• Decrease font size
  • Return font size to normal
  • Increase font size
U.S. Department of Health and Human Services

Food

  • Print
  • Share
  • E-mail

Section Contents Menu

News & Events

FDA: Los alimentos deben contener lo que dice la etiqueta

Red envelope icon for Govdelivery Reciba Actualizaciones para el Consumidor por Correo Electrónico

Have Food Allergies? Read the Label - Woman reading nutrition facts label in grocery store

RSS feed orange symbol Actualizaciones para el Consumidor en RSS Feed

In English

En esta página:

Como cualquier persona que se preocupa por lo que come su familia, usted incorpora el hábito de leer las etiquetas de los paquetes de comida cuando va de compras.  Y tiene el derecho de esperar que la información que figura en la etiqueta, incluida la lista de ingredientes, sea verdadera.
Las buenas noticias son que la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA por su sigla en inglés) lo protege.

La Ley Federal de Alimentos, Medicamentos y Cosméticos—que otorga autoridad a la FDA para trabajar en la protección a los consumidores—exige que las etiquetas que contienen los productos alimenticios empaquetados  el comercio interestatal no sean de ninguna manera falsas ni engañosas.

Para ello, en la medida que lo permitan los recursos, la FDA controla los productos alimenticios para garantizar que las etiquetas sean ciertas y no engañosas, explica Michael W. Roosevelt, director interino de cumplimiento del Centro de Seguridad y Nutrición Aplicada de la FDA (CFSAN por su sigla en inglés). Si un producto no está etiquetado como lo exige la ley, la agencia adopta las medidas apropiadas.

regrese al inicio 

La FDA interviene

Por ejemplo, cuando la FDA recibió quejas de empresas y abogados estadounidenses alegando que las importaciones de jugo de granada concentrado no eran100% jugo de granada, como figuraba en la etiqueta, la Agencia lo examinó detenidamente.

Después de haber realizado sus propios análisis, la FDA halló que algunas de las muestras contenían ingredientes no declarados, incluidos colorantes artificiales, edulcorantes y jugos de fruta más económicos, tales como los jugos de grosella negra, manzana, pera o cereza, en lugar del jugo de granada.

La FDA emitió un alerta de importación para el jugo de granada exportado por ciertas compañías de Irán y Turquía, en base a los hallazgos según los cuales las muestras analizadas por la FDA “no eran como decían ser en las etiquetas y por lo tanto eran adulteradas y estaban mal etiquetados”. Un alerta de importación permite a la FDA retener, sin un examen físico, productos importados que parecen violar la Ley Federal de Alimentos, Medicamentos y Cosméticos. Cuando se retiene un envío, el importador tiene una ventana de oportunidad para presentar evidencias para superar la apariencia de una violación y durante ese tiempo el producto no puede ser distribuido.

En otras circunstancias, cuando la Agencia identifica un producto alimenticio con etiquetas que son falsas o engañosas (que no reportan el contenido real), puede informar al fabricante, a menudo a través de una carta de advertencia, sobre la violación de la ley y puede exigir a la empresa que corrija el problema. La mayoría de las empresas contactadas por la FDA por violaciones relacionadas con las etiquetas cumple voluntariamente, dice Roosevelt.

Quienes no lo hacen pueden estar sujetos a otras acciones legales para que retiren  del comercio los productos engañosos. Bajo estas circunstancias, estos productos no pueden volver al mercado hasta que los fabricantes adopten las acciones necesarias para corregir las violaciones.

“En el caso del jugo de granada”, dice Roosevelt, “es responsabilidad del importador demostrar la exactitud de la etiqueta del producto”. “De lo contrario, el jugo no va a lograr ingresar en los Estados Unidos”.  

Otro ejemplo: En 2012, la FDA emitió una alerta de importación para los envíos de miel exportada de India, Malasia, Nueva Zelanda, Turquía y Vietnam debido a que se encontró que ciertos productos derivados de la miel provenientes de estos países habían sido adulterados mediante la sustitución parcial de edulcorantes de caña o maíz.

Las alertas de importación aparecen en fda.gov, y existen diferentes maneras de buscar compañías y productos. La FDA también dispone de una lista alfabética de cartas de advertencia por tema en la cual los consumidores pueden encontrar ejemplos anteriores de cartas de advertencia en las cuales se citan falsificaciones o adulteración de alimentos.

regrese al inicio 

Las regulaciones establecen normas

Además, las regulaciones de la FDA incluyen normas formales de identidad para muchas clases de alimentos, que incluyen leche y crema; queso y productos afines; postres congelados; productos de panadería; harinas integrales y productos derivados; productos de fideos y macarrones; frutas enlatadas; jugos de fruta enlatados; mermeladas de frutas, jaleas, conservantes y productos afines; tartas de frutas; verduras enlatadas; jugos de vegetales; vegetales congelados; huevos y productos derivados del huevo; pescados y mariscos; productos derivados del cacao, productos derivados de frutos secos y maníes; bebidas; margarina; edulcorantes y jarabes de mesa; y aderezos y saborizantes para las comidas.

Estas regulaciones ayudan a proteger a los consumidores contra el reemplazo intencional de ingredientes sin declarar dichos ingredientes en la etiqueta (por ejemplo, utilizar un ingrediente más barato, que no figura en la lista para reducir el costo de fabricación). Las normas de identidad exigen que los productos contengan los ingredientes requeridos por la norma.

“En otras palabras”, dice Roosevelt, “el producto es lo que la etiqueta dice”.

regrese al inicio 

Qué puede hacer un consumidor

La FDA recibe gran parte de su información sobre posibles violaciones en las etiquetas de los productos de los competidores en la industria y en ese caso la Agencia a menudo examina o evalúa el producto para confirmar o refutar las afirmaciones.

Sin embargo, si los consumidores sospechan que una etiqueta es falsa, la FDA también agradece la información que ellos puedan brindarle. Los coordinadores de quejas de los consumidores ubicados en oficinas de la FDA de 19 distritos en los Estados Unidos y en Puerto Rico escucharán, documentarán su reclamo o su inquietud y determinarán el proceso adecuado para su seguimiento. Usted puede encontrar el número del coordinador de reclamos en su área en fda.gov.

Usted también puede reportar eventos adversos relacionados con alimentos, medicamentos y otros productos regulados por la FDA a través de MedWatch. 

Este artículo aparece en la página de Actualizaciones para el Consumidor de la FDA que muestra lo más reciente de todos los productos regulados por la FDA

4 de Febrero de 2013

regrese al inicio