• Decrease font size
  • Return font size to normal
  • Increase font size
U.S. Department of Health and Human Services

For Consumers

  • Print
  • Share
  • E-mail

Las etiquetas de los alimentos ayudan a los consumidores a tomar decisiones más saludables

Red envelope icon for Govdelivery Get Consumer Updates by E-mail

RSS feed orange symbol Consumer Updates RSS Feed

In English

En esta página:

Los consumidores a menudo comparan los precios de alimentos en el supermercado para decidir el mejor valor para su dinero. Pero comparar los artículos usando la etiqueta del alimento puede ayudarlos a elegir el mejor valor para su salud.

La etiqueta del alimento identifica una variedad de información acerca de un producto, como los ingredientes, el peso neto y la información nutricional.

“La etiqueta del alimento es una de las herramientas más valiosas que tienen los consumidores”, explica Barbara Schneeman, Ph.D., directora de la Oficina de Nutrición, Etiquetas y Suplementos Alimenticios de la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA, Food and Drug Administration). “La etiqueta del alimento le da a los consumidores el poder de comparar alimentos rápida y fácilmente, de manera que pueden juzgar por ellos mismos cuáles productos se adaptan mejor a sus necesidades alimenticias”.

Por ejemplo, alguien con presión arterial alta que debe cuidar el consumo de sal (sodio) se puede ver enfrentado a cinco tipos diferentes de sopa de tomate en el estante, explica Schneeman. Puede comparar rápida y fácilmente el contenido de sodio de cada producto buscando en la parte de la etiqueta que indica la información nutricional (etiqueta de información nutricional, o "Nutrition Facts Label" en ingles) para elegir la que tenga menos contenido de sodio.

Los reglamentos de la FDA exigen que la información nutricional aparezca en la mayoría de los alimentos y toda afirmación sobre los productos debe ser verdadera y no engañosa. Además, “bajo contenido de sodio” ("low sodium" en ingles), “reducido en grasas” ("reduced fat") y “alto contenido de fibra” ('high fiber") deben cumplir estrictas definiciones gubernamentales.

La FDA ha definido otros términos para describir el contenido de un nutriente, como “bajo” ("low"), “reducido” ("reduced"), “alto” ("high"), “sin” ("free"), “magro” ("lean"), “extra magro” ("extra lean"), “buena fuente” ("good source"), “menos” ("less"), “liviano” ("light") y “más” ("more"). De manera que un consumidor que desee reducir el consumo de sodio puede estar seguro de que el fabricante del producto que afirma que es “bajo en sodio” ("low sodium" en ingles) o “reducido en sodio” ("reduced in sodium") ha cumplido estas definiciones.

Pero no es necesario que memorice las definiciones. Simplemente mire la etiqueta de información nutricional para comparar las afirmaciones de diferentes productos con tamaños similares de porciones.

arriba

 Altos y bajos en los nutrientes

La mayoría de los nutrientes se deben declarar en la etiqueta de información nutricional como “porcentaje de valores diarios” (%DV, o "Percent Daily Value" en ingles), que indica el porcentaje del consumo diario recomendado en una porción de dicho producto y ayuda al consumidor a crear una dieta equilibrada. El porcentaje de valores diarios le permite ver si un producto tiene una cantidad alta o baja de nutrientes. La regla general es que el 20% de los valores diarios o más es alto, y 5% de los valores diarios o menos es bajo.

Los expertos en salud recomiendan mantener su consumo de grasas saturadas, grasas trans y colesterol lo más bajo posible debido a que estos nutrientes pueden aumentar su riesgo de enfermedad cardíaca. Es aquí donde el porcentaje de valores diarios en la etiqueta de información nutricional puede ser útil, explica Schneeman. No hay un porcentaje de valores diarios para las grasas trans, pero puede usar la etiqueta para averiguar si las grasas saturadas y el colesterol son altos o bajos, explica ella. Al comparar productos, mire la cantidad total de grasas saturadas más grasas trans para encontrar la más baja en ambos tipos de grasa.

