Food

El gluten y el etiquetado de los alimentos

Available in English and PDF (1.1MB)

En agosto de 2013, la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) promulgó una normativa que dio definición al término “sin gluten” para el etiquetado de alimentos. Esta definición asegura a los consumidores, en particular a aquellos con enfermedad celíaca, que la indicación “sin gluten” en los productos alimenticios será uniforme y fiable en toda la industria de los alimentos, otorgándoles una herramienta estandarizada para controlar su salud y su ingesta dietética.

La normativa de la FDA para las indicaciones “sin gluten”

La normativa de la FDA para el etiquetado de los alimentos que no contienen gluten estandarizó el significado de la indicación “sin gluten” en las etiquetas de los alimentos. El uso de la indicación “sin gluten” es voluntario, lo cual significa que los fabricantes tienen la opción de usarla en las etiquetas de sus productos. No obstante, aquellos fabricantes que opten por etiquetar sus productos como “sin gluten” asumirán la responsabilidad de usar la indicación con veracidad y sin inducir a engaños, y de cumplir con todos los requisitos establecidos por la normativa e impuestos por la FDA.

Sin gluten y términos equivalentes

Los alimentos sin gluten pueden ser etiquetados de diferentes formas:

  • “sin gluten”
  • “libre de gluten”
  • “no contiene gluten”

La normativa de la FDA abarca estas tres variantes.

La normativa a fondo

La FDA fijó, entre otros criterios, un límite de menos de 20 partes por millón (ppm) de gluten para los alimentos que porten la etiqueta “sin gluten”, “libre de gluten” o “no contiene gluten”. Este nivel es el más bajo que puede detectarse fehacientemente en los alimentos mediante métodos de análisis científicamente validados. Estos mismos criterios son usados por otros países y organismos internacionales ya que las personas con enfermedad celíaca pueden tolerar muy pequeñas cantidades de gluten en los alimentos.

Antes de que se promulgase la normativa en 2013, no existían en EE.UU. estándares o definiciones para el etiquetado de los productos como “sin gluten” por parte de la industria alimentaria. Esto dejaba a muchos consumidores, en particular a aquellos con un problema de salud, con incertidumbre acerca del contenido de gluten en un alimento.

¿Qué es el gluten?

El gluten es la proteína que se encuentra naturalmente en el trigo, el centeno, la cebada y los cruces entre estos granos. Los alimentos que normalmente contienen gluten abarcan panes, tortas, cereales y pastas, entre otros muchos.

El gluten es la sustancia que da forma, firmeza y textura al pan y a otros productos elaborados con granos. Pero para los aproximadamente 3 millones de estadounidenses que tienen enfermedad celíaca, un trastorno digestivo autoinmune, consumir gluten puede tener graves consecuencias para la salud.

Granos al detalle

Es muy probable que ciertos granos contengan gluten por naturaleza, pero pueden ser liberados de este, incluyendo:

  • El trigo
  • El centeno
  • La cebada
  • Variedades híbridas, como el triticale

Un ingrediente derivado de un grano que contenga gluten puede ser etiquetado como “sin gluten” si este ha sido procesado para eliminar el gluten, y si el uso de dicho ingrediente implica la presencia de menos de 20 ppm de gluten en el alimento.

Alimentos que pueden ser etiquetados como “sin gluten”

Ya sea que un alimento haya sido procesado para eliminar el gluten o no contenga gluten por naturaleza, podrá ser etiquetado como “sin gluten” si cumple con todos los requisitos de la FDA para los alimentos considerados sin gluten. Algunos alimentos y bebidas como el agua mineral embotellada, las frutas, las verduras y los huevos no contienen gluten por naturaleza. No obstante, puesto que no es obligatorio que un alimento lleve la indicación “sin gluten” en su envase, es posible que aunque un producto no contenga gluten, su etiqueta en realidad no lo indique.

¿Qué sucede con los restaurantes?

La FDA reconoce que el cumplimiento de la normativa de alimentos sin gluten en los alimentos procesados y en aquellos servidos en los restaurantes es importante para la salud de las personas con enfermedad celíaca.

