For Consumers

La etiqueta de información nutricional le provee información para escoger mejor sus alimentos

New Nutrition Facts Label 2016 (350x672)

¿Qué hay de diferente? Baje la foto en PDF (580 K)


Subscrí­base para recibir artí­culos para el consumidor en español por email.

 

English

En esta página:

Mucho ha cambiado en la dieta de los estadounidenses desde que la etiqueta de información nutricional se dio a conocer en 1993 para ofrecer importantes datos de nutrición en el empaque de los alimentos. La Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) ha actualizado esta famosa tabla rectangular —que se ha convertido en una de las gráficas más reconocidas del mundo— con cambios a su diseño y su contenido.
Los cambios se sustentan en la información más reciente de la ciencia de la nutrición, informes de consensos de dependencias de salud pública, así como estudios de salud pública y nutrición.

Por ejemplo, la gente consume porciones más grandes de ciertos alimentos; las tasas de obesidad, afecciones cardiacas y derrames cerebrales siguen siendo altas; y se conoce más sobre la relación entre la dieta y el riesgo de padecer enfermedades crónicas.

“Aunque la imagen emblemática de la etiqueta permanece sin cambio, la versión más nueva destaca elementos importantes tales como las calorías y el tamaño de las porciones, elementos que pueden ayudar a los consumidores a tomar decisiones más saludables para sí y para sus familias”, señala la Dra. Susan Mayne, PhD, directora del Centro para la Seguridad de los Alimentos y la Nutrición Aplicada de la FDA. “Además, la nueva etiqueta exigirá la inclusión de las azúcares añadidas”.

Esto concuerda con la Guía de Alimentación para los Estadounidenses de 2010 y 2015-2020, la cual recomienda reducir las calorías derivadas de las azúcares añadidas.

La Dra. Claudine Kavanaugh, PhD, M.P.H., R.D., científica de la FDA especializada en salud, explica lo que usted verá en los próximos dos años.

regrese al inicio

Un diseño renovado

  • Lo primero que tal vez note es un acento mayor en las calorías, con un tipo de letra más grande y en negrita. “El número de calorías es especialmente importante para mantener un peso saludable”, advierte la Dra. Kavanaugh.
  • Las calorías derivadas de la grasa ya no aparecen listadas. “Nosotros sabemos que el tipo de grasa es más importante que su cantidad total”, explica la Dra. Kavanaugh; aún es obligatorio declarar el contenido total de grasas saturadas e hidrogenadas o trans.
  • El número de porciones por paquete es más prominente. Y el tamaño de la porción aparece en negrita. La FDA ha actualizado el tamaño de las porciones para reflejar cuánto consume la gente en la actualidad, según los datos más recientes sobre el consumo de alimentos.
  • La nota que aparece al pie de la etiqueta está cambiando para explicar mejor lo que significa “porcentaje del valor nutricional diario”. Ahora dirá: “*El porcentaje del valor nutricional diario le dice qué tanto contribuye un nutriente en una porción de alimento a la dieta diaria. Se usan 2,000 calorías al día como base para hacer recomendaciones generales de nutrición”.

regrese al inicio

Las azúcares añadidas

  • Por primera vez, las “Azúcares añadidas” son incluidas en la etiqueta. En promedio, 13 por ciento de las calorías diarias que ingieren los estadounidenses provienen de las azúcares añadidas. Pero los datos científicos demuestran que es difícil satisfacer las necesidades nutricionales y mantenerse dentro de los límites calóricos si más del 10 por ciento de las calorías diarias que uno consume provienen de las azúcares añadidas.

Las azúcares añadidas deben figurar tanto en gramos y como en porcentaje del valor nutricional diario, el cual te dice qué tanto contribuye un nutriente de una porción de alimento a la dieta diaria.

“Algunas personas comen demasiados alimentos con ‘azúcares añadidas’ y no obtienen todos los nutrientes que necesitan”, advierte la Dra. Kavanaugh.

Un informe del Instituto de Medicina (IOM, por sus siglas en inglés) afirma que muchos alimentos y bebidas que son las principales fuentes de azúcares añadidas tienen bajos niveles de nutrientes, tales como vitaminas. Grupos expertos, como la Asociación Estadounidense del Corazón, la Academia Americana de Pediatría y la Organización Mundial de la Salud, también recomiendan reducir la ingesta de calorías derivadas de las azúcares añadidas en la dieta.

regrese al inicio

Valores nutricionales diarios actualizados y nutrientes añadidos

  • La FDA quiere ayudarlo a poner la información nutricional en contexto, por lo que ha actualizado los valores diarios de varios nutrientes, tales como la fibra dietética, la vitamina D y el sodio. Estos valores se usan para calcular el porcentaje del valor nutricional diario (%VD) en la etiqueta.
  • La vitamina D y el potasio son ahora obligatorios en la etiqueta, La vitamina D es importante para tener huesos sanos, en especial entre las mujeres y las personas de la tercera edad. Y el potasio ayuda a reducir la presión arterial y a prevenir la hipertensión. “Tenemos pruebas de que la gente no está consumiendo estos nutrientes en cantidades suficientes como para protegerse contra las enfermedades crónicas”, señala la Dra. Kavanaugh. Los fabricantes deben declarar también la cantidad real, además del porcentaje del valor nutricional diario de vitamina D, calcio, hierro y potasio. De manera voluntaria, pueden declarar la cantidad en gramos de otras vitaminas y minerals.
  • Y ya no es obligatorio incluir las vitaminas A y C en la etiqueta, porque los datos indican que su deficiencia no es tan común.

regrese al inicio

¿Cuál es el objetivo?

“Todos corremos el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares, hipertensión arterial y derrames cerebrales en el transcurso de nuestras vidas, y muchos de nosotros sencillamente queremos consumir menos calorías”, explica la Dra. Kavanaugh. Por ejemplo:

  • Si le preocupan la presión arterial alta y los derrames, quizás quiera prestarle atención a la cantidad de sodio y potasio que indica la etiqueta de los alimentos.
  • Para una buena salud cardiovascular, procure los alimentos bajos en grasas saturadas, grasas trans y sodio. Como los productos que dicen “0” grasas trans en la etiqueta pueden contener hasta 0.5 gramos de éstas, lea también la lista de ingredientes y evite los aceites parcialmente hidrogenados, que son la mayor fuente de grasas trans artificiales.
  • Para controlar el peso, tenga en cuenta su ingesta calórica.
    La mayoría de los fabricantes tendrán hasta el 26 de julio de 2018 para cumplir con los requisitos definitivos, pero aquellos cuyas ventas de alimentos sean menores de 10 millones de dólares anuales tendrán un año adicional para hacer los cambios./li>

La Dra. Kavanaugh hace hincapié en que el objetivo principal no es decirles a los consumidores lo que deben comer, sino ampliar y destacar la información que más necesitan. “Todo es cosa de ofrecer información que la gente pueda usar para tomar sus propias decisiones”, señala.

Este artículo está disponible en la página de Artículos para el Consumidor de la FDA, en la cual se publican las últimas novedades sobre todos los productos regulados por la FDA.

Actualizado el 18 de agosto de  2016

regrese al inicio

Page Last Updated: 10/28/2016
Note: If you need help accessing information in different file formats, see Instructions for Downloading Viewers and Players.
Language Assistance Available: Español | 繁體中文 | Tiếng Việt | 한국어 | Tagalog | Русский | العربية | Kreyòl Ayisyen | Français | Polski | Português | Italiano | Deutsch | 日本語 | فارسی | English