For Consumers

Temporada de huracanes: Prepárese

Hurricane Season: Be Prepared_infographic

El acceso al agua potable es esencial. La Agencia Federal de Gestión de Emergencia y la Cruz Roja recomiendan guardar un galón de agua por persona por día como provisión de emergencia. Se debe considerar mantener una provisión de agua para tres días cuando menos.


Subscrí­base para recibir artí­culos para el consumidor en español por email.

In English

En esta página:

Los expertos de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica han pronosticado una temporada de huracanes del 2014 en el Atlántico casi normal o por debajo de lo normal. Aunque una posible disminución en el número de huracanes este año sería una noticia muy bienvenida, es importante recordar que la intensidad y la cantidad son dos cosas diferentes.

Cuando empiezan a soplar los vientos huracanados y las lluvias torrenciales elevan el nivel del agua, la gente tiene que estar preparada con sus provisiones de alimentos y de agua.

“Lo más importante es evitar que sus cultivos, o sus alimentos y agua potable, entre en contacto con las aguas de las inundaciones”, dice la doctora Yinqing Ma, Ph.D., Oficial de Seguridad para el Consumidor del Centro para la Seguridad de los Alimentos y Nutrición Aplicada de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés). “El agua de las inundaciones puede haber estado en contacto con las alcantarillas, productos químicos, metales pesados, microorganismos patógenos u otros contaminantes”. Si los cultivos llegan a entrar en contacto con las aguas de las inundaciones, consulte la guía de la FDA sobre la Evaluación de la Seguridad de los Cultivos de Alimentos para Consumo Humano Afectados por las Inundaciones.

regrese al inicio

Mantenga los alimentos y el agua a salvo

Estos son algunas sugerencias relacionadas con los alimentos para recordar:

  • No consuma ningún alimento que no esté en un recipiente impermeable, en caso de que haya la posibilidad de que estuviese en contacto con agua de las inundaciones.
  • Inspeccione los alimentos enlatados y deseche cualquier alimento que este en latas dañadas. Las latas dañadas se reconocen en que se ven abultadas, pinchadas, tienen fugas, hoyos o corrosión.
  • Siga las sugerencias sobre cómo mantener los alimentos a salvo a la temperatura apropiada.
  • Deseche cualquier alimento perecedero (tal como carnes, aves, pescado, huevos, o sobrantes) que se haya mantenido a una temperatura por encima de los 40° F por más de dos horas.

Vea este video sobre la seguridad de los alimentos durante los cortes de electricidad y apagones (en inglés).

El corte de la energía eléctrica es común durante las tormentas fuertes, pero hay maneras para aumentar el tiempo en que los alimentos que están en el refrigerador siguen siendo seguros para consumirlos. Es importante mantener cerradas las puertas de la nevera y del congelador.Los alimentos que están en un refrigerador y un congelador que no se hayan abierto se pueden consumir con seguridad si el corte de energía dura menos de 4 horas. Los alimentos que están en el congelador normalmente están seguros por 48 horas si está lleno o por 24 horas si el congelador está medio lleno.

Para los artículos refrigerados, después del corte de energía de 4 horas, es mejor envolverlos en un enfriador rodeado de hielo o de bolsas de gel congeladas para guardarlos. Verifique la temperatura de estos artículos antes de cocinarlos o de comerlos y deseche los que hayan estado por encima de los 40° F por más de dos horas.

Para los bebés, se debe utilizar alimentos preparados listos para consumir. Sin embargo, si solo se dispone de fórmula concentrada o en polvo, prepare la fórmula con agua embotellada o con agua que se haya esterilizado. Su proveedor de salud debe determinar si se debe hervir o no el agua embotellada. Asegúrese de que los biberones y las tetinas utilizadas también estén limpios.

Estas son algunas sugerencias para mantener a salvo su agua potable:

  • Donde se disponga, utilice agua que no ha sido expuesta al agua de las inundaciones. Si no tiene agua embotellada, debe hervir el agua por un minuto. Esto matará la mayoría de los organismos que causan enfermedades y que puedan estar presentes. Deje que se enfríe el agua hervida y guárdela en recipientes limpios con tapa.
  • Si no puede hervir el agua, puede desinfectarla utilizando un blanqueador casero. El blanqueador matará a algunos, pero no a todos, de los organismos que causan enfermedades que pueda haber en el agua. Agregue 1/8 de cucharada (8 gotas) de blanqueador casero líquido regular, sin perfume, por cada galón de agua. Agítelo bien y déjelo asentar cuando menos durante 30 minutos antes de utilizarla.
  • Si el agua está turbia, fíltrela con un paño limpio o deje que se asiente, y retire el agua clara para desinfectarla.
  • Si tiene un pozo que se ha inundado, se debe probar el agua y desinfectarla luego de que se retiren las aguas anegadas. Si sospecha que su pozo pueda estar contaminado, comuníquese con el departamento de salud local o estatal o el agente de extensión agrícola para buscar asesoría particular.

Para mayor información sobre cómo mantener a salvo los alimentos y el agua durante un huracán e inundación consulte nuestra página sobre qué hacer en casos de emergencia.

regrese al inicio

Planificar por adelantado puede hacer una gran diferencia

Como en cualquier situación de emergencia, las provisiones de alimentos, agua y medicamentos serán más difíciles de encontrar los días previos a una tormenta esperada. La mejor manera de estar preparados para los huracanes e inundaciones es mantener provisiones de emergencia de alimentos y agua guardados en casa. La Agencia Federal de Gestión de Emergencias y la Cruz Roja recomiendan mantener en casa un galón de agua por persona por día que dure tres días en caso de una emergencia, o sea, 12 galones de agua para una familia de cuatro.

Estas agencias de emergencias recomiendan que el agua esté embotellada y sea adquirida en una tienda para evitar cualquier posible contaminación, y mantenerla en casa en un lugar seco y oscuro. Se debe tomar el mismo cuidado para guardar alimentos. Asegúrese de tomar en cuenta las necesidades dietéticas de su familia, y verificar de manera rutinaria las fechas de expiración o límites de uso en esos artículos. Remplace los que sea necesario. Quienes están bajo prescripción médica se deben asegurar también de que tengan la provisión suficiente de sus medicamentos antes de la tormenta. No se olviden de guardar también las medicinas, alimentos y agua para sus mascotas.

Como hemos visto con las tormentas fuertes en el pasado, puede ser que las tiendas y las farmacias se vean obligadas a cerrar.

Este artículo aparece en la página de Artículos de Salud para el Consumidor de la FDA que muestra lo más reciente de todos los productos regulados por la FDA..

3 de julio de 2014

regrese al inicio

Page Last Updated: 07/05/2014
Note: If you need help accessing information in different file formats, see Instructions for Downloading Viewers and Players.