For Consumers

Los conceptos nutricionales básicos ayudan a combatir la obesidad infantil

FDA nutritionist Shirley Blakely points out nutrition facts label on box of cereal (350x500)

LA experta en nutrición de FDA Shirley Blakely, una dietista registrada, dice que la etiqueta de información nutricional y la lista de ingredientes en los alimentos envasados son claves para una alimentación saludable. Para obtener fotos de Shirley preparando comidas sanas para niños vaya a Flickr


Subscrí­base para recibir artí­culos para el consumidor en español por email.

In English

Con la obesidad infantil en su nivel más alto jamás alcanzado, los padres de familia, las escuelas y hasta comunidades enteras se están sumando al movimiento para ayudar a los pequeños a comer más sanamente.

Al recorrer los pasillos del supermercado, la nutrióloga Shirley Blakely recomienda concentrar su atención en dos cosas:

  • la etiqueta de información nutricional, la cual indica el número de calorías y el porcentaje de nutrientes que una porción aporta a la dieta diaria; y
  • la lista de ingredientes de la etiqueta de todo alimento preparado y envasado, la cual enumera cada uno de los ingredientes que se usaron para elaborar el producto, con el más predominante en primer lugar, el segundo más prominente en segundo lugar y así sucesivamente, en orden descendente.

Si en el cereal que les gusta a sus hijos aparece primero algún tipo de grano, tal como maíz o avena, es una buena señal. Pero si lo que aparece primero es fructosa, jarabe de maíz rico en fructosa o sacarosa —en otras palabras, azúcar—, eso le dice a uno que las azúcares añadidas están ocupando el lugar de otros ingredientes más nutritivos. La FDA también ha propuesto actualizar la etiqueta de información nutricional e incluir las “azúcares añadidas”, de modo que uno pueda ver la cantidad de estas azúcares que contiene un producto.

Pero el azúcar no siempre es un aditivo. Algunos alimentos —las frutas, por ejemplo— son naturalmente dulces, sin necesidad de añadirles nada de azúcar. Si lee la etiqueta de información nutricional de las frutas secas o en conserva que no contienen azúcares añadidas, aún verá que hay azúcares enumeradas. Eso es porque las azúcares de la piña, las pasas, las ciruelas y otras frutas se producen de manera natural.

Lo mismo es cierto para las manzanas, los plátanos o guineos, los melones, las zanahorias y otros productos frescos de la sección de frutas y verduras de su supermercado, pero que por lo general no tienen que llevar una etiqueta. Si quiere saber cuántas calorías o nutrientes contienen, puede buscarlos en Internet.

Blakely también advierte que los padres y sus hijos deben prestar atención al tamaño de las porciones y asegúrese de que todos en la familia sepan cómo usar la etiqueta de información nutricional para orientar sus decisiones alimentarias. Y añade que hay tres cosas que todo el mundo debe verificar al leer la etiqueta:

El tamaño de la porción: el contenido de un envase no necesariamente es una porción de los nutrientes enumerados en la etiqueta de información nutricional; si sólo quiere comer una porción, usted puede medir primero su comida y comerla en un plato o tazón, en vez de hacerlo directamente del envase.

El porcentaje del valor nutricional diario: indica qué porcentaje de la cantidad diaria recomendada de cada uno de los nutrientes contiene una porción de cierto alimento. En función de la cantidad de cada nutriente recomendada para un día, 5 por ciento o menos es un contenido bajo, y 20 por ciento o más es un contenido alto.

Los nutrientes: elija entre una variedad de alimentos ricos en nutrientes. Trate de consumir 20 por ciento o más de proteína, fibra, y algunas vitaminas y minerales esenciales (como vitamina C y calcio) en una sola porción; pero limite su ingesta de grasas saturadas y sodio a 5 por ciento o menos por porción de alimento. Pugne por consumir 0 grasas trans o ácidos grasos trans; estas grasas dañinas elevan su nivel de colesterol malo (LBD) y reducen el del colesterol bueno (LAD).

La buena nutrición en el hogar no es sino otra pieza del rompecabezas cuando de mantenerse saludable se trata. Hoy, cuando una tercera parte de la ingesta calórica diaria se consume fuera de casa, la FDA está impulsando el etiquetado para indicar las calorías en los menús y los carteles de opciones de comidas de ciertas cadenas de restaurantes y establecimientos de venta de alimentos parecidos, así como en las máquinas expendedoras. Los requisitos ayudarían a asegurar que los consumidores tuvieran más información a la hora de escoger sus alimentos fuera del hogar.

Para obtener más información sobre cómo llevar una vida saludable, visite www.letsmove.gov./en-espanol.

Este artículo aparece en la página de Artículos de Salud para el Consumidor de la FDA que muestra lo más reciente de todos los productos regulados por la FDA.

4 de agosto de 2014

regrese al inicio

Page Last Updated: 08/04/2014
Note: If you need help accessing information in different file formats, see Instructions for Downloading Viewers and Players.