• Decrease font size
  • Return font size to normal
  • Increase font size
U.S. Department of Health and Human Services

For Consumers

  • Print
  • Share
  • E-mail

Las gotas y los aerosoles ponen en riesgo a los niños curiosos

Red envelope icon for Govdelivery Reciba Actualizaciones para el Consumidor por Correo Electrónico

Eye Drops Bottle

 

Mantenga todos los medicamentos, incluyendo las gotas oculares y los aerosoles nasales, fuera del alcance de los niños. El hecho de tragar aunque sea una pequeña cantidad de estos productos puede causar daños graves a los niños.

RSS feed orange symbol Actualizaciones para el Consumidor RSS

In English 

En esta página:

Es la pesadilla de todos los padres: Usted se da la vuelta y su hijo traga algo tóxico. Sucede con productos que usted no se imagina que podrían ser peligrosos. Tome como ejemplo las gotas para ojos de venta libre que se usan para aliviar el enrojecimiento de los ojos o los aerosoles nasales descongestionantes.

"En manos de los niños más pequeños que pueden tragarlos, pueden causar graves consecuencias para la salud", dice la farmacéutica Yelena Maslov, Pharm.D., de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por su sigla en inglés).

La FDA advierte al público (en inglés) que mantenga estos productos, que contienen los ingredientes activos tetrahidrozolina, oximetazolina o nafazolina (conocidos como derivados de la imidazolina), fuera del alcance de los niños en todo momento. Los productos se venden con diversas marcas comerciales tales como Visine, Dristan y Mucinex, y también como genéricos y marcas de las tiendas.

Maslov explica que una cucharadita de té de gotas para ojos o de aerosoles nasales que contiene derivados de imidazolina equivale a aproximadamente 5 mL, y que se han reportado daños por tragar tan sólo 1 mL a 2 mL. "Los niños que tragan inclusive cantidades minúsculas de estos productos pueden sufrir efectos adversos serios", dice.

Entre 1985 y 2012, la FDA identificó 96 casos en los cuales niños de 1 mes a 5 años de edad tragaron accidentalmente productos que contenían estos ingredientes. Se reportaron casos tanto por parte de consumidores como de fabricantes a las bases de datos del gobierno controladas por la FDA. De acuerdo con algunos reportes de casos, los niños estaban masticando o chupando los frascos o los encontraron con un frasco vacío cerca de ellos.

No se reportó ninguna muerte, pero más de la mitad de los casos (53) reportaron hospitalización por síntomas que incluyeron náuseas, vómitos, letargo (adormecimiento), taquicardia (latidos cardíacos rápidos), y coma.

"El registro insuficiente de este tipo de eventos es común, de modo que es posible que existan más casos que no conocemos", dice Maslov.
 

volver al inicio

Se piden envases a prueba de niños

Estos productos sólo están destinados para uso ocular o nasal. En los ojos, los ingredientes actúan estrechando los vasos sanguíneos para aliviar el enrojecimiento de las irritaciones oculares menores. En la nariz, provocan la constricción de los vasos sanguíneos para aliviar la congestión nasal debida al resfrío común, la fiebre del heno o las alergias.

En enero de 2012, la Comisión para la Seguridad de los Productos de Consumo de los Estados Unidos (CPSC, por su sigla en inglés) propuso una norma para exigir envases a prueba de niños para todos los productos que contengan por lo menos 0.08 mg de un derivado de imidazolina. Sin embargo, esta norma no se ha cumplido del todo. Además, la División de Prevención de Errores Médicos y Análisis de la FDA (DMEPA, por su sigla en inglés) está colaborando con la CPSC para advertir a los consumidores sobre la necesidad de mantener estos productos en forma segura fuera del alcance de los niños.

De acuerdo con Fuera del Alcance y la Vista de los Niños disclaimer icon una iniciativa educacional para recordarles a las familias la importancia del almacenamiento seguro de los medicamentos, y en la cual colabora la FDA, más de 60,000 niños pequeños terminan en salas de emergencia todos los años por haber tomado medicamentos mientras su padres o sus cuidadores no estaban viéndoles.

Fuera del Alcance y la Vista de los Niños sugiere que los padres expliquen a sus hijos qué son los medicamentos y por qué son los padres quienes deben administrárselos a los hijos. Además, nunca diga a un niño que los medicamentos son golosinas para lograr que los tomen, aunque al niño no le guste tomar el medicamento. 

volver al inicio

Lejos del peligro

Si un niño accidentalmente traga gotas de venta libre para aliviar el enrojecimiento de los ojos o aerosol nasal descongestionante, llame al Centro  para el Control del Envenenamiento  (1-800-222-1222) inmediatamente. Hay expertos disponibles las 24 horas del día, todos los días en estos centros. En caso de ser necesario, el personal del centro lo ayudará a contactar en forma inmediata un servicio médico domiciliario para casos de emergencia.

Programe este número en el teléfono de su casa y en el celular para tenerlo cuando lo necesite. Póngalo sobre el refrigerador para que esté a la vista.

Para contribuir a evitar la exposición accidental de su hijo a cualquier medicamento, los padres y otros cuidadores deben:
 

  • Guardar los medicamentos en un lugar seguro que sea tan alto que los niños pequeños no puedan alcanzarlos ni verlos.
  • No dejar nunca medicamentos, ni vitaminas afuera sobre una superficie en la cocina o al lado de la cama de un niño enfermo.
  • Si un frasco de medicamentos no tiene una tapa de seguridad, cerciórese de asegurarlo cada vez que lo use.
  • Recordar a las niñeras, a los invitados y a los visitantes que mantengan alejados sus bolsos de mano, carteras o sacos que contengan medicamentos y que no los dejen a la vista cuando estén en su casa.
  • Evitar tomar medicamentos frente a los niños pequeños porque a ellos les gusta imitar a los adultos.
    Este artículo se encuentra en la página de Actualizaciones para los Consumidores de la FDA, que presenta la información más reciente sobre todos los productos regulados por la FDA.

25 de octubre de 2012

volver al inicio