrar en el torrente sanguíneo”, explica ella. “Es importante estar conscientes de que los medicamentos en estos productos tópicos pueden provocar problemas si no se usan según lo indicado”. Segal agrega, “en ocasiones, los ingredientes en estos productos pueden incluso interactuar con otros medicamentos cuando los está tomando”.

arriba

 

Metil salicilato

Muchos atletas usan cremas para los dolores musculares que contienen metil salicilato. También conocido como esencia de gaulteria, el metil salicilato es un ingrediente como la aspirina de muchas cremas tópicas que alivia el dolor. Si se usan de manera adecuada, las cremas que contienen metil salicilato pueden brindar alivio temporal de dolores menores y musculares y articulares asociados con simples dolores de espalda, artritis, distensiones, moretones y esguinces.

Al igual que con todos los medicamentos, el mal uso de estos productos puede provocar un daño.

Segal advierte que los productos con metil salicilato no se deben usar durante más de siete días y no se deben aplicar en heridas o en la piel dañada. No se deben usar bajo un vendaje apretado y se debe evitar el contacto con los ojos.

La FDA exige que las etiquetas de cualquier medicamento que contenga más de 5% de metil salicilato incluyan advertencias como mantener el producto fuera del alcance de los niños y que se use según lo indicado.

“Siempre recuerde leer la etiqueta de información del medicamentos y toda información que se brinde dentro del envase de un producto de venta sin receta médica”, explica Segal. “Conserve la etiqueta para que pueda consultarla en el futuro. La información que se brinda con el medicamento indica cómo usarlo adecuadamente y qué hacer si surge un problema mientras lo usa”.

arriba

 

Cremas compuestas

A la FDA también le preocupan algunos productos compuestos que se ofrecen como cremas y ungüentos.

Hacer compuestos es una práctica de la farmacia tradicional, donde los farmacéuticos combinan, mezclan o alteran ingredientes para crear medicamentos únicos para cumplir las necesidades médicas de pacientes individuales en conformidad con las recetas que extienden los médicos de los pacientes.

La FDA no verifica la seguridad y eficacia de los medicamentos compuestos ni los aprueba. Pueden exponer a los pacientes a riesgos innecesarios cuando se usan sin supervisión médica adecuada.

La FDA normalmente permite compuestos de farmacia tradicionales. En comparación, algunas farmacias se comportan como fabricantes de medicamentos, no las farmacias de compuestos tradicionales, porque éstas producen versiones normalizadas de productos para la distribución general.

En diciembre de 2006, la FDA advirtió a cinco empresas para que dejaran de hacer y distribuir cremas anestésicas tópicas compuestas, que se estaban comercializando para distribución general en lugar de como respuesta a las necesidades médicas exclusivas de los pacientes.

Las cremas anestésicas tópicas compuestas a menudo se usan para disminuir el dolor en procedimientos, como la eliminación del pelo con láser, tatuajes y tratamientos de la piel. En ocasiones, son despachados por las clínicas y spa que brindan estos procedimientos o por farmacias y consultas de médicos.

Los anestésicos tópicos compuestos de los cuales advirtió la FDA contienen altas dosis de anestésicos locales, incluidas la lidocaína, tetracaína, benzocaína y prilocaína. La FDA advirtió que cuando se combinan diferentes anestésicos en un producto, el potencial de provocar un daño de cada anestésico aumenta.

Este daño potencial también puede aumentar si el producto se deja en el cuerpo durante mucho tiempo o si se aplica en áreas extensas del cuerpo, especialmente si un área luego se cubre por un vendaje, plástico u otro vendaje.

arriba