• Decrease font size
  • Return font size to normal
  • Increase font size
U.S. Department of Health and Human Services

Food

  • Print
  • Share
  • E-mail

Seguridad alimentaria para futuras mamás: Profesionales de la medicina - Resumen de datos

 

Seguridad alimentaria para futuras mamásInformación importante para ayudarlo a educar a las mujeres acerca de la seguridad alimentaria durante el embarazo.

Este documento en inglés >   In English >


Por qué actualmente se habla tanto de la seguridad alimentaria
La seguridad alimentaria siempre ha sido un tema de salud importante. Sin embargo, hay muchos factores que hacen que el tema de la seguridad alimentaria sea más importante que nunca. Por ejemplo, en la actualidad:

  • comemos una mayor variedad de alimentos provenientes de todo el mundo.
  • comemos más alimentos preparados fuera de nuestros hogares.
  • ¡conocemos cinco veces más patógenos trasmitidos por los alimentos que hace 50 años!

Cada año en los EE.UU., las enfermedades transmitidas por los alimentos son la causa de:1
 

  • 48 millones de enfermedades gastrointestinales
  • 128,000 hospitalizaciones
  • 3,000 muertes 

Para las mujeres embarazadas y sus bebés no nacidos, los riesgos de las enfermedades transmitidas por los alimentos son especialmente graves.

Las mujeres embarazadas están en el grupo de alto riesgo de padecer enfermedades transmitidas por los alimentos porque: 

  1. el embarazo hace que al sistema inmunitario de la madre le sea difícil defenderse de las bacterias nocivas transmitidas por los alimentos.
  2. las bacterias nocivas transmitidas por los alimentos pueden atravesar la placenta e infectar al bebé.
  3. el feto no tiene un sistema inmunitario suficientemente desarrollado para defenderse de bacterias nocivas transmitidas por los alimentos.


Las mujeres embarazadas están en riesgo de: 

  • problemas de salud graves
  • partos prematuros
  • abortos espontáneos
  • muerte

Algunos riesgos de las enfermedades transmitidas por los alimentos pueden ser nocivos e, incluso, fatales para las mujeres embarazadas y sus bebés.
Es importante que las mujeres embarazadas estén atentas a estos tres riesgos de las enfermedades transmitidas por los alimentos: 

  1. Listeria: Este patógeno puede causar listeriosis. Se lo puede encontrar en:
  • Alimentos refrigerados, listos para consumir (lácteos, carne de res, pollo, pescados y mariscos)
  • Leche sin pasteurizar y productos lácteos o alimentos preparados con leche sin pasteurizar
  • Tierra
  • La Listeria es una de las causas más comunes de aborto espontáneo provocado por infección del feto.2
  • La mayoría de las infecciones de Listeria se producen durante el tercer trimestre del embarazo.3 Esto se debe a que la función del sistema inmunitario de la madre se ve particularmente reducida durante este período.
  • El feto o los recién nacidos sufren más que la mujer embarazada los efectos graves de la listeriosis durante el embarazo.4
  • La Listeria puede encontrarse en quesos blandos elaborados con leche sin pasteurizar.
  • Algunos estudios demuestran que las mujeres hispanas embarazadas pueden tener una mayor incidencia de listeriosis que las mujeres embarazadas no hispanas. Es muy probable que esto sea así, ya que es posible que estas mujeres elaboren y coman queso blando casero y otros alimentos tradicionales elaborados con leche sin pasteurizar.5
  • Los fetos infectados pueden sufrir retraso mental, ceguera, crisis epilépticas y parálisis. 
  1. Metilmercurio: Es un metal que puede encontrarse en determinados pescados. El mercurio cae por el aire y puede penetrar en el agua de superficie. Las bacterias en el agua transforman el mercurio en metilmercurio. Los pescados absorben metilmercurio al alimentarse de organismos acuáticos. El metilmercurio puede ser nocivo para los bebés por nacer si las mujeres embarazadas comen determinados pescados con altos niveles de este metal.
  • Ingiera un máximo de 12 onzas (2 comidas regulares) por semana de pescados o mariscos con bajo contenido de mercurio. Cinco de los pescados que se consumen con mayor frecuencia y que tienen un nivel bajo de mercurio son el camarón, el atún claro enlatado, el salmón, el abadejo y el siluro/bagre (Catfish). Otro pescado que se consume con frecuencia, el atún albacora o "blanco", contiene más mercurio que el atún claro enlatado. Por eso, cuando elija sus dos comidas con pescados y mariscos, puede ingerir un máximo de 6 onzas (una comida regular) de atún albacora por semana.
  • El metilmercurio puede acumularse en el torrente sanguíneo de la madre y, luego, pasar de ahí al del bebé por nacer.
  • Algunos pescados y mariscos contienen altos niveles de mercurio que podrían dañar el sistema nervioso en desarrollo de un bebé por nacer o un niño pequeño.
  • El metilmercurio se elimina del cuerpo en forma natural, pero es posible que tome más de un año volver a un nivel seguro. Es por eso que las mujeres que estén intentando quedar embarazadas también deben evitar la exposición al metilmercurio. 
  1. Toxoplasma: Este parásito puede causar toxoplasmosis. Se puede encontrar en:
  • Carne de res cruda y que no está bien cocida
  • Frutas y verduras sin lavar
  • Agua, polvo y tierra
  • Cajas de arena higiénica del gato sucias y lugares a la intemperie donde se puedan encontrar heces de gato.
  • La toxoplasmosis es una de las enfermedades transmitidas por los alimentos menos conocidas entre los consumidores.
  • Los bebés nacidos de madres que fueron infectadas por Toxoplasma por primera vez inmediatamente antes o durante el embarazo están en riesgo de padecer toxoplasmosis grave. 6 Los bebés pueden sufrir pérdida de la audición, retraso mental y ceguera.
  • Las mujeres embarazadas pueden contraer toxoplasmosis de los gatos. El T. gondii infecta esencialmente a todos los gatos que pasan algún tiempo a la intemperie. Los gatos se convierten en portadores de este parásito al comer animales pequeños o carne de res cruda infectados. Después, el parásito se transmite a las heces de gato. El gato no se enferma, por lo que es posible que las mujeres embarazadas no sepan si sus gatos tienen el parásito.


La buena noticia es que estos riesgos de las enfermedades transmitidas por los alimentos son fáciles de prevenir.
Para obtener más información acerca de cómo prevenir estos riesgos, consulte Listeria, Metilmercurio, y Toxoplasma.

 

¡Las buenas prácticas de seguridad alimentaria benefician a todos!

Referencias 

  1.  Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades.
  2.  Ibid.
  3.  Washington State University, Folleto Food Safety During Your Pregnancy(Seguridad alimentaria durante su embarazo), febrero de 2002.
  4.  Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, Medios de comunicación: Facts About Listeriosis (Datos sobre la Listeriosis), 25 de diciembre de 1998.
  5.  Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, Futura Mamá (Expecting Mother): A Model Program to Decrease Illness Associated with Unpasteurized Milk Products in Pregnant Hispanic/Latino Women (Un programa modelo para disminuir las enfermedades asociadas a los productos lácteos no pasteurizados en mujeres hispanas/latinas embarazadas), 2 de junio de 2002.
  6.  Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, Division of Parasitic Diseases — Toxoplasmosis Fact Sheet (Folleto sobre la toxoplasmosis).

Volver al principio

Para obtener más información acerca de la seguridad alimentaria, llame gratis a la Línea de información de alimentos de la FDA al 1-888-SAFE FOOD.