Food

Seguridad alimentaria para futuras mamás: Puntos Esenciales - Entretenimientos todo el año

Seguridad alimentaria para futuras mamásUna guía sobre seguridad alimentaria para todo el año, para ayudarla a mantener su seguridad y la de sus invitados mientras los agasaja.

Este documento en inglés >   In English > 

Seguridad alimentaria para futuras mamás  página principal 


Es primavera | Eventos de otoño | Diversión de verano | Entretenimientos todo el año | Obsequios festivos | ¿REALIDAD O MITO?

Independientemente de que usted ofrezca o asista a una fiesta por el nacimiento de un niño, una cena compartida, una fiesta de cumpleaños, una feria escolar o cualquier otro evento social, ¡en todos ellos hay comida! Disfrute de estos acontecimientos mientras mantiene a su bebé por nacer a salvo de las bacterias transmitidas por los alimentos. ¡Estos consejos la ayudarán a seleccionar, preparar y manipular los alimentos en forma segura todo el año!

Prevenir las enfermedades transmitidas por los alimentos es tan sencillo como:

1. Limpiar. Lávese las manos y lave las superficies con frecuencia.

2. Separar. Evite la contaminación cruzada.

3. Cocinar. Cocine a las temperaturas apropiadas.

4. Enfriar. Refrigere de inmediato.

Para obtener más información acerca de los 4 pasos sencillos para la seguridad alimentaria, consulte Seguridad alimentaria para toda la vida.  

Manipulación segura de los alimentos en eventos sociales

Haga que la seguridad alimentaria sea el centro de sus actividades recreativas durante su embarazo ¡y por más tiempo también!

4 pasos para comprar alimentos en forma segura 

  1. Separe la carne cruda de res, pollo, pescados y mariscos de otros alimentos en el carrito de compras del almacén y en las bolsas del almacén. Los jugos crudos de estos alimentos pueden contener bacterias nocivas, que pueden propagarse a otros alimentos. Una opción es guardar estos alimentos crudos en bolsas plásticas para retener los jugos.
  2. No compre un alimento si pasó la fecha “vender antes de”.
  3. Lleve los alimentos directamente a su hogar y refrigere los alimentos perecederos en forma inmediata para evitar que crezcan bacterias rápidamente en los alimentos.
  4. En épocas de calor, coloque los comestibles en el compartimiento para pasajeros con aire acondicionado de su auto en lugar de hacerlo en la cajuela caliente. Las bacterias pueden multiplicarse rápidamente a altas temperaturas. 

¡Futuras mamás, presten atención!

No incluyan estos alimentos en su lista de compras. No son seguros para usted ni para su bebé por nacer. 

  • Sushi o sashimi. El pescado crudo (lo que incluye ostras, almejas, mejillones y ostiones) o las comidas hechas con pescado crudo tienen más probabilidades de contener parásitos o bacterias que las comidas preparadas con pescado cocido.
  • Pez espada, lofolátilo, caballa gigante y tiburón. Estos pescados pueden contener altos niveles de metilmercurio, un metal que puede ser nocivo para su bebé por nacer. Si come otros pescados/mariscos cocidos no le traerá problemas si se selecciona otra variedad de especies durante el embarazo o mientras intenta quedar embarazada. Puede elegir mariscos, pescados enlatados, pescados de mar más pequeños o pescados de criadero y comer sin riesgos 12 onzas por semana de una amplia variedad de pescados cocidos. Una porción normal de pescado pesa entre 3 y 6 onzas. Ingiera un máximo de 12 onzas (2 comidas regulares) por semana de pescados o mariscos con bajo contenido de metilmercurio. Cinco de los pescados que se consumen con mayor frecuencia y que tienen un nivel bajo de metilmercurio son el camarón, el atún claro enlatado, el salmón, el abadejo y el siluro/bagre (Catfish). Otro pescado que se consume con frecuencia, el atún albacora o "blanco", contiene más metilmercurio que el atún claro enlatado. Por eso, cuando elija sus dos comidas con pescados y mariscos, puede ingerir un máximo de 6 onzas (una comida regular) de atún albacora por semana.
  • Brotes crudos (los que incluyen alfalfa, trébol, rábano y frijoles mung). Las bacterias pueden introducirse en las semillas de los brotes a través de grietas en la cáscara antes de que crezcan los brotes. Una vez que esto sucede, es casi imposible quitar dichas bacterias mediante el lavado. Los brotes cultivados en el hogar también son peligrosos si los come crudos. Muchas epidemias han estado vinculadas con semillas contaminadas. Si existen bacterias patógenas dentro de la semilla o en su superficie, dichas bacterias pueden crecer y alcanzar niveles elevados al brotar la semilla, incluso en condiciones limpias.
  • Jugo sin pasteurizar o sin tratar. Estos jugos suelen encontrarse en las secciones de alimentos refrigerados de los almacenes, las tiendas de alimentos saludables, las bodegas de sidra o los mercados agrícolas. Deben tener esta advertencia en la etiqueta:

