• Decrease font size
  • Return font size to normal
  • Increase font size
U.S. Department of Health and Human Services

Food

  • Print
  • Share
  • E-mail

Seguridad alimentaria para futuras mamás: Alimentos seguros - Alimentos listos para consumir

Seguridad alimentaria para futuras mamásBienvenida a Alimentos seguros, su guía detallada para seleccionar, preparar y manipular los alimentos en forma segura no sólo durante su embarazo, ¡sino también luego de que su bebé nazca!

Este documento en inglés >   In English >

Alimentos seguros


Carne de res, pollo, pescados y mariscos|Lácteos y huevos|Frutas, verduras y jugos|Alimentos listos para consumir|Comer fuera y llevar comida preparada a casa
 

Alimentos listos para consumir

Alimentos listos para consumir

Protegerse a usted misma y a su bebé por nacer de la Listeria sólo requiere seguir estos consejos para una selección y preparación cuidadosa de los alimentos.
 

 

Consejos para futuras mamás


¿Qué es? La Listeria es una bacteria que puede encontrarse en los alimentos perecederos listos para consumir, como los lácteos, la carne de res, pollo, pescados y mariscos. Es inusual porque se puede desarrollar a temperaturas de refrigeración, mientras que la mayoría de las demás bacterias transmitidas por los alimentos no poseen esta característica. También puede ser particularmente nociva para usted y su bebé por nacer.

Para obtener más información, consulte Listeria.

 

Controle el tiempo y las temperaturas

  • Su refrigerador debe indicar una temperatura de 40° F (4° C) o inferior, y el congelador debe estar a 0° F (-18° C). Coloque un termómetro especial en el refrigerador y tome la temperatura en forma periódica. Durante el ciclo de descongelación automática, es posible que la temperatura registrada sea ligeramente superior a 40° F. Esto está bien.
  • Refrigere o congele alimentos perecederos, alimentos preparados y la comida que haya quedado dentro de las dos horas posteriores a haberla comido o preparado. Siga la Regla de las 2 horas: Deseche los alimentos que queden fuera del refrigerador a temperatura ambiente durante más de dos horas. Cuando las temperaturas sean superiores a 90° F (32° C), deseche los alimentos después de transcurrida una hora.
  • Utilice lo antes posible los alimentos perecederos listos para consumir, como por ejemplo, lácteos, carne de res, pollo, pescados y productos frescos.

 

Limpie el refrigerador

  • Limpie su refrigerador con regularidad.
  • Limpie inmediatamente cualquier derrame.
  • Limpie las paredes interiores y los estantes con agua caliente y detergente líquido suave para platos. Después, enjuague.
  • Una vez por semana, verifique las fechas de vencimiento. Deseche los alimentos si ya ha pasado la fecha. Siga los tiempos de almacenamiento recomendados para los alimentos. Consulte la Tabla de almacenamiento en refrigerador y congelador  PDF | 21.2 KB).

 

¿Comer o no comer?

 

No coma:

  • Salchichas ni fiambres, a menos que estén recalentados y bien calientes.
  • Quesos blandos, como Feta, Brie y Camembert, quesos con venas azules, queso blanco, queso fresco ni Panela, a menos que estén procesados con leche pasteurizada. Asegúrese de que la etiqueta diga “hecho con leche pasteurizada”.
  • Patés o pastas de carne para untar refrigerados.
  • Mariscos ahumados, a menos que esté cocido, como por ejemplo, en un guiso. (Los mariscos ahumados, como por ejemplo, el salmón, la trucha, el pescado blanco, el bacalao, el atún o la caballa, generalmente tienen la etiqueta “nova-style” (estilo Nueva Escocia), “lox”, “kippered”, “smoked” (ahumado) o “jerky” (salado). Estos pescados se encuentran en la sección de alimentos refrigerados o se venden en las fiambrerías de almacenes y tiendas de delicatessen).
  • Leche cruda (sin pasteurizar) o alimentos que contengan leche sin pasteurizar.

 

Puede comer:

  • Patés y pastas de carne para untar enlatados o con estabilidad en almacenamiento (pueden almacenarse en estantes sin refrigeración).
  • Mariscos ahumados enlatados o con estabilidad en almacenamiento.
  • Leche pasteurizada o alimentos que la contengan.

Charla inteligente para futuras mamás


 “Escuché hablar acerca de la Listeria en relación con el embarazo. ¿Qué hace que esta bacteria sea más nociva para mí y para mi bebé que otras bacterias transmitidas por los alimentos?"
Todas las bacterias transmitidas por los alimentos pueden representar un riesgo para las mujeres embarazadas y las personas en general, por lo que es importante que todos sigamos siempre buenas prácticas de seguridad alimentaria. Pero debido a que el sistema inmunitario de las mujeres embarazadas cambia constantemente durante los nueve meses de embarazo, determinados patógenos transmitidos por los alimentos, como la Listeria y el Toxoplasma (un parásito que puede encontrarse en la carne de cerdo, cordero o venado cruda o que no está bien cocida; en agua contaminada; y en arena higiénica del gato) y el metilmercurio (un metal presente en algunos pescados y mariscos), logran atravesar la placenta y llegar al feto en forma más efectiva que otros patógenos transmitidos por los alimentos.

 Estos riesgos no suelen hacer que las madres se sientan enfermas, pero pueden tener efectos severos en los bebés no nacidos. La buena noticia es que ¡son fáciles de prevenir! (Consulte Seguridad alimentaria para toda la vida para conocer cuatro pasos sencillos para prevenir las enfermedades transmitidas por los alimentos). Para obtener más información, consulte Listeria, Metilmercurio y Toxoplasma.


 “¿La temperatura de mi refrigerador realmente es importante para ayudar a disminuir el desarrollo de la Listeria?”
¡Sí, asegurarse de que la temperatura interna de su refrigerador sea de 40° F (4° C) es realmente importante! La Listeria puede desarrollarse a temperaturas de refrigeración, pero a 40° F (4° C) o menos, crece más lentamente. Recuerde, cuantas más bacterias haya, mayores son las probabilidades de contraer enfermedades transmitidas por los alimentos. Además, consumir los alimentos perecederos listos para comer lo antes posible implica que la Listeria tendrá menos tiempo para crecer. Y asegúrese de seguir los consejos antes mencionados para limpiar su refrigerador. ¡Esto también ayudará a mantener la Listeria alejada! 


“Leí noticias acerca del retiro de alimentos relacionado con la Listeria. ¿Qué debo hacer si tengo alimentos que fueron retirados del mercado debido a la Listeria?”
No consuma ningún alimento que haya sido retirado de los estantes de los almacenes. Devuelva siempre los alimentos retirados del mercado al lugar donde los compró. Para obtener información acerca de los últimos productos retirados del mercado, consulte el sitio Web: www.recalls.gov.


Para obtener las temperaturas de cocción recomendadas para los alimentos, consulte la tabla Aplique calor (PDF | 20.3 KB).


Volver al principio

Para obtener más información acerca de la seguridad alimentaria, llame gratis a la Línea de información de alimentos de la FDA al 1-888-SAFE FOOD.