La normativa de la FDA estableció una definición federal del término “sin gluten” para los fabricantes de alimentos que etiquetan voluntariamente los alimentos regulados por la FDA como “sin gluten”. La definición se diseñó para proporcionar una manera confiable para que las personas con enfermedad celíaca eviten el gluten, y se espera que el uso de la etiqueta “sin gluten” por parte de los restaurantes esté en consonancia con la definición federal.

Dada la importancia que tiene para la salud pública el etiquetado de “sin gluten”, la FDA alentó también a la industria de los restaurantes a moverse con rapidez a fin de garantizar que el uso del etiquetado de “sin gluten” fuese coherente con la definición federal.

Además, los gobiernos estatales y locales desempeñan un papel importante en la supervisión de los restaurantes. La FDA trabaja con socios gubernamentales estatales y locales con respecto al etiquetado de los alimentos sin gluten en los restaurantes, y considerará la acción apropiada de cumplimiento según sea necesaria, sola o en combinación con otras agencias, para proteger a los consumidores.

El aspecto del etiquetado “sin gluten”

La normativa no exige que los fabricantes coloquen la indicación “sin gluten” en ningún lugar específico de la etiqueta del alimento. Por lo tanto, los fabricantes pueden decidir dónde colocar la indicación “sin gluten”, siempre y cuando no interfiera con la información obligatoria de la etiqueta y cumpla con los requisitos normativos.

  • Algunos fabricantes podrían elegir incluir el logotipo de un programa de certificación de alimentos sin gluten en las etiquetas de sus productos; sin embargo, la FDA no avala, acredita ni recomienda ningún programa de certificación independiente de alimentos sin gluten.
  • El envase de algunos alimentos que antes de la nueva normativa estaban etiquetados como “sin gluten”, posiblemente se verá igual que anteriormente ya que dichos alimentos ya cumplían con la nueva definición y, por tanto, su envase no habrá tenido que ser modificado.

Cumplimiento de la normativa

Los fabricantes tuvieron hasta agosto del 2014 para hacer que su etiquetado cumpliese con la normativa, otorgándoles tiempo suficiente para hacer los cambios necesarios en la composición o el etiquetado de los productos que etiquetaban como “sin gluten”. En la actualidad, cualquier alimento que se etiquete como “sin gluten” pero que no cumpla los requisitos de la normativa está sujeto a las medidas reguladoras impuestas por la FDA.

Productos abarcados por la normativa sobre alimentos sin gluten

La normativa de la FDA abarca todos los alimentos y bebidas (incluyendo alimentos envasados, suplementos dietéticos, frutas y verduras, huevos con cáscara y pescados) excepto:

  • Carnes, aves y ciertos productos a base de huevo: controlados por el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés)
  • La mayoría de las bebidas alcohólicas (todos los licores destilados, vinos con 7 por ciento o más de alcohol por volumen y bebidas hechas con cebada malteada y lúpulo): controladas por la Agencia de Impuestos y Comercio de Alcohol y Tabaco (TTB, por sus siglas en inglés)

Reporte de efectos adversos y cuestiones sobre el etiquetado

Los individuos que hayan experimentado una lesión o enfermedad y que crean que esto está vinculado al consumo de un alimento en particular, incluyendo personas con alergias alimentarias y aquellas con enfermedad celíaca, deberán, en primer lugar, buscar asistencia médica. Después, estos individuos deberán ponerse en contacto con la FDA.

Cualquier individuo puede reportar a la FDA un problema con un alimento o con su etiquetado, como el posible uso indebido del etiquetado “sin gluten”, de una de las siguientes formas:

  1. Poniéndose en contacto con MedWatch, el Programa de Reportes de Información de Seguridad y Eventos Adversos de la FDA, a través del teléfono 800-332-1088 o rellenando un formulario de reporte voluntario
  2. Poniéndose en contacto con el coordinador de quejas de los consumidores de su área, la lista de la FDA de coordinadores de quejas de los consumidores

Page Last Updated: 08/14/2015
Note: If you need help accessing information in different file formats, see Instructions for Downloading Viewers and Players.