• Decrease font size
  • Return font size to normal
  • Increase font size
U.S. Department of Health and Human Services

Food

  • Print
  • Share
  • E-mail

Seguridad alimentaria para futuras mamás: Alimentos seguros - Frutas, verduras y jugos

Seguridad alimentaria para futuras mamásBienvenida a Alimentos seguros, su guía detallada para seleccionar, preparar y manipular los alimentos en forma segura no sólo durante su embarazo, ¡sino también luego de que su bebé nazca!

Este documento en inglés >   In English >

Carne de res, pollo, pescados y mariscos|Lácteos y huevos|Frutas, verduras y jugos|Alimentos listos para consumir|Comer fuera y llevar comida preparada a casa

Frutas, verduras y jugos

Las frutas, las verduras y los jugos frescos son deliciosos y le hacen bien. Seleccionar y manipular cuidadosamente estos alimentos ayudará a prevenir enfermedades que ellos pudieran transmitir. Siga estos consejos para su seguridad. 

Consejos para toda la vida

 

¡Lave las frutas y las verduras!


Las frutas y verduras crudas pueden contaminarse con bacterias nocivas. Ésta es la forma adecuada de prepararlas y manipularlas en forma segura: 

  • Enjuague bien las frutas y verduras crudas con agua corriente antes de comerlas o prepararlas, especialmente las frutas que tenga que pelar o cortar, como el melón cantalupo y otros melones, ya que puede haber bacterias en la cáscara o piel externa.
  • No utilice jabón, detergentes ni soluciones de lejía para lavar productos frescos.
  • Como precaución adicional, utilice un pequeño cepillo para productos frescos para quitar la suciedad superficial.
  • Intente cortar las áreas dañadas o golpeadas, ya que es posible que en esos puntos se desarrollen bacterias.

 

Mujeres embarazadas, ¡presten atención!


El Toxoplasma es una parásito que puede encontrarse en frutas y verduras sin lavar, y puede ser particularmente nocivo para las futuras mamás y los bebés no nacidos. Para obtener más información, consulte Toxoplasma.

 

El problema de los brotes


Las bacterias pueden introducirse en las semillas de brotes o germinados a través de grietas en la cáscara antes de que éstos crezcan. Una vez que esto sucede, es casi imposible quitar dichas bacterias mediante el lavado. Los brotes o germinados cultivados en el hogar también son peligrosos si se come crudos. Muchas epidemias han estado vinculadas con semillas contaminadas. Si existen bacterias patógenas dentro de la semilla o en su superficie, dichas bacterias pueden desarrollarse y alcanzar niveles elevados al brotar la semilla, incluso en condiciones limpias. Para reducir sus riesgos:

  • Evite consumir brotes crudos de todo tipo (incluidos alfalfa, trébol, rábano y frijoles mung).
  • Cocine bien los brotes. De esta forma, reducirá significativamente el riesgo de enfermedades.
  • Controle los sándwiches y ensaladas comprados en restaurantes y tiendas de delicatessen. A menudo contienen brotes crudos. Solicite que no agreguen brotes crudos a su comida.

 

CONSEJOS jugosos


Al pelar, cortar o exprimir frutas y verduras, puede haber bacterias nocivas en el exterior que pueden introducirse en los productos frescos. Para prevenir enfermedades transmitidas por los alimentos, beba únicamente jugos pasteurizados o que hayan sido tratados de alguna otra forma para eliminar toda bacteria nociva. ¡Lea la etiqueta! También recuerde enjuagar bien las frutas y verduras crudas con agua corriente antes de comerlas o prepararlas en su hogar.

Jugo pasteurizado: Dónde encontrarlo



Jugo pasteurizado o con estabilidad en almacenamiento


El jugo pasteurizado puede encontrarse en las secciones de jugos refrigerados o congelados de las tiendas. Al igual que la leche, el jugo pasteurizado debe ser refrigerado o congelado.

El jugo con estabilidad en almacenamiento puede almacenarse en estantes sin refrigeración, y se lo suele encontrar en la sección de jugos no refrigerados de las tiendas. Se envasa en cajas, botellas o latas, que son recipientes con estabilidad en almacenamiento.

Jugo sin pasteurizar o sin tratar


Se lo suele encontrar en las secciones de alimentos refrigerados de los almacenes, en tiendas de alimentos saludables, bodegas de sidra o mercados agrícolas. Deben tener la siguiente advertencia en la etiqueta:

ADVERTENCIA:

Este producto no ha sido pasteurizado y, por lo tanto, puede contener bacterias nocivas que pueden provocar graves enfermedades en niños, ancianos y personas con sistema inmunitario debilitado.
 

Nota:

Es posible que los jugos recién exprimidos y vendidos por vaso, como los de mercados agrícolas, los de puestos callejeros o los de algunas barras en que sirven jugos, no estén pasteurizados ni tratados de algún otro modo para garantizar su seguridad. Para estos productos no se exigen etiquetas de advertencia. Las mujeres embarazadas y los niños pequeños deben evitar consumir estos jugos.
Si no tiene la seguridad de que el jugo ha sido procesado para la eliminación de bacterias nocivas, no consuma el producto o hiérvalo antes de consumirlo para eliminar toda bacteria nociva.

 


Charla inteligente para futuras mamás


 “Nunca leí las etiquetas de los jugos. ¿No todos los jugos están pasteurizados?”
El noventa y ocho por ciento de los jugos vendidos en los Estados Unidos están pasteurizados (se aplica calor a los jugos para eliminar las bacterias nocivas). El 2% restante no lo están y pueden contener bacterias nocivas. Para su seguridad y la de su bebé, lea siempre las etiquetas para asegurarse de que el jugo esté pasteurizado.


“¡Me encantan los ‘licuados’! ¿Es peligroso que los tome durante mi embarazo?”
Hubo epidemias de enfermedades transmitidas por los alimentos asociadas con la ingesta de “licuados” (mezclas de bebidas frutales) hechas con jugo sin pasteurizar. Los “licuados” hechos con jugo pasteurizado no son peligrosos. Si prepara un “licuado” en su hogar o lo pide en un restaurante, asegúrese de que esté hecho con este tipo de jugo. Además, si usa frutas frescas, asegúrese de lavarlas bien con agua corriente.


“Pensé que el ácido del jugo eliminaba cualquier bacteria que pudiera haber. ¿Esto no es así?”
No, el ácido no siempre elimina las bacterias, a menudo sólo desacelera o detiene su desarrollo. Además, existen algunas bacterias que son muy resistentes al ácido. Por ejemplo, la E. coli O157:H7 puede sobrevivir durante un tiempo prolongado en jugos ácidos, como el de naranja o manzanas.


Volver al principio

Para obtener más información acerca de la seguridad alimentaria, llame gratis a la Línea de información de alimentos de la FDA al 1-888-SAFE FOOD.