• Decrease font size
  • Return font size to normal
  • Increase font size
U.S. Department of Health and Human Services

Food

  • Print
  • Share
  • E-mail

El proyecto de ley sobre los alimentos tiene como objetivo mejorar la inocuidad de los alimentos

In English


La FDA ofrece esta traducción como un servicio para un amplio público internacional. Esperamos que encuentre útil esta traducción. Mientras que la agencia ha tratado de obtener una traducción lo más fiel posible a la versión en inglés, reconocemos que la versión traducida podría no ser tan precisa, clara o completa como la versión en inglés. La versión oficial de este documento es la versión en inglés.

 

Datos recientes de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades indican que cada año una de cada seis personas en los Estados Unidos sufre de alguna enfermedad transmitida por los alimentos. En los últimos años, brotes prominentes relacionados con varios alimentos, desde espinaca hasta productos de cacahuate y huevos, han puesto de relieve la necesidad de realizar continuas mejoras en cuanto a la inocuidad de los alimentos.

La Ley de Modernización de la Inocuidad de los Alimentos (FSMA, por sus siglas en inglés) ordena a la FDA establecer un sistema basado en la ciencia que aborde los peligros en la cadena que va desde la granja hasta la mesa del consumidor, y ponga mayor énfasis en la prevención de enfermedades transmitidas por los alimentos. El razonamiento es sencillo: cuanto mejor maneje el sistema la producción, elaboración, transporte y preparación de alimentos, mejor será nuestro suministro de alimentos.

Según las disposiciones de la FSMA, las empresas deberán formular y poner en práctica planes escritos de inocuidad de los alimentos, la FDA tendrá la autoridad para responder mejor y exigir retiradas de productos cuando ocurran problemas con la inocuidad de los alimentos, y podrá garantizar mejor que los alimentos importados sean tan inocuos para los consumidores como los alimentos producidos en los EE. UU.

La Comisionada de la FDA, Dra. A. Hamburg, afirma que el proyecto de ley —que el presidente Barack Obama firmó el 4 de enero— sienta las bases para un sistema de inocuidad de los alimentos del siglo XXI basado en la prevención que responsabiliza de dicha inocuidad a todos los integrantes de la cadena alimentaria mundial.

“Esta ley nos ayuda a dar los pasos críticos para fortalecer el sistema de inocuidad de los alimentos que es fundamental para la salud y seguridad del pueblo estadounidense”, afirma Hamburg.

La legislación, que según los expertos de la FDA transforma el sistema de inocuidad de los alimentos, incluye las siguientes disposiciones principales:

  • Los establecimientos de alimentos deben contar con un plan escrito de controles preventivos que especifique posibles problemas que podrían afectar la inocuidad de sus productos. Este plan describiría someramente los pasos que tomaría un establecimiento de alimentos para prevenir o minimizar considerablemente la probabilidad de que ocurran esos problemas.
  • La FDA debe establecer normas basadas en la ciencia para la producción y cosecha de frutas y verduras inocuas. Estas normas deben tener en cuenta no sólo los riesgos creados por el hombre para la inocuidad de los productos agrícolas frescos, sino también los peligros de origen natural como los representados por el suelo, los animales y el agua en el área de cultivo. 
  • Se dispone que la FDA aumente la frecuencia de las inspecciones. Los establecimientos nacionales de alto riesgo deben someterse a una inspección inicial en los próximos cinco años y no menos de cada tres años a partir de entonces. Durante el año próximo, la FDA deberá inspeccionar como mínimo 600 establecimientos extranjeros de alimentos y duplicar el número de esas inspecciones cada año en los siguientes cinco años. Con la disponibilidad de recursos, la FDA aumentará la capacidad de inspección para lograr estas metas importantes. 
  • La FDA tiene la autoridad de ordenar la retirada de alimentos poco seguros si la compañía de alimentos no los retira voluntariamente. La ley también dispone una norma más flexible para la detención administrativa (el procedimiento empleado por la FDA para evitar el traslado de alimentos sospechosos); permite a la FDA suspender el registro de un establecimiento de alimentos asociado con alimentos poco seguros, con lo cual le impide a éste distribuir alimentos; y ordena al organismo mejorar su capacidad de rastreo de alimentos nacionales e importados.

Si bien la FDA se encarga de regular casi todos los productos alimentarios, la legislación también reconoce que la inocuidad de los alimentos es una responsabilidad compartida entre los organismos de inocuidad de los alimentos estatales, locales, territoriales y tribales estadounidenses y extranjeros. Esta nueva legislación claramente respalda las actividades ya en marcha entre la FDA y nuestros socios reguladores para crear un sistema de inocuidad de los alimentos verdaderamente integrado.

La Dra Hamburg afirma que la nueva ley representa un paso crítico en fortalecer el sistema de inocuidad de los alimentos de los EE. UU., pero reconoce los desafíos afrontados en su plena aplicación ya que la legislación no incluye suficientes recursos arancelarios para cubrir los costos de los nuevos requisitos. Dice la comisionada: "Pedimos que el Congreso, la industria y otras partes interesadas colaboren con nosotros para garantizar que la FDA disponga de suficientes recursos arancelarios para lograr nuestras metas compartidas de inocuidad y defensa de los alimentos".

 

Este artículo aparece en la FDA's Consumer Updates page (página de informes actualizados de la FDA al consumidor), que incluye lo último en relación a todos los productos regulados por la FDA.

Publicado el 23 de diciembre de 2010.