Para nutrientes beneficiosos, como la fibra o el calcio, puede usar el porcentaje de valores diarios para elegir productos que contengan cantidades más altas. Las investigaciones han demostrado que comer una dieta rica en fibra puede disminuir sus probabilidades de contraer una enfermedad cardíaca y algunos tipos de cáncer. Además, comer alimentos que contengan calcio puede ayudar a disminuir su riesgo de contraer la enfermedad que debilita los huesos, la osteoporosis.

arriba

 Afirmaciones confusas

Los términos “natural”, “saludable” ("healthy" en ingles) y “orgánico” ("organic") a menudo causan confusión. Schneeman explica que “los consumidores parecen creer que ‘natural’ y ‘orgánico’ implican ‘saludable’, sin embargo, estos términos tienen diferente significado desde un punto de vista regulador”.

En conformidad con la política de la FDA, “natural” significa que el producto no contiene ingredientes sintéticos ni artificiales. “Saludable”, definido por reglamento, significa que el producto debe cumplir algunos criterios que limitan las cantidades de grasa, grasas saturadas, colesterol y sodio, y requieren cantidades mínimas específicas de vitaminas, minerales u otros nutrientes beneficiosos.

Un alimento etiquetado “orgánico” debe cumplir los estándares establecidos por el Departamento de Agricultura (USDA, por sus siglas en inglés). Los alimentos orgánicos difieren de los alimentos producidos convencionalmente en la forma en que se cosechan o producen. Sin embargo, el USDA no hace afirmaciones con respecto a que los alimentos producidos orgánicamente sean más seguros o más nutritivos que los producidos de manera convencional.

Por ejemplo, explica Schneeman, “un helado de primera calidad podría ser ‘natural’ u ‘orgánico’, e igual tener un alto contenido de grasa o de grasas saturadas, por lo que no cumpliría los criterios de ‘saludable’”.

arriba

 Pida y puede recibir

La ley exige que la mayoría de los alimentos envasados tengan una etiqueta de información nutricional. Esta etiqueta es voluntaria para muchos alimentos crudos, como las frutas, las verduras y el pescado. La FDA insta a las tiendas que venden alimentos crudos a mostrar o distribuir, cerca de estos alimentos, información nutricional a los compradores. Para que sea más fácil para los minoristas, la FDA creó avisos coloridos que se pueden descargar e imprimir de nuestro sitio Web.

Los avisos muestran información nutricional para las 20 frutas, verduras y los pescados crudos que más se consumen en los Estados Unidos.

“Si no se muestra información nutricional para estos alimentos crudos, queremos que los consumidores pregunten ‘¿dónde está la información nutricional de sus productos frescos?’”, explica Camille Brewer, directora adjunta de la Oficina de Nutrición, Etiquetas y Suplementos Alimenticios de la FDA. La industria responde a la demanda del consumidor, explica Brewer. “La industria nos indica todo el tiempo, ‘si los consumidores preguntan, les daremos información’”.

La FDA también insta a los consumidores a solicitar información nutricional en restaurantes de comida rápida o de servicio completo. De acuerdo con la Asociación Nacional de Restaurantes (National Restaurant Association) y el Servicio de Investigación Económica (Economic Research Service) del USDA, esta información ayudaría a los consumidores a tomar decisiones más saludables fuera de casa, donde los estadounidenses ahora gastan la mitad de su presupuesto total para alimentos.

Proporcionar información nutricional en un restaurante es voluntario, a menos que se haga una afirmación en relación al contenido de nutrientes o a la salud con respecto a un artículo o comida del menú. Una afirmación en relación al contenido de nutrientes puede ser “bajo en grasa” y una de salud puede ser “saludable para el corazón”. Si se hacen dichas afirmaciones, el restaurante debe darles a los clientes la información nutricional adecuada para estos artículos cuando se solicite. No es necesario que esta información esté en el menú ni en un tablero de menú que sea claramente visible para el consumidor. El restaurante tiene la opción de ofrecer esta información de varias formas, como en un folleto.

Muchos establecimientos que ofrecen servicios de alimentación tienen información nutricional para sus ofertas y proporcionarán la información en Internet o a los clientes que la soliciten.

arriba

Fecha de publicación:27 de marzo de 2008

 
-