For Consumers

Cinco consejos para las nuevas mamás

Mommy and baby

Subscrí­base para recibir artí­culos para el consumidor en español por email.

 

In English

En esta página:

El Día de las Madres en los Estados Unidos es el domingo 11 de mayo de 2014, y es una fecha especial para las nuevas mamás. Pero también puede ser un momento estresante para los padres primerizos —tanto para las mamás como para los papás— que enfrentan la responsabilidad de cuidar a un bebé o un recién nacido. 

Su prestador de servicios de salud puede ser un recurso invaluable. Un buen momento para consultarlo es durante las visitas preventivas para un “examen de rutina” con el pediatra de su hijo, sugiere la Dra. Donna L. Snyder, M.D., FAAP, una pediatra del Personal de Salud Pediátrica y Materna de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés).  Estas visitas pueden continuar a intervalos regulares a lo largo de la infancia y la adolescencia.

Pero si no le toca cita y cree que su hijo está enfermo, o si sencillamente tiene dudas, comuníquese con su profesional de la salud para preguntarle qué hacer, señala la Dra. Snyder. Y tome en cuenta estos cinco consejos.

regrese al inicio

1. Pregunte a un experto antes de darle cualquier medicina a su bebé

Pueda que ciertos medicamentos no sean los indicados para su bebé, así que debe preguntarle a su profesional de la salud antes de darle cualquier medicina, advierte la Dra. Snyder.  Si él o ella le han recomendado alguna para su hijo, pregunte para asegurarse de usar la dosis correcta.  

regrese al inicio

2. Guarde los medicamentos en un lugar seguro

Guarde todos los medicamentos que usted o su bebé puedan estar tomando en un lugar que no esté a la mano. “Uno quiere mantener los medicamentos fuera del alcance de su hijo”, explica la Dra. Snyder, quien señala que los bebés pueden empezar a gatear tan pronto como a los 5 o 6 meses de edad.  “Pero incluso si los bebés son menores de una edad en la que usted esperaría que pudieran de alcanzar sus medicamentos, hágase a la costumbre de ponerlos fuera de su alcance”, aconseja.  También lea todas las instrucciones de almacenamiento. “Por ejemplo, algunos antibióticos deben guardarse en el refrigerador”, explica la Dra. Snyder.  "Así que uno quiere asegurarse de seguir las instrucciones para guardarlos”.  Si tiene preguntas sobre cómo almacenar de modo seguro alguna medicina, comuníquese con su farmacéutico u otro prestador de servicios de salud. 

regrese al inicio

3. Administre los medicamentos como es debido

Use el dosificador adecuado —tal como una jeringa de uso oral, no una cuchara de cocina normal— para administrar la cantidad recomendada de medicina. Algunos productos vienen con estos dosificadores en el empaque, pero también pueden comprarse sin receta.  “Si a su bebé le recetan una cucharadita de la medicina, asegúrese de darle una cucharadita y no una cucharada”, añade la Dra. Snyder, y hable con el farmacéutico de su hijo o con otro prestador de servicios de salud si tiene preguntas.

regrese al inicio

4. Si toma algún medicamento, pida orientación sobre la lactancia materna

"Si está tomando medicamentos, es importante preguntarle a su prestador de servicios de salud si puede amamantar”, señala la Dra. Leyla Sahin, M.D., una obstetra del Personal de Salud Pediátrica y Materna de la FDA.  Debe preguntarle sobre cualquier producto con o sin receta, incluyendo los suplementos. Suspender la medicación puede ser peligroso para algunas mujeres con problemas crónicos de salud, advierte la Dra. Sahin, pero algunos medicamentos pueden pasar a través de la leche materna y no ser seguros para su bebé. Así que consulte con su prestador de servicios de salud si toma algún medicamento y está amamantando o piensa hacerlo.

regrese al inicio

5. Cuídese

Tal vez sienta que la mayor parte del tiempo que pasa despierta (y dormida) se lo dedica a su bebé, pero trate de hacerse un tiempo para usted. No descansar lo suficiente puede ser un problema si tiene un nuevo bebé. “Duerma cuando el bebé duerme y tome siestas durante el día”, recomienda la Dra. Sahin.  “Si es una nueva mamá y se siente muy triste todo el tiempo, eso podría ser una señal de depresión posparto”, añade, así que debe hablar con su profesional de la salud para recibir ayuda, si la necesita. 

También es importante que concierte y asista a su cita con su profesional de la salud a las seis semanas después del parto, recomienda la Dra. Sahin.

Recuerde que su primer año de maternidad quizás no sea perfecto, pero usted puede adaptarse a esta nueva etapa. Encuentre otros consejos útiles en la Oficina de Salud de la Mujer de la FDA.

“Tenga presente que ser una nueva mamá representa un período de transición que puede ser estresante”, señala la Dra. Sahin, “pero dese tiempo para celebrarlo”.

Este artículo aparece en la página de Artículos de Salud para el Consumidor de la FDA que muestra lo más reciente de todos los productos regulados por la FDA.

8 de mayo de 2014

regrese al inicio

Page Last Updated: 05/08/2014
Note: If you need help accessing information in different file formats, see Instructions for Downloading Viewers and Players.