For Consumers

Los cambios propuestos a la etiqueta de información nutricional se apoyan en la ciencia y la investigación

Explicación de los cambios propuestos

La FDA quiere actualizar el aspecto y el contenido de la etiqueta de información nutricional para ayudar mejor a los consumidores a tomar decisiones informadas sobre los alimentos y siguir prácticas de alimentación saludables. Los cambios propuestos incluyen:


Foods with high amounts of added sugar: soda, pie, ice cream, fruit cup, yogurt with fruit on the bottom, candy, donuts

Estos tipos de alimentos son algunas de las fuentes de azúcar añadida en la dieta americana. La FDA propone que la cantidad de azúcar añadida en el proceso de producción se encuentra en la etiqueta de información nutricional, además de la actual declaración de "azúcares" que refleja los azúcares totales (que se producen naturalmente y agregados).

Red envelope icon for Govdelivery Reciba Actualizaciones para el Consumidor por Correo Electrónico

RSS feed orange symbol Actualizaciones para el Consumidor en RSS Feed

In English

En esta página:

Los cambios que se propone hacer a la etiqueta de información nutricional se fundamentan en la información más actual de la ciencia de la nutrición, los informes de consenso más recientes de los organismos de salud pública, y las últimas encuestas sobre salud pública y nutrición.
“La etiqueta de información nutricional nos ha servido bien por los últimos 20 años, pero tenemos que asegurarnos de que lo emblemático no se convierta en una reliquia”, advierte Margaret A. Hamburg, M.D., delegada de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés). “Los cambios propuestos para la etiqueta de información nutricional deberán hacer que sea más fácil que nunca juzgar a un alimento por su etiqueta, y son reflejo de las pruebas más recientes sobre cómo lo que comemos afecta nuestra salud”.
La Dra. Jessica Leighton, PhD, MPH, asesora principal sobre ciencia y normatividad nutricional de la FDA, señala que desde hace mucho la dependencia viene considerando la idea de cambiar la etiqueta de información nutricional para ayudar a los consumidores a hacer elecciones mejor informadas. “Con todo lo último de la ciencia que ha surgido, y todos los estudios más recientes sobre la salud de los estadounidenses y las tendencias en el consumo de los alimentos, tenemos información más actualizada para continuar ahora”, afirma.
Tomemos el caso de las azúcares añadidas como ejemplo.
La etiqueta actual simplemente indica el contenido de “Azúcares”, en referencia tanto a las que forman parte natural del producto como a las agregadas. La FDA propone que la etiqueta tenga un nuevo renglón, con una sangría y debajo de la categoría de “Azúcares”, que indique únicamente las que se añaden durante el proceso de elaboración y que aparezcan con el nombre de “Azúcares añadidas”.
Para el estadounidense promedio, 16 por ciento de su ingesta calórica diaria proviene de las azúcares añadidas. Sus fuentes principales son los refrescos, las bebidas energéticas e hidratantes, los postres hechos a base de cereales, las bebidas de frutas endulzadas con azúcar, los postres hechos a base de productos lácteos, y los dulces. Pero también es posible que se le haya añadido azúcar a alimentos más nutritivos tales como los cereales, las frutas envasadas con jarabe y el yogur endulzado.
Éstos son algunos de los datos e información que se tomaron en cuenta para tomar la decisión de proponer este cambio:

  • La Guía de Alimentación para los Estadounidenses recomienda reducir la ingesta calórica derivada de las azúcares añadidas y las grasas sólidas porque un alto consumo puede hacer que la gente ingiera menos alimentos ricos en nutrientes. La guía ofrece información y consejo nutricional con sustento en las pruebas, y es la base de los programas federales de educación alimentaria y nutricional.
  • Un informe del Instituto de Medicina (IOM, por sus siglas en inglés) sobre los macronutrientes (los carbohidratos, las proteínas y las grasas) afirma que muchos alimentos y bebidas que representan fuentes importantes de azúcares añadidas tienen bajas concentraciones de nutrientes tales como vitaminas. El IOM es el brazo de la Academia Nacional de Ciencias —una asociación privada de investigadores distinguidos sin fines de lucro— dedicado a la salud. Su función consiste en ayudar a aquellos en el gobierno y en el sector privado a tomar decisiones informadas y con sustento en elementos de prueba.
  • Las recomendaciones de grupos de expertos, como los de la Asociación Americana del Corazón, la Academia Americana de Pediatría y la Organización Mundial de la Salud, de reducir la ingesta calórica derivada de las azúcares añadidas en la dieta.

“Algunas personas comen demasiada comida con ‘azúcares añadidas’ y no están ingiriendo todos los demás nutrientes que necesitan”, advierte la Dra. Claudine Kavanaugh, PhD, M.P.H., R.D., una científica de la FDA.

regrese al inicio

La reevaluación de los nutrientes a incluir

La FDA también está proponiendo cambiar algunos de los nutrientes de importancia para la salud pública cuyo contenido hay que declarar en la etiqueta. Por ejemplo, la FDA propone agregar algunos que muchos consumidores estadounidenses no ingieren en cantidades suficientes, lo que los pone en riesgo de padecer enfermedades crónicas.
La dependencia quiere ordenar la adición de la vitamina D y el potasio a la etiqueta, donde se sumarían al calcio y al hierro, que ya son obligatorios. La vitamina D es importante para el desarrollo de los huesos y para una buena salud general, al igual que el potasio, por el efecto que tiene para reducir la presión arterial.
La Dra. Leighton explica que este cambio propuesto se apoya en datos que indican la importancia de estos nutrientes para la prevención de enfermedades crónicas, así como en el análisis de los datos de la Encuesta Nacional de Examen de Salud y Nutrición (NHANES, por sus siglas en inglés) sobre los niveles nutricionales con más probabilidad de que fueran inadecuados para la población de los Estados Unidos.
La FDA propone que las vitaminas C y A dejen de ser obligatorias en la etiqueta, porque los datos indican que su deficiencia no es tan común.

regrese al inicio

La reevaluación de los valores nutricionales diarios

Para ciertos nutrientes, la FDA propone cambiar los valores nutricionales diarios. Éstos se usan para calcular el porcentaje del valor nutricional diario o “%VD” en la etiqueta, que es un término que se emplea para ayudar a los consumidores a entender cuál es el contenido nutricional de un alimento dentro del marco de una dieta completa. Algunos de los valores diarios se apoyan en la ingesta máxima recomendada de un nutriente (la grasa saturada, por ejemplo), en tanto que otros lo hacen en algún requisito nutricional (como el hierro, por ejemplo). De este modo, el “%VD” ayuda a los consumidores al proporcionarles información sobre los nutrientes de una porción de comida que refleja las recomendaciones generales para llevar una dieta saludable.
Las correcciones propuestas tienen como base las recomendaciones publicadas por el OIM y otros informes, entre ellos la Guía de Alimentación para los Estadounidenses.
La nutrióloga de la FDA Crystal Rivers, M.S., ofrece un ejemplo: la FDA propone cambiar el valor nutricional diario del calcio, de 1,000 mg a 1,300 mg al día. Esto es acorde con los hallazgos del OIM y de otros grupos de expertos. En función de este cambio, un taza de leche que contiene 300 mg de calcio tendría un %VD de 23 por ciento, en vez del 30 por ciento actual.
Los cambios propuestos están disponibles para comentarse en el Registro oficial; vea el expediente oficial de la FDA en www.regulations.gov.
Este artículo está disponible en la página de Artículos para el consumidor de la FDA, en la cual se publican las últimas novedades sobre todos los productos controlados por la FDA.
27 de febrero de 2014.

regrese al inicio

Page Last Updated: 02/27/2014
Note: If you need help accessing information in different file formats, see Instructions for Downloading Viewers and Players.