ADVERTENCIA: Este producto no ha sido pasteurizado y, por lo tanto, puede contener bacterias nocivas que pueden provocar graves enfermedades en niños, ancianos y personas con sistema inmunitario debilitado.

Nota: Es posible que los jugos recién exprimidos y vendidos por vaso, como los de mercados agrícolas, los de puestos callejeros o los de algunas barras que sirven jugos, no estén pasteurizados ni tratados de algún otro modo para garantizar su seguridad. Para estos productos no se requieren etiquetas de advertencia. Las mujeres embarazadas y los niños pequeños deben evitar consumir estos jugos.

Si no tiene la seguridad de que el jugo ha sido procesado para la eliminación de bacterias nocivas, no consuma el producto o hiérvalo antes de consumirlo para eliminar toda bacteria nociva.

Puede tomar jugo pasteurizado o con estabilidad en almacenamiento. El jugo pasteurizado puede encontrarse en las secciones de jugos refrigerados o congelados de las tiendas. Al igual que la leche, el jugo pasteurizado se debe refrigerar o congelar. El jugo con estabilidad en almacenamiento puede almacenarse en estantes sin refrigeración y se lo suele encontrar en la sección de jugos no refrigerados de las tiendas. Se envasa en cajas, botellas o latas, que son recipientes con estabilidad en almacenamiento. 

Una aclaración acerca de la Listeria monocytogenes

Esta bacteria puede ser especialmente nociva para usted y su bebé por nacer y puede encontrarse en los siguientes alimentos: 

  • Salchichas fiambres y embutidos. Puede comerlos si los recalienta hasta que estén bien calientes.
  • Quesos blandos (entre los que se encuentran Feta, Brie, Camembert, “quesos con venas azules”, “queso blanco”, “queso fresco” y Panela). Puede comerlos si la etiqueta dice que están elaborados con leche pasteurizada. Revise la etiqueta.
  • Patés o pastas de carne para untar refrigerados.
  • Pescado ahumado refrigerado. Puede comerlo si está cocido, como por ejemplo, en un guiso. (El pescado ahumado refrigerado, como por ejemplo, el salmón, la trucha, el pescado blanco, el bacalao, el atún o la caballa, generalmente tienen la etiqueta “nova-style” (estilo Nueva Escocia), “lox”, “kippered”, “smoked” (ahumado) o “jerky” (salado). Estos pescados se encuentran en la sección de alimentos refrigerados o se venden en las fiambrerías de almacenes y en tiendas de delicatessen).
  • Leche cruda (sin pasteurizar) o alimentos que contengan leche sin pasteurizar. Toda la leche que se vende en el comercio interestatal está pasteurizada (procesada con calor para eliminar bacterias nocivas). Sin embargo, otros productos lácteos, como los quesos, no siempre están hechos con leche pasteurizada. Dichos productos se pueden fabricar y vender en forma local, como en granjas de lácteos o tiendas de queso locales. Asegúrese de que todos los productos lácteos que consuma estén hechos con leche pasteurizada. Revise la etiqueta. 

3 maneras de descongelar alimentos congelados en forma segura

  1. En el refrigerador. Las temperaturas frías evitan que la mayoría de las bacterias nocivas se multipliquen.
  2. En agua fría. Cambie el agua cada media hora para mantener el agua fría.
  3. Usando el microondas, pero cocine los alimentos inmediatamente después de descongelarlos.

Nota: No descongele los alimentos a temperatura ambiente. Pueden crecer bacterias en la “zona de peligro”, el rango de temperaturas que generalmente está entre 40° y 140° F (4° y 60° C). 

Platos divertidos

Sea creativa y tiente a sus invitados con una variedad de platos divertidos, pero mantenga seguros los alimentos elegidos. Éstas son las instrucciones sobre cómo hacerlo:

Cocinar bien

  • Al calentar los alimentos a la temperatura adecuada durante el tiempo suficiente se matan las bacterias nocivas. Por lo tanto, cocine bien la carne de res, pollo, pescados y huevos. Para obtener las temperaturas de cocción recomendadas, consulte Cocinar.
  • Algunos huevos crudos pueden contener bacterias nocivas. Algunas de sus recetas caseras favoritas pueden contener huevos crudos o ligeramente cocidos. Éstos pueden estar presentes en el aderezo para ensalada César, helados, cremas y flanes, mousse de chocolate y algunas salsas. Éstas son algunas formas seguras de preparar sus alimentos favoritos que contengan huevo:
    • Agregue los huevos a la cantidad de líquido necesaria para la receta y luego caliente toda la mezcla.
    • Utilice los alimentos enumerados en la forma en la que se compran en las tiendas, que generalmente ya están cocidos o pasteurizados.
  • Compre huevos pasteurizads. Puede encontrar estos huevos en algunos supermercados y tienen la etiqueta “pasteurizados” (pasteurized). Estos son algunos de los tipos de huevos que pueden comprar los consumidores:
    • Huevos frescos, pasteurizados con cáscara (en la sección de alimentos refrigerados)
    • Productos líquidos, pasteurizados que contengan huevo (en la sección de alimentos refrigerados)
    • Productos congelados, pasteurizados que contengan huevo (en la sección de alimentos congelados)
    • Clara de huevo en polvo (en la sección de panadería)

Mantener los alimentos fríos

Refrigere todos los alimentos perecederos (aquellos que pueden echarse a perder o contaminarse por las bacterias si no se mantienen refrigerados) hasta la hora de servirlos. Entre estos alimentos se encuentran:

  • Sándwiches cortados en tiras para comer con las manos
  • Trozos de queso
  • Suflés
  • Ensalada de frutas
  • Salsas
  • Alimentos que contienen productos lácteos

¡Buffet súper abundante!

Organice un buffet libre de bacterias siguiendo estos consejos útiles:

La importancia del tamaño
Si planea un buffet en su casa y no está segura de con qué rapidez consumirán los alimentos, presente el buffet en porciones pequeñas. Prepare una cantidad de platos pequeños por adelantado. Almacene los platos de refuerzo fríos en el refrigerador o mantenga los platos calientes en el horno a una temperatura de 200° F a 250° F (-73° C a -23° C) antes de servirlos. De esta forma, los invitados que lleguen tarde podrán disfrutar de las mismas delicias que los que llegaron temprano.

Tome la temperatura
Los alimentos calientes se deben mantener a una temperatura interna de 140° F (60° C) o más. Use un termómetro para alimentos para tomar la temperatura. Sirva o mantenga los alimentos calientes en fuentes con calentador, cazuelas de barro y bandejas calentadoras. Nota: Algunos calentadores sólo mantienen los alimentos a temperaturas de 110° F a 120° F (-163° C a -153° C); revise la etiqueta del producto para asegurarse de que su calentador puede mantener alimentos a 140° F o más.

Enfríe
Los alimentos fríos deben mantenerse a 40° F (4° C) o menos. Mantenga los alimentos fríos refrigerados hasta la hora de servirlos. Si los alimentos van a quedar sobre la mesa buffet por más de dos horas, coloque los platos con alimentos fríos sobre hielo para retener el frío.

Manténgalos frescos
No agregue alimentos nuevos a una fuente ya servida. Por el contrario, reemplace las fuentes casi vacías por fuentes de alimentos recién servidos. Las bacterias de las manos de las personas pueden haber contaminado los alimentos. Además, las bacterias pueden haber comenzado a multiplicarse a temperatura ambiente.

Esté atenta al reloj
Recuerde la regla de las dos horas: Deseche todo alimento perecedero que haya estado a temperatura ambiente durante más de dos horas, a menos que los mantenga calientes o fríos. Si el buffet se realiza en un lugar donde la temperatura supera los 90° F, el tiempo de conservación segura se reduce a una hora.

¿Se lleva la comida que quedó?
Asegúrese de refrigerar la comida que quedó inmediatamente después de llegar a su hogar.

Para obtener más información acerca de la seguridad alimentaria, llame gratis a la Línea de información de alimentos de la FDA al 1-888-SAFE FOOD.

Volver al principio

Page Last Updated: 06/18/2014
Note: If you need help accessing information in different file formats, see Instructions for Downloading Viewers and